Estatinas en la prevención cardiovascular

Junto al estilo de vida saludable, dieta mediterránea y el ejercicio físico regular, en muchas ocasiones, tanto en pacientes sin eventos previos (prevención primaria), como en aquellos que ya han tenido algún evento cardiovascular (prevención secundaria), es necesaria la toma de fármacos que permiten reducir las cifras de colesterol (LDLc).

En este sentido las estatinas se convierten en la familia más utilizada, por la evidencia científica y los años de experiencia de uso.

Cuándo es buen momento de usar estatinas

Colesterol y triglicéridos elevados

La aparición de cifras elevadas de los lípidos (colesterol y sus fracciones, así como los triglicéridos) en sangre favorece el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

Como el infarto de miocardio, angina de pecho, infarto cerebral o ictus y enfermedad vascular periférica.

No obstante, el daño generado no solo viene del aumento de los niveles plasmáticos de los lípidos. También de la confluencia de múltiples factores de riesgo cardiovascular en la formación de ateroesclerosis.

La aterosclerosis (ateromatosis) se caracteriza por presentar lesiones circunscritas a la pared de la arteria, consistentes en placas sobreelevadas de la pared interna de las arterias, de color amarillento, producto del depósito de lípidos (colesterol y otros), calcio, componentes sanguíneos, carbohidratos y tejido fibroso, dando como resultado la formación de una placa de ateroma, que puede ir creciendo progresivamente llegando a ocluir total o parcialmente la luz arterial (trombosis) y provocar una falta de riego sanguíneo distal a la lesión. Dicha placa de ateroma puede sufrir complicaciones como la ulceración, fisuración o hemorragia.

La aterosclerosis es una enfermedad generalizada, de larga evolución, de progresión lenta en el tiempo, que se inicia a edades más tempranas.

Las lipoproteínas, y en particular las LDL, juegan un papel principal en el inicio y evolución de la placa aterosclerótica, considerándose factor etiológico de la misma.

Los cambios en el estilo de vida, los medicamentos y los procedimientos quirúrgicos pueden ayudar a prevenir complicaciones de la arteriosclerosis.

La enfermedad cardiovascular (ECV) es una de las principales causas de muerte a nivel mundial.

Además, su prevalencia ha ido aumentando debido al envejecimiento de la población, al empeoramiento de los hábitos de vida y al aumento de factores de riesgo, como la diabetes o la hipertensión.

Por qué son beneficiosas las estatinas

Factores de riesgo

Por todo ello, es importante tener en cuenta todos los factores de riesgo del paciente para valorar el riesgo global cardiovascular, de cara a realizar una intervención terapéutica adecuada. Entre los factores de riesgo se encuentran:

  • Tabaco
  • Sexo. Hombre presenta mayor riesgo
  • Herencia. Historia familiar de enfermedad cardiovascular
  • Edad
  • Diabetes mellitus
  • Hipertensión arterial
  • Hiperlipemia. Niveles elevados de colesterol y triglicéridos
  • Sedentarismo e inactividad física
  • Obesidad
  • Estrés
  • Alcohol

Recomendaciones generales para reducir el colesterol

Los cambios en el estilo de vida son muy importantes para reducir el riesgo de tener enfermedades cardíacas, independientemente que se necesite utilizar o no tratamiento farmacológico con hipolipemiantes.

Algunas de las recomendaciones a seguir son:

  • Evitar el tabaco
  • Instaurar una dieta saludable, baja en grasas saturadas y trans, evitar los carbohidratos refinados y reducir el consumo de sal. La dieta mediterránea rica en frutas y verduras, pescado y cereales es la más recomendada.
  • Realizar ejercicio físico de forma moderada y de forma frecuente. Evitar el sedentarismo
  • Mantenimiento del peso corporal, evitando el sobrepeso.
  • Hidratación adecuada

Las estatinas y ejercicio ayudan a bajar el colesterol malo

¿Cuándo utilizar estatinas?

Para la utilización de una terapia farmacológica, las guías recomiendan que se evalúe el riesgo cardiovascular. Y que, para ello, se utilicen índices de evaluación de riesgo debidamente validados y contrastados.

El riesgo cardiovascular se refiere a la probabilidad que presenta una persona de desarrollar un evento cardiovascular mortal o no mortal en un tiempo determinado, normalmente se calcula a 10 años.

En la actualidad, existen diferentes sistemas de evaluación que han sido utilizadas y estandarizadas como: Framinghan, SCORE, Q-Risk, etc.

El más utilizado es el Framinghan y el SCORE que es utilizado por la guía de prevención de la Sociedad Europea de Cardiología.

En esta guía se valora la mortalidad y la morbilidad de enfermedad cardiovacular a 10 años. También existen cambios en la evaluación de las fracciones lipídicas aterogénicas, ya que actualmente se valora la fracción de colesterol no HDL en lugar del colesterol total.

Grupos principales

No todas las personas con una afección cardíaca necesitan utilizar una estatina. Las pautas son variables según las diferentes sociedades científicas.

Según la Asociación Americana del Corazón, existen cuatro grupos principales de personas que pueden beneficiarse de la utilización de estatinas:

  • Personas sin enfermedad cardiovascular. Pero que, sin embargo, tienen uno o más factores de riesgo de enfermedad cardiovascular a 10 años. Este grupo incluye a las personas que tienen diabetes, colesterol alto o presión arterial alta, o que fuman y cuyo riesgo de tener una enfermedad cardiovascular en 10 años es de 10 % o más.
  • Personas con enfermedad cardiovascular relacionada con la esclerosis de las arterias. Este grupo incluye a las personas que han tenido ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, accidentes isquémicos transitorios, enfermedad de la arteria periférica o intervenciones terapéuticas para reemplazar las arterias coronarias.
  • Aquellas con LDLc muy elevado. Este grupo incluye a adultos que tienen niveles de LDLc de 190mg/dl o más.
  • Personas con diabetes. Este grupo incluye a los adultos de 40 a 75 años que tienen diabetes y un nivel de LDLc elevado (por debajo de 190 mg/dl), especialmente si presentan signos indicativos de enfermedad u otros factores de riesgo de una enfermedad cardíaca, como hipertensión arterial o fumar.

Uso de las estatinas en los ancianos

Tipos de estatinas

Las estatinas disminuyen la síntesis endógena de colesterol mediante inhibición competitiva de la enzima HMG-CoA reductasa, enzima limitante en la biosíntesis del colesterol.

Un beneficio adicional de la terapia con estatinas consiste en modificar los porcentajes de las diferentes fracciones de LDL, y da como resultado un perfil menos aterogénico al disminuir el porcentaje de partículas de LDL pequeñas y densas.

La reducción del colesterol no es el único beneficio asociado a las estatinas. Estos medicamentos también se han relacionado con un menor riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. También pueden ayudar a estabilizar las placas presentes en las paredes de los vasos sanguíneos y reducir el riesgo de formación de trombos.

En la actualidad se dispone de numerosas estatinas para su utilización como son:

  • Atorvastatina
  • Fluvastatina
  • Lovastatina
  • Pitavastatina
  • Pravastatina
  • Rosuvastatina
  • Simvastatina

El grado de disminución del LDLc depende de la estatina y de la dosis recomendada, con una reducción de los niveles que van desde el 20% al 50%.

Las estatinas más potentes (atorvastatina, rosuvastatina y pitavastatina) han demostrado mayor capacidad de reducción de los triglicéridos y un mayor aumento del HDLc.

Qué tipos hay de estatinas

¿Tienen efectos secundarios?

Entre los efectos adversos descritos en adultos destacan fundamentalmente eventos de tipo gastrointestinal tales como estreñimiento, diarrea, meteorismo, dolor abdominal y dispepsia.

Igualmente han sido descritos dolores musculares (mialgias) y alteraciones hepáticas que van a cursar con elevación de las enzimas hepáticas.

Otros síntomas comunes son cefaleas, astenia, exantemas cutáneos, elevaciones de la glucemia, prurito y trastornos del sueño. Sin embargo, de todos ellos, el más grave es la rabdomiolisis.

En algunos pacientes que presentan una elevación leve de los niveles de colesterol LDL se pueden utilizar nutracéuticos como los fitosteroles o el arroz de levadura roja cuyo principal metabolito es la monacolina K, químicamente similar a la lovastatina. La reducción del colesterol total y del LDLc es igual a la realizada por las estatinas.

Referencias

• Visseren, F. L., Mach, F., Smulders, Y. M., Carballo, D., Koskinas, K. C., Bäck, M., … & Williams, B. (2021). 2021 ESC Guidelines on cardiovascular disease prevention in clinical practice: Developed by the Task Force for cardiovascular disease prevention in clinical practice with representatives of the European Society of Cardiology and 12 medical societies With the special contribution of the European Association of Preventive Cardiology (EAPC). European heart journal, 42(34), 3227-3337.
• González Jiménez, E., & Álvarez Ferre, J. (2011). Estatinas: Características Y efectos sobre El control lipídico en El Niño Y adolescente obeso. Revista Clínica de Medicina de Familia, 4(1), 69-75.
• Collins, R., Reith, C., Emberson, J., Armitage, J., Baigent, C., Blackwell, L., … & Peto, R. (2016). Interpretation of the evidence for the efficacy and safety of statin therapy. The Lancet, 388(10059), 2532-2561.

 

Deja un comentario

Desde Microbiota y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar.