Lipoproteínas de baja densidad y riesgo cardiovascular

Existen diferentes tipos de lipoproteínas. Entre estas se encuentran las lipoproteínas de baja densidad o LDL.

El colesterol de estas lipoproteínas, si se eleva, tiende a depositarse en las paredes de las arterias formando placas de ateroma (arteriosclerosis).

Además, favorece el desarrollo de enfermedad coronaria, ictus y enfermedad arterial periférica.

Riesgo para la salud y lipoproteínas de baja densidad

Qué es el colesterol

El colesterol es un tipo de lípido (grasa) que se encuentra solamente en los alimentos de origen animal.

En el cuerpo humano, el colesterol se sintetiza principalmente en el hígado, necesario para producir hormonas como las sexuales, formar las membranas de nuestras células, las sales biliares y la vitamina D.

La diferencia principal entre los triglicéridos y el colesterol es que estos últimos se queman para crear energía.

El colesterol es una sustancia insoluble en agua, que se transporta a través de los vasos sanguíneos formando compuestos complejos junto con proteínas, siendo estas los principales vehículos de transporte en el organismo. Las lipoproteínas (complejos de proteínas y lípidos) difieren en tamaño, densidad y contenido de lípidos.

La proporción de grasas (lípidos) y proteínas en las lipoproteínas es diferente y difieren en su papel en el desarrollo de la aterosclerosis.

Relación entre riesgo cardiovascular y tener lipoproteínas de baja densidad

Tipos de lipoproteínas

Existen diferentes tipos de lipoproteínas, así, se distinguen:

  • Quilomicrones que transportan tanto colesterol como triglicéridos
  • Lipoproteínas de alta densidad o HDL
  • Las mencionadas lipoproteínas de baja densidad o LDL
  • Lipoproteínas de media densidad o IDL
  • Lipoproteínas de muy baja densidad o VLDL.

Las lipoproteínas de baja densidad o LDL y las VLDL se consideran aterogénicas. Contribuyen al desarrollo de la aterosclerosis (el colesterol que contienen se llama colesterol “malo”).

Las LDL y VLDL transportan el colesterol desde el hígado a las células y tejidos del cuerpo.

Las HDL se consideran antiaterogénicas. Previenen el desarrollo de aterosclerosis (el colesterol que contienen se llama colesterol “bueno”).

El efecto antiaterogénico de las HDL se manifiesta por su capacidad para capturar el colesterol, eliminarlo de las células y los tejidos, incluidas las paredes arteriales, y transportarlo de regreso al hígado para su eliminación por la bilis hacia las heces.

Además, el hígado produce otro tipo de grasa asociada con el riesgo de aterosclerosis. Estos son los triglicéridos. Se transportan a los músculos, se acumulan allí y, si es necesario, se descomponen, convirtiéndose en una fuente de energía.

Vigilar las lipoproteínas de baja densidad

 

¿Qué es la hipercolesterolemia?

Consiste en una elevación de los niveles normales de colesterol en la sangre. Se deben mantener unas cifras de colesterol total por debajo de 200 mg/dl y de colesterol-LDL por debajo de 130 mg/dl.

En personas que han sufrido enfermedad cardiovascular o que presentan factores de riesgo cardiovascular elevado, las cifras de colesterol se deberían mantener incluso muy por debajo de 200 mg/dl.

Los médicos no utilizan el valor de colesterol total para decidir si una persona presenta riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular, si no que utiliza algunos cocientes como por ejemplo el Índice aterogénico que relaciona el colesterol total y el colesterol HDL.

Cuando este cociente es inferior a 3.5, la persona presenta un riesgo bajo de padecer aterosclerosis. Si el valor supera 4.5 hablamos de que la persona presenta un mayor riesgo de sufrir enfermedad cardiovascular.

 

 

Causas de hipercolesterolemia

En función del origen de la hipercolesterolemia, podemos distinguir:

  • Hipercolesterolemia primaria. Se deben fundamentalmente a un defecto genético (hereditario), de mayor o menor importancia en los genes encargados de controlar el colesterol en el organismo. Algunos ejemplos son la hipercolesterolemia familiar, la hiperlipemia familiar combinada o la hipercolesterolemia poligénica. En muchas ocasiones las personas con hipercolesterolemias primarias presentan además, causas secundarias que elevan aún más los niveles de colesterol lo que hace más complejo su control.
    Esta tendencia familiar a tener el colesterol alto puede empeorar si se realiza una dieta rica en grasas, si se engorda o si se realiza poco ejercicio físico.
  • Hipercolesterolemia secundaria. Otras enfermedades como enfermedades hepáticas, renales y endocrinas (obesidad, hipotiroidismo, etc.), se asocian con elevaciones del colesterol, y algunos fármacos pueden elevar moderadamente el colesterol (diuréticos, betabloqueantes, etc.). Las dietas poco saludables, el exceso o alcohol provoca que el organismo no degrade el colesterol y se acumule en las arterias.

El colesterol elevado se asocia con un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares como infarto de miocardio, angina de pecho, ictus, accidente isquémico transitorio y enfermedad arterial periférica.

Factores de riesgo de sufrir hipercolesterolemia

Se debe investigar sobre los factores de riesgo de padecer hipercolesterolemia como:

  • Tabaco.
  • Hipertensión arterial.
  • Sobrepeso u obesidad.
  • Sedentarismo.
  • Diabetes.
  • Insuficiencia renal.
  • Alimentación excesiva (rica en grasas) y poco saludable.
  • Tener un familiar directo que haya padecido un problema cardiovascular.

Con el sedentarismo aumentan las lipoproteínas de baja densidad

Riesgo cardiovascular y niveles de lipoproteínas de baja densidad o LDL colesterol

El riesgo cardiovascular asociado a las lipoproteínas de baja densidad o colesterol LDL, hace referencia a la probabilidad que tiene un individuo en un tiempo determinado (normalmente 10 años) de padecer una enfermedad cardiovascular grave.

Este riesgo se calcula teniendo en cuenta una serie de parámetros como las cifras de colesterol, la edad, sexo de la persona, el consumo de tabaco y la presión arterial sistólica.

Es cierto que la cifra de colesterol LDL es el factor que mayor carga de morbimortalidad presenta de todos los citados.

De tal forma que las personas que presentan un riesgo bajo cardiovascular, deber tener cifras de LDL colesterol inferiores a 120-130 mg/dl, mientras que las personas que presenten riesgo muy elevado deben tener cifras inferiores a 70 mg/dl.

Entre estas dos situaciones existen cifras intermedias según sea el riesgo cardiovascular.

Medidas para disminuir las cifras de lipoproteínas de baja densidad o LDL colesterol

Mantener un estilo de vida saludable, con una alimentación sana y la práctica regular de actividad física se asocia a un mejor control de lipoproteínas, de los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre.

Por otro lado, el mantenimiento de un peso adecuado y no fumar tienen también beneficios para la salud cardiovascular.

  • La dieta mediterránea es el patrón básico que ha demostrado tener un efecto beneficioso sobre el nivel de colesterol y triglicéridos y en la disminución de enfermedades cardiovasculares. La utilización de algunos complementos alimenticios a base de nutracéuticos como la bergamota, arroz de levadura roja, ácidos grasos omega 3, etc., pueden ser útiles en el manejo de la hipercolesterolemia junto con la utilización de probióticos, que contribuyen a la regulación del colesterol (Bifidobacterium lactis B420 o Bifidobacterium longum BB536) por su acción positiva en el metabolismo de las grasas.
  • Mantenimiento de un peso lo más saludable posible.
  • Ejercicio. Se recomienda practicar actividad física de intensidad moderada, al menos 150 minutos a la semana.
  • Evitar el alcohol y el tabaco
  • Evitar el estrés. Utilizar estrategias para combatir el estrés.

Porqué hacer ejercicio para bajar las lipoproteínas de baja densidad

Tratamiento

El tratamiento de la hipercolesterolemia debe basarse en las medidas anteriormente citadas y en el tratamiento farmacológico con estatinas, ezetimiba, resinas, fibratos, etc. El tratamiento farmacológico debe individualizarse en cada persona y depende, en gran parte, del riesgo que exista de tener un evento cardiovascular.

Para evaluar la necesidad de tratamiento en personas que no han tenido un problema cardiovascular (tratamiento de prevención primaria) es necesario evaluar el riesgo cardiovascular global que tiene la persona.

Todas las personas que han presentado previamente un problema cardiovascular deben recibir tratamiento para reducir el LDL colesterol, independientemente de los niveles de LDL colesterol que tenían antes de ese problema: es lo que se llama tratamiento en prevención secundaria.

Referencias

• Urtaran-Laresgoiti, M., Nuño-Solinís, R., Urizar, E., Pérez de Isla, L., Mata, P., & Leguina, I. (2021, December). Abordaje de la hipercolesterolemia en planes y estrategias de salud en España: estado actual y propuestas de futuro. In Anales del Sistema Sanitario de Navarra (Vol. 44, No. 3, pp. 339-350). Gobierno de Navarra. Departamento de Salud.
• Guallar-Castillón, P., Gil-Montero, M., León-Muñoz, L. M., Graciani, A., Bayán-Bravo, A., Taboada, J. M., … & Rodríguez-Artalejo, F. (2012). Magnitud y manejo de la hipercolesterolemia en la población adulta de España, 2008-2010: el estudio ENRICA. Revista Española de Cardiología, 65(6), 551-558.
• Merchán, A., Ruiz, Á. J., Campo, R., Prada, C. E., Toro, J. M., Sánchez, R., … & Alonso, R. (2016). Hipercolesterolemia familiar: artículo de revisión. Revista colombiana de Cardiología, 23, 4-26.
• Félix-Redondo, F. J., Lozano-Mera, L., Mostaza, J. M., Saénz, P., Fernández-Berges, D., & Buitrago, F. (2015). Control de lipoproteínas de baja densidad en población extremeña en función del sexo y del riesgo cardiovascular. Rev. esp. cardiol.(Ed. impr.), 1184-1186.
• https://fundaciondelcorazon.com/prensa/notas-de-prensa/3108-espana-debe-mejorar-el-abordaje-de-la-hipercolesterolemia-posicionandola-como-factor-de-riesgo-cardiovascular-de-primer-nivel.html

 

Deja un comentario

Desde Microbiota y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar.