Influencia de la microbiota intestinal en la salud cardiovascular

La prevalencia de las enfermedades cardiovasculares está aumentando y se presenta como un gran reto para los sistemas de salud a nivel global. Los últimos avances en el conocimiento de la microbiota intestinal han provocado el desarrollo de probióticos y simbióticos eficaces en la mejora de nuestra salud.

Relación entre la microbiota intestinal y la salud - HeelProbiotics - HeelEspaña
Salud cardiovascular: ¿influye la microbiota intestinal? – HeelProbiotics – HeelEspaña

¿Qué son los probióticos?

El concepto de probiótico se define actualmente como “aquellos microorganismos vivos con beneficios para la salud del hospedador en la cantidades adecuadas”.

La utilización de probióticos produce importantes cambios en nuestra microbiota bacteriana, junto con efectos sobre el metabolismo y la inflamación.

Beneficios de los probióticos: ayuda a la microbiota intestinal

Dentro de los múltiples beneficios que se atribuyen a los probióticos podemos resaltar:

  • La mejora de la respuesta inmune.
  • La disminución del colesterol y otros lípidos.
  • La disminución de la resistencia a la insulina.

Las últimas evidencias científicas describen cómo la microbiota intestinal está involucrada en enfermedades como la diabetes y la hipercolesterolemia. Sabemos que la enfermedad cardiovascular es actualmente la principal causa de morbi-mortalidad a nivel mundial.

Se puede realizar un control sobre algunos factores dietéticos que influyen sobre las enfermedades cardiovasculares, la disminución de grasas de tipo saturado, disminución de ingesta de azúcares, suplementación con vitaminas B6, B12, ácido fólico y el aumento de la ingesta de verduras y frutas por su carácter antioxidante. Estas actuaciones sobre la dieta influyen directamente sobre la microbiota intestinal.

Probióticos y diabetes

En personas con diabetes de tipo 2 se ha demostrado la acción de los probióticos, ya que las personas refieren una mejoría de la intolerancia a la glucosa en el periodo previo al desarrollo de la enfermedad. Existen determinadas cepas de lactobacilos y bifidobacterias que son útiles en este tipo de pacientes. Estas cepas probióticas tienen efectos sobre los niveles de insulina, manteniendo sus niveles y mejorando la sensibilidad a la misma. Bien es cierto que todos los mecanismos de acción de los probióticos no se conocen totalmente.

Los probióticos actúan sobre la diabetes a tres niveles:

  • Regulación del sistema inmune
  • Mejoría de la sensibilidad a la insulina
  • Reducción de la producción de glucagón

Probióticos y obesidad

Actualmente el aumento de la prevalencia de pacientes con obesidad es un problema prioritario debido a su asociación con diabetes, enfermedades cardiovasculares y otros tipos de trastornos de tipo inmunitario.

Cómo afecta los desórdenes de la microbiota intestinal - HeelProbiotics - HeelEspaña
Cómo influye la microbiota intestinal en nuestro peso – HeelProbiotics – HeelEspaña

El tejido adiposo además de su función de almacenamiento de energía participa en los procesos inmunitarios. La obesidad afecta a la inmunidad de tipo humoral y a la inmunidad celular presentando un estado de inflamación de bajo grado. Fundamentalmente se debe a la participación de determinadas adipocinas como la leptina que en las personas obesas está muy aumentada provocando una respuesta proinflamatoria de tipo th1, ya que estimula la actividad de monocitos y linfocitos T.

Existen algunas evidencias sobre el uso de probióticos específicos en obesidad y podrían contribuir a desarrollar nuevas estrategias terapéuticas, ya que los probióticos inducen cambios de la microbiota intestinal de personas obesas.

Probióticos y colesterol

Existen trabajos sobre la utilización de probióticos en la hipercolesterolemia y su beneficio en este tipo de alteración.
Una LDL-colesterol elevada es un factor de riesgo importante de sufrir enfermedad cardiovascular. La aterosclerosis es una consecuencia frecuente de la hipercolesterolemia, que lleva a la acumulación de colesterol en la pared arterial.

La microbiota intestinal tiene un papel fundamental en la regulación de la grasa procedente de la dieta, pero también en la reabsorción de colesterol por parte de los enterocitos y en la producción de ácidos grasos de cadena corta (butirato y propionato) que presentan un marcado carácter antinflamatorio.

Algunos probióticos se han utilizado para disminuir las cifras de colesterol sobretodo del LDL-colesterol en pacientes con hipercolesterolemia.

El mecanismo de acción de los probióticos sobre el colesterol:

  • Reducir los niveles de colesterol por la actividad de la hidrolasa de sales biliares, que rompe las sales biliares, evitando su reabsorción intestinal.
  • Incorporar el colesterol a las propias membranas de las cepas probióticas
  • Convertir el colesterol a coprostanol para ser eliminado por heces
  • Reducir la síntesis de colesterol

Varios estudios han demostrado que los probióticos no solo influyen en la microbiota intestinal, sino que se han encontrado efectos directos sobre el corazón y sobre el hígado.

Conclusiones

Finalmente, la microbiota intestinal ha puesto de manifiesto su importancia en diferentes desórdenes, en concreto los relacionados con el riesgo cardiovascular. Los probióticos se están empezando a utilizar como herramientas para reducir estos desórdenes. El futuro pasa por el desarrollo de nuevas cepas con actividad específica de tal forma que el uso de probióticos sea una nueva terapia en la lucha contra las enfermedades cardiovasculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *