Los nanoplásticos afectan al microbioma intestinal

Vivimos en un mundo en el que el plástico ha irrumpido en nuestra vida de una forma global. Sin embargo, la utilización del plástico no solo es nocivo para el medioambiente, sino también para el organismo humano porque, en concreto, puede alterar nuestro microbioma intestinal.

Características del microbioma

¿Qué es el microbioma?

La microbiota humana es un ecosistema interno constituido por los microorganismos que conviven en el ser humano. En el organismo conviven microrganismos y células en una proporción variable. En concreto, las últimas estimaciones en relación a las bacterias existentes en nuestro intestino, se piensa de la existencia de aproximadamente 39 billones de microorganismos y 30 billones de células humanas.

Estas bacterias generalmente son beneficiosas para el organismo. Son esenciales para mantener su salud ya que son necesarias para la digestión de los alimentos, la síntesis de nutrientes y la prevención de enfermedades. Junto con el sistema inmunológico, protegen frente a patógenos invasores y mantienen la salud.

Se denomina microbioma al número total de microorganismos y su material genético. De hecho, se usa en contraposición al término microbiota, que es la población microbiana presente en los diferentes ecosistemas del cuerpo.

La temperatura, humedad, o la presencia de nutrientes, entre otros, favorecen el desarrollo de las bacterias en determinados ecosistemas del cuerpo humano. Se establecen, así, diferentes microbiotas: oral, respiratoria, gastrointestinal, de la piel, vaginal o del tracto urogenital.

¿Cómo se adquiere el microbioma?

La exposición a los microorganismos durante el parto produce un proceso de colonización que supone un estímulo antigénico imprescindible para la maduración de la inmunidad del recién nacido. Con la introducción de la alimentación sólida, a los dos o tres años, la microbiota alcanza su madurez y su composición que suele permanecer estable hasta edades avanzadas, salvo que factores intrínsecos y extrínsecos influyan en la adquisición del microbioma y el normal desarrollo del mismo.

Nos referimos a la genética, la dieta, la edad y la interacción con el medio ambiente. Es por ello que cada individuo tiene un microbioma característico. Se puede considerar como un genoma en constante interacción con el medio ambiente. Por ello, una alteración en la composición o funcionamiento del mismo, una disbiosis, puede producir alteraciones en la respuesta inmune y ocasionar enfermedades.

Modificaciones de la alimentación, los fármacos sobre todo antibióticos, pueden ocasionar una disbiosis que desencadene o agrave una enfermedad.

El microbioma y su relación con los plásticos

Efecto de los nanoplásticos (microplásticos) en la salud

Actualmente, y de manera global, parece que no podemos vivir sin los plásticos. Cada vez existen más iniciativas a favor de frenar su uso en el planeta. Por ello se está apostando por otros materiales menos nocivos para la vida y el medioambiente.

La utilización del plástico no solo es nocivo para el medioambiente, sino también para el organismo humano, ya que puede alterar nuestro microbioma intestinal. Cuando el plástico se descompone en nanopartículas, los plásticos pueden estar presentes en nuestras bebidas, comidas, en el aire que respiramos y en todo lo que tocamos.

De esta manera pueden formar parte de nuestros alimentos y esto puede llegar a alterar nuestro metabolismo y provocar efectos no deseados sobre nuestra salud.

Cuida tu microbioma: evita plásticos

¿Cuáles son los efectos?

Los efectos sobre la salud de la exposición a nanoplásticos se han estudiado fundamentalmente en animales sobre todo marinos (moluscos, crustáceos, mamíferos, etc.).

Se han estudiado desde el punto de vista toxicológico los cultivos celulares de peces y mamíferos marinos analizando la presencia de naoplásticos. Las vías neurológicas, endocrinas e inmunológicas de estos animales, sobre todo mamíferos, son muy similares a las humanas. Por ello los investigadores destacan que los posibles efectos nocivos observados podrían también afectar a las personas.

Conocer el mecanismo y los procesos por los que los fragmentos de plásticos penetran en el organismo y lo dañan es fundamental. Pero, para ello, es necesario conocer los diferentes tipos de plásticos y la cantidad de los mismos que son necesarios para provocar daño.

Con estos comentarios realizados sobre los nanoplásticos no se pretende preocupar o crear una atmósfera de alarma. Con ello se pretende mentalizar a la sociedad que no debemos abusar de la utilización de plásticos. Y es que, la degradación del mismo, puede llevar mucho tiempo.

Estudios sobre los efectos de los nanoplásticos

En estos momentos, solo podemos elucubrar sobre los efectos a largo plazo en la salud humana. Sin embargo ya existen indicios en varios estudios de los efectos a nivel hormonal e imnune en algunos animales expuestos a nanoplásticos.

Recientemente, se ha publicado un estudio en Science Bulletin que muestra las principales fuentes ambientales de los plásticos y cómo llegan al cuerpo humano. Explica cómo el nanoplástico penetraría en un organismo a través de diferentes vías. Que son la ingestión, inhalación y, ocasionalmente, a través de la piel.

Un porcentaje muy elevado del plástico que ingeriere una persona será excretado por las heces , aproximadamente el 90% del mismo.

Sin embargo, una parte se convertirá o se fragmentará en microplásticos. Y, debido a su pequeño tamaño y propiedades moleculares, será capaz de penetrar en las células y causar efectos nocivos.

El estudio señala que se han descrito alteraciones en la absorción de nutrientes, reacciones inflamatorias en la mucosa intestinal, disbiosis, efectos sobre el metabolismo celular y la obtención de energía y también alteraciones en la respuesta inmunitaria.

Cuida ell microbioma sin tantos plásticos

Importancia de usar productos más ecológicos

En este artículo se habla sobre posibilidad de que los nanoplásticos se puedan acumular y pueda dar lugar a cambios en el genoma celular, tal y cómo se ha observado en algunos animales.

Es necesario modificar nuestra conducta, nuestra rutina diaria para intentar resolver el problema de acúmulo de plásticos a nivel medioambiental. Debemos utilizar productos más ecológicos y sostenibles y aumentar el reciclaje de los plásticos. De esta manera se conseguirá evitar el riesgo que suponen para la salud la utilización masiva de este material.

Referencias

• De Sá, L. C., Oliveira, M., Ribeiro, F., Rocha, T. L., & Futter, M. N. (2018). Studies of the effects of microplastics on aquatic organisms: what do we know and where should we focus our efforts in the future?. Science of the total environment, 645, 1029-1039.
• Teles, M., Balasch, J. C., Oliveira, M., Sardans, J., & Peñuelas, J. (2020). Insights into nanoplastics effects on human health. Science Bulletin, 65(23), 1966-1969.
• Yin, K., Wang, Y., Zhao, H., Wang, D., Guo, M., Mu, M., … & Xing, M. (2021). A comparative review of microplastics and nanoplastics: toxicity hazards on digestive, reproductive and nervous system. Science of The Total Environment, 145758.
• Shen, M., Zhang, Y., Zhu, Y., Song, B., Zeng, G., Hu, D., … & Ren, X. (2019). Recent advances in toxicological research of nanoplastics in the environment: A review. Environmental pollution, 252, 511-521.

Deja un comentario

Desde Microbiota y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar.