Insuficiencia Venosa Crónica | Causas y factores de riesgo

La insuficiencia venosa crónica es una de las enfermedades crónicas más frecuentes en la población. De hecho, a mayor edad, mayor probabilidad de aparición de la enfermedad. Asimismo, la Insuficiencia Venosa Crónica es la incapacidad de las venas para realizar el adecuado retorno de la sangre al corazón, lo que provoca la acumulación de ésta en las piernas. Por lo tanto, esto da lugar a un aumento de la presión en el interior de las venas provocando inflamación y la consiguiente aparición de síntomas.

La insuficiencia venosa crónica es un grado avanzado de la enfermedad venosa crónica en la que existe aparición de insuficiencia valvular importante y aumento de la presión venosa con la consiguiente aparición de varices y alteraciones dérmicas (dermatitis, varicorragia o úlceras).

La enfermedad venosa crónica afecta a un 25% de la población adulta, pudiendo llegar al 50% de la población en edad avanzada.

Por qué padezco insuficiencia venosa

Causas de insuficiencia venosa crónica

La enfermedad venosa crónica (EVC) puede ser primaria o idiopática y secundaria.

En la primaria, el factor determinante es la incompetencia de las válvulas venosas producida por la alteración del funcionamiento de las vávulas o por un defecto en la estructura de estas (malformación congénita) o bien por ambos mecanismos. La etiología en la mayoría de los casos (95-97%) es primaria o idiopática.

La EVC puede también ser secundaria a una trombosis venosa profunda que provoca destrucción valvular u obstrucción al flujo. Otras causas secundarias serían los traumatismos, tumores, infecciones, etc.

La incompetencia valvular provoca un reflujo venoso que aumenta la presión venosa, provocando la dilatación de las venas superficiales (varices) y alteraciones en la microcirculacióncon con la aparición de lesiones tróficas.

Factores que provocan insuficiencia venosa

Prinicipales factores de riesgo

Es importante el conocimiento de los factores de riesgo de la EVC. Todo ello nos permitirán intervenir y evitar aquellas situaciones que provocan la enfermedad, además retrasaremos su aparición.

Existen una serie de factroes de riesgo que debemos conocer y que se dividen en factores desencadenanrtes modificables y no modificables.

Modificables

  1. Factores hormonales. Los anticonceptivos orales u otros preparados hormonales puede favorecer el desarrollo de Trombosis venosa Profunda y la aparición de clínica de obstrucción. Las fluctuaciones hormonales durante el ciclo ovárico de la mujer influyen sobre la aparición de la insuficiencia venosa crónica. Algunos autores, hablan de la influencia de otras hormonas como las hormonas tiroideas.
  2. Embarazo. Se puede considerar el factor desencadenate más importante. Muchas de las manifestaciones de insuficiencia venosa que aparecen durante el embarazo pueden desaparecer tras el parto. En el desarrollo de la enfermedad venosa influye los cambios hormonales, el incremento del volumen sanguineo y el aumento de la presión intraabdominal. Por consiguiente, es más frecuente la aparición de enfermedad venosa crónica en mujeres multíparas.
  3. Estreñimiento crónico. El esfuerzo necesario para evacuar las heces, produce un aumento de la presión intrabdominal que dificulta el retorno venoso.
  4. Obesidad. Muchas personas con enfermedad venosa tienen obesidad que dificulta el retorno venoso. No hay que olvidar que la obesidad influye sobre los cambios hormonales y además suele asociarse con estreñimiento crónico.
  5. Ortostatismo prolongado y posición sentada prolongada. Se incrementa la resistencia venosa y se favorece la estasis sanguínea. Existen determinadas profesiones de riesgo para padecer la enfermedad venosa crónica como peluqueros, camareros, recepcionistas, etc. Las profesiones de riesgo son aquellas en las que una persona pasa más de 5 horas de su jornada laboral de pie o sentado.
  6. Sedentarismo. Favorece el estancamiento de la sangre venosa en lo miembros inferiores debido al efecto de la acción de la gravedad sobre el flujo sanguíneo.
  7. Uso de prendas de vestir ajustadas. Estas prendas pueden ocasionar una compresión circular en las extremidades inferiores incrementando la resistencia venosa y favoreciendo el acúmulo de sangre a nivel distal.
  8. Exposición al calor. Puede producir una venodilatación cutánea y enlentecimiento circulatorio.

Prevención de la insuficiencia venosa

No Modificables

  1. Edad. Es bien conocido el incremento de la frecuencia de enfermedad venosa con la edad. Y esto es debido a que la edad provoca cambios en la estructura de las paredes de las venas (pérdida de elasticidad y firmeza)
  2. Sexo. Es el segundo factor más importante. Ciertamente existe una mayor prevalencia de casos en mujeres que en hombres sobretodo en edad adulta, pero a medida que aumenta la edad, la prevalencia en ambos sexos es similar.
  3. Raza. Se ha descrito una mayor aparición de enfermedad venosa crónica en países del norte y centro de Europa. Por el contrario, las personas asiáticas y africanas presentan una menor incidencia de la enfermedad con respecto a personas de raza blanca.
  4. Genéticos. Parece que existe una predisposición genética. La EVC se transmite de forma variable, unas veces con carácter recesivo y otras con carácter dominante. Algunas publicaciones muestran que el riesgo de que los hijos desarrollen enfermedad venosa es casi del 90%, si ambos padres sufren la enfermedad y del 50%, si uno de los padres la sufre.

Valoración de la enfermedad

Conocer los factores de riesgo y la evolución de la enfermedad, la evaluación clínica debe centrarse en los síntomas y signos de la enfermedad venosa par realizar un adecuado diagnóstico clínico. En algunos casos, la EVC es asintomática a pesar de asociar varices u otro signo.

Existe actualmente el consenso de valoración de la enfermedad venosa crónica basándose en las manifestaciones clínicas (C), factores etiológicos (E), distribución anatómica (A) y hallazgos fisiopatológicos (P), que fue revisado en 2004. Esta clasificación se denomina CEAP y el objetivo de esta clasificación es determinar la presencia de signos y síntomas, gravedad clínica, localización y el tipo de enfermedad venosa (primaria, secundaria, congénita). Es la clasificación que se acepta de forma general en todo el mundo.

Clasificación CEAP
C

 

Clínica

CO: sin signos visibles ni palpables
C1: telagiectasias o venas reticulares
C2: Varices
C3: Edema
C4: Cambios cutáneos sin úlcera
C5: Cambios cutáneos con úlcera cicatrizada
C6: Cambios cutáneos con úlcera activa
A: Asintomático
S: Sintomático
E Etiología Ec: Congénita
Ep: Primaria
Es: Secundaria
A Anatomía As: Venas superficiales
Ad: Venas profundas
Ap: Venas perforentes
P Fisiopatología Pr: Reflujo
Po: Obstrucción
Pro: Reflujo y obstrucción

Existen otros tipos de clasificaciones de la enfermedad venosa crónica atendiendo a otros criterios. Por ejemplo, basándose en el número de varices y la localización de éstas. Se dividen en 4 grados para la vena safena interna y en 3 grados para la vena safena externa, pero se utilizan de forma menos frecuente.

El mejor tratamiento para la insuficiencia venosa

Tratamiento

El tratamiento de la EVC debe ser individualizado y consistirá en evitar o atenuar los factores de riesgo modificables, la terapia compresiva, el tratamiento farmacológico, la escleroterapia y la cirugía, según el estadio evolutivo de la enfermedad.

El objetivo del tratamiento farmacológico será restablecer el tono venoso, para que mejore la permeabilidad del vaso. Además, estos tratamientos son más eficaces en los estadios tempranos de la enfermedad puesto que consigue reducir la tendencia a la formación de edemas y de sus síntomas asociados.

Dado que este tipo de alteraciones generalmente requiere un tratamiento prolongado en el tiempo, es indispensable que los productos utilizados en la prevención y el tratamiento de la EVC se encuentren, en lo posible, exentos de efectos colaterales. Es decir, que dispongan de un buen perfil de tolerancia a largo plazo. Estos requisitos suelen estar presentes en los medicamentos venotónicos a base de principios naturales, que alcanzan un equilibrio entre seguridad y eficacia. Algunos principios naturales gozan de eficacia clínica cientificamente probada como son la Vitis Vinífera, castaño de indias, ruscus y algunos rutósidos.

Referencias
• Espejel-Blancas, J. A., de Jesús Chinchilla-Hernández, R. A., Garcés-Martínez, M. G., Guevara-Saldívar, M. I. H., Lemoine-Piñones, C. E., Sánchez-Morett, R., … & Hernández-Tejeda, R. V. (2019). Insuficiencia venosa crónica y enfermedad hemorroidal en México: Opinión de expertos. Revista Mexicana de Angiología, 46(4), 204-212.
• Courtois, M. C., & Zambon, J. (2019). Várices e insuficiencia venosa crónica. EMC-Tratado de Medicina, 23(1), 1-11.
• Horcajo, R. R., Hernando, F. S., Ducajú, G. M., Gutiérrez, T. R., & Conejero, A. M. (2017). Enfermedad venosa crónica. Conceptos actuales y avances terapéuticos. Medicine-Programa de Formación Médica Continuada Acreditado, 12(41), 2448-2457.
• Carrasco, E. C., & Sánchez, S. D. (2015). Recomendaciones para el manejo de la Enfermedad Venosa Crónica en Atención Primaria. Id Médica.
• Ortiz, P. (2004). Tratamiento de la insuficiencia venosa crónica. Offarm, 23(6).

2 responses to “Insuficiencia Venosa Crónica | Causas y factores de riesgo

    1. Una patología como la úlcera activa puede tener diferentes orígenes y necesariamente debe ser tratada por un médico especialista, sobre todo, si además se trata de una úlcera de larga evolución.
      En este blog damos algunas recomendaciones y consejos para mantener una vida sana. Pero, por responsabilidad, no podemos hacer diagnósticos online ni ninguna recomendación terapéutica. Cualquier patología necesita una valoración profesional que tenga en cuenta todos los posibles factores para hacer un correcto diagnóstico y realizar un tratamiento adecuado.
      Le recomendamos que acuda a un médico especialista para que pueda ayudarle, ya que será seguramente necesario conocer la causa que produce la úlcera.
      Gracias por ponerse en contacto con nosotros

Deja un comentario

Desde Microbiota y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar.