Patologías de las vías respiratorias – Síntomas frecuentes

Las patologías de las vías respiratorias ocupan cada año, los primeros puestos de la clasificación de morbimortalidad y suponen la 2ª causa de muerte.

Síntomas de las patologías de las vías respiratorias

Datos de las patologías de las vías respiratorias

Comenzaremos diciendo que la función principal del aparato respiratorio es el intercambio de gases, permitiendo la oxigenación de la sangre que pasa por los pulmones. Por supuesto, también se encarga de la eliminación del dióxido de carbono y de tóxicos procedentes de la sangre al exterior.

Dentro del conjunto de enfermedades que afectan al tracto respiratorio distinguimos por su frecuencia, las enfermedades crónicas como son asma, EPOC, apnea del sueño y neoplasias. Por otro lado, se encuentran las enfermedades infecciosas tanto de la vía respiratoria superior como de la vía inferior.

En cuanto al hábito tabáquico, comentar que la edad de comienzo en España es alrededor de los 14 años y que debido a esta adicción, el número de muertes al año es muy elevado (más de 60.000). En España se diagnostican unos 20.000 casos anuales de cáncer de pulmón, enfermedad relacionada también con el consumo de tabaco. Tiene una tasa de mortalidad que ha aumentado de forma importante en la población femenina.

Tipos de patologías de las vías respiratorias

Además de estas enfermedades respiratorias, existen otras enfermedades respiratorias crónicas menos frecuentes como son la tuberculosis, la hipertensión pulmonar, la linfangioleiomiomatosis, la fibrosis pulmonar, la silicosis o la asbestosis, enfermedades de la pleura, etc. El impacto de las enfermedades respiratorias es muy elevado en todo el mundo.

El aparato respiratorio está constantemente expuesto a los patógenos y contaminantes del medio externo, a la presencia de tóxicos en el aire, productos químicos y sustancias nocivas, entre otros.

Aunque las enfermedades respiratorias suelen afectar más a la población de países subdesarrollados, lo cierto es que estas enfermedades no distinguen de clase social. Anualmente en el mundo casi cuatro millones de personas mueren por una enfermedad respiratoria.

Enfermedades respiratorias de origen infeccioso

Las infecciones pueden afectar a las vías respiratorias altas (nariz, garganta, tráquea) o a las vías bajas, es decir, a los pulmones. Las infecciones respiratorias altas son las más comunes y suelen ser contagiosas, principalmente las causadas por virus que son fácilmente propagadas en sitios con aglomeraciones de personas. Las infecciones de vías respiratorias altas son las más frecuentes y engloban, entre otras:

  • Resfriado común (rinofaringitis aguda)
  • Gripe
  • Faringoamigdalitis
  • Rinosinusitis
  • Laringitis

Generalmente, estas enfermedades son provocadas por diversos microorganismos como virus (las más frecuentes), bacterias u hongos de diversos tipos.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas más frecuentes son: aumento de secreciones, congestión nasal, estornudos, tos, fiebre o dolor de garganta, etc. Estas infecciones son más comunes en el invierno, ya que es el período en el que hay mayor circulación de microorganismos y la temperatura ambiental se mantiene más baja junto con una mayor tendencia a mantenerse en espacios cerrados.

Las patologías de las vías respiratorias bajas que afectan a los bronquios y los pulmones (neumonía), suelen ser más graves y pueden producir complicaciones en algunas personas de riesgo como bebés, niños, ancianos y personas con el sistema inmune debilitado.

Resfriado común

El resfriado común es la enfermedad respiratoria más común en todo el mundo.

Los síntomas de un resfriado por lo general alcanzan su punto máximo a los 2 a 3 días y pueden incluir: estornudos, congestión nasal, moqueo, dolor de garganta, tos, goteo de mucosidad en la garganta (goteo postnasal), lagrimeo, fiebre (si bien la mayoría de las personas resfriadas, no tienen fiebre)

La causa más frecuente son los rinovirus, pero existen más de 200 virus que pueden causar un resfriado (adenovirus, VRS, coronavirus, etc.).

Cuáles son los tipos de las patologías de las vías respiratorias

Faringoamigdalitis

La faringoamigdalitis es la inflamación de la orofaringe y las amígdalas. Los síntomas principales son dolor de garganta (odinofagia) y de las anginas.

En el 70-80% de las ocasiones se trata de faringoamigdalitis víricas y el resto son bacterianas.

Dentro de estas últimas, la producida por el estreptococo beta hemolítico del grupo A (EBHGA) o streptococcus pyogenes es la más común (entre el 15 y el 30 por ciento de los casos).

En el caso de las amigdalitis producidas por virus, los síntomas suelen ser de inicio gradual, con fiebre moderada, síntomas catarrales de intensidad variable y escasa afectación del estado general. Los síntomas y signos que sugerirían un origen bacteriano serían un inicio brusco de la enfermedad con fiebre alta, dolor de la faringe, que suele ser intenso, y ganglios dolorosos con aumento de tamaño en la región cervical.

Características de las patologías de las vías respiratorias

Rinosinusitis

Es una inflamación de la mucosa de la cavidad nasal y de los senos paranasales. Las rinosinusitis se clasifican en agudas y crónicas. Las primeras tienen un tiempo de duración menor de 12 semanas con resolución completa de los síntomas. Pueden tener un origen vírico (rinitis catarral, a menudo dura menos de 7 días) y no viral (los síntomas aumentan transcurridos 5 días o se prolongan más o igual a 10 días, pero menos de 12 semanas).

La rinosinusitis aguda vírica es la más frecuente, producidas por rinovirus en un 50% de casos.

Las rinosinusitis no virales son producidas por bacterias (S. pneumoniae, H. influenzae, M. catarrhalis, etc.) y hongos.

Las rinosinusitis crónica, cuyo tiempo de duración es igual o superior a 12 semanas, cursa con pólipos nasales y sin pólipos. Los síntomas principales de la rinosinusitis son:

  • Bloqueo/obstrucción/congestión nasal
  • Secreción nasal (rinorrea anterior/posterior)

Otros:

  • Dolor/sensación de presión facial
  • Hiposmia/anosmia ( pérdida de olfato)

Gripe

Qué influye en la aparición de las patologías de las vías respiratorias

La gripe es causada por el virus de la influenza que se transmite de persona a persona. Los síntomas de la gripe aparecen de repente y pueden incluir:

  • Fiebre y escalofríos
  • Tos
  • Odinofagia
  • Goteo o congestión nasal
  • Dolores musculares o del cuerpo
  • Cefalea
  •  Fatiga (cansancio)
  • Algunas personas también pueden tener vómitos y diarrea.

Esto es más común en los niños. Cuando sólo existen estos últimos síntomas, estamos posiblemente ante una gastroenteritis y no ante una gripe.

Los síntomas de un resfriado en general aparecen más lentamente y son menos graves que los síntomas de la gripe.

Los resfriados rara vez causan fiebre o dolores de cabeza. Algunas personas que contraen la gripe pueden desarrollar complicaciones que pueden ser graves o incluso potencialmente mortales. Estas incluyen:

  • Bronquitis
  • Otitis
  • Sinusitis
  • Neumonía
  • Miocarditis o encefalitis

Factores que influyen en la aparición de las patologías de las vías respiratorias

La mayoría delas patologías de las vías respiratorias crónicas como asma, EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) o apnea de sueño, pueden prevenirse. Los factores que pueden llevar a su aparición están relacionados con hábitos de vida poco saludables.

El tabaco, el consumo de alcohol, la inhalación de sustancias irritantes, el estrés, la obesidad y una alimentación inadecuada son las principales causas del desarrollo de estas patologías crónicas. Además, los síntomas suelen manifestarse, sobre todo, a partir de los 40 años.

¿Cuál es el tratamiento general de las patologías de las vías respiratorias?

El tratamiento de las infecciones respiratorias depende de su causa y de la gravedad de la infección. Por lo que en general se indica reposo, el uso de analgésicos y antipiréticos, junto con una hidratación adecuada.

Los antibióticos solamente se prescriben en caso de sospecha de infección bacteriana, lo que es más común en situaciones de fiebre alta, cuando la infección persiste por más de 7 a 10 días o cuando hay neumonía.

Los antifúngicos se utilizan en el caso de infecciones por hongos.

La fisioterapia respiratoria es útil en las personas que padecen enfermedades respiratorias graves. Facilita la expulsión de las secreciones pulmonares y aliviar el malestar.

Referencias
• Gabaldón, N. G., Arnaiz, C. M., Cánovas, L. N., & Armas, J. J. (2018). Manejo de las rinosinusitis en Atención Primaria. Medicina de Familia. SEMERGEN, 44(7), 492-499.
• Halvorsen T, Walsted ES, Bucca C, et al. Inducible laryngeal obstruction: an official joint European Respiratory Society and European Laryngological Society statement. Eur Respir J. 2017 Sep 9;50(3).
• Hellings PW, Klimek L, Cingi C, et al. Non-allergic rhinitis: position paper of the European Academy of Allergy and Clinical Immunology. Allergy. 2017 Nov;72(11):1657-1665

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *