Los probióticos contribuyen a la regulación del colesterol

La hipercolesterolemia es un factor de riesgo en la aparición del denominado síndrome metabólico y este tiene,  como consecuencia, el desarrollo de las enfermedades cardiovasculares.

A través de la modificación de algunos factores de riesgo como la dieta, la vida sedentaria y la disminución del IMC (índice de masa corporal) se pueden reducir las cifras de colesterol y otros lípidos. Aunque los mecanismos no son completamente claros, empieza a existir una mayor evidencia en el hecho de que los probióticos regulan el colesterol.

¿Qué probióticos regulan el colesterol?

Microbiota intestinal y colesterol

La microbiota intestinal influye en la reducción del colesterol por diferentes vías:

  • Reducción de la absorción
  • Disminución de la reabsorción de sales biliares
  • Captación de colesterol directamente por las membranas de las células bacterianas
  • Por la transformación del colesterol en otros metabolitos como el coprostanol
  • Inhibición de la síntesis hepática de colesterol a través de la formación de ácidos grasos de cadena corta como el ácido propiónico liberado por la fermentación bacteriana a nivel intestinal.

Estos mecanismos no están completamente claros, pero se van esclareciendo a medida que existe una mayor evidencia clínica y mayor investigación.

El uso de bacterias probióticas es una alternativa para disminuir la hipercolesterolemia y prevenir el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

Aunque los mecanismos no son completamente claros, se puede decir que los probióticos regulan el colesterol.

Mecanismos que consiguen que los probióticos regulan el colesterol

¿Cómo prevenir la hipercolesterolemia?

Existen numerosas estrategias para prevenir la aparición de la hipercolesterolemia. Pero las medidas generales más importantes son:

  • Aumento de la actividad física (como caminar 30 minutos al día) o realizar ejercicio moderado al menos 3 veces por semana. Algunos estudios muestran como la realización de ejercicio puede revertir la hipercolesterolemia.
  • Evitar el consumo de alcohol y tabaco, factores de riesgo muy importantes.
  • Mantener una dieta equilibrada y baja en grasas que incluyan la ingesta de vegetales, frutas y alimentos con gran contenido de antioxidantes. Sabemos que los alimentos ricos en fibra soluble reducen el c-LDL. La utilización de prebióticos (fibra soluble) ayuda a disminuir las cifras de colesterol total y c-LDL.

    Alimentos como el pescado ricos en ácidos grasos Omega-3 también reducen la presión arterial y el riesgo de desarrollar trombosis.

La Asociación Americana del Corazón recomienda tomar alimentos con gran contenido de Omega-3, dos veces por semana. Los alimentos ricos en ácidos grasos poliinsaturados como los frutos secos y los aceites vegetales también pueden reducir el riesgo de enfermedad cardíaca.

Se debe hacer una mención especial al uso en la actualidad de suplementos de probióticos como complemento en la reducción de los niveles de colesterol.

Consigue mejor la alimentación y cómo los probióticos regulan el colesterol

Probióticos y niveles de colesterol

¿Se puede decir que los probióticos regulan el colesterol?

Se sabe desde hace muchos años que la utilización de alimentos lácteos fermentados con probióticos como kéfir o el  yogurt pueden reducir, aunque de forma leve, los niveles de colesterol en sangre. Estos hallazgos se observaron en personas que tomaban alimentos lácteos fermentados debido a la acción de bacterias como el lactobacillus acidophilus.

Posteriormente otros estudios realizados con suplementos probióticos demostraron que son capaces de reducir de forma significativa los niveles séricos de triglicéridos (TG).

Estudios realizados con la cepa Bifidobacterium longum ha demostrado disminuir los niveles de colesterol. Bifidobacterium longum ES1 ha mostrado también sus efectos en personas celíacas. Sus cualidades han quedado demostradas como protector ante transgresiones accidentales de la dieta sin gluten. Bifidobacterium longum ES1 protege al intestino y ayuda a reforzar la microbiota intestinal.

 

¿Qué otros estudios existen?

Otro estudio clínico realizado con Bifidobacterium animalis subsp. lactis CECT 8145 en individuos con obesidad abdominal. Además, mejora los biomarcadores antropométricos de adiposidad, especialmente en mujeres, provocando un aumento en el género Akkermansia intestinal que aparece como un posible mecanismo involucrado.

Los resultados obtenidos con la cepa B. lactis cect 8145 apoyan la utilización de esta cepa como una estrategia complementaria en el manejo de la obesidad. Otras cepas como Lactobacillus reuteri es capaz de disminuir los niveles de c-LDL.

Numerosos estudios realizados en humanos y en animales han demostrado la capacidad de algunas cepas para disminuir los niveles de colesterol y aumento de la relación HDL/LDL.

Beneficios: cómo los probióticos regulan el colesterol

¿Qué probióticos regulan el colesterol?

En concreto, en el último congreso de la sociedad europea de endocrinología 2020, se presentó un estudio realizado en niños y adolescentes con obesidad, utilizando dos cepas probióticas (B. breve BR03 y B632). Sus resultados mostraban que la suplementación con probióticos produce efectos beneficiosos sobre el peso y el metabolismo de la insulina en niños y adolescentes obesos sometidos a control de dieta.

La necesidad por mejorar los tratamientos para la reducción de la hipercolesterolemia y prevenir el desarrollo de enfermedades cardiovasculares ha propiciado utilizar los probióticos como complemento contra la hipercolesterolemia.

En relación a esto, los resultados obtenidos de estudios in vitro, en modelos animales y ensayos clínicos muestran que los probióticos específicos pueden ser utilizados como un complemento para disminuir los niveles elevados de colesterol.

¿Cuál es el mecanismo de acción?

Los posibles mecanismos que utilizan las cepas probióticas para realizar esta acción como hemos comentado anteriormente incluyen:

  • La actividad de hidrolasa de sales biliares (HSB) que presentan algunas cepas bacterianas evitando la reabsorción de colesterol a nivel intestinal
  • La formación de ácidos grasos de cadena corta como el propionato que tiene capacidad de inhibición de la síntesis hepática de colesterol, la unión del colesterol a la membrana bacteriana evitando la absorción del mismo, etc. Estos mecanismos ayudan a reducir las cifras de colesterol en sangre, previniendo la posible aparición de enfermedades cardiovasculares.

Se hace, por tanto, imprescindible una mayor búsqueda de cepas probióticas y la realización de más estudios. Todo ello de cara a conseguir cepas con mayor capacidad de reducción de los niveles de colesterol.

Referencias
• Solito, A., Hasballa, I., Calgaro, M., Bozzi, C. N., Ricotti, R., Caputo, M., … & Bona, G. (2020, August). Supplementation with Bifidobacterium breve BR03 and Bifidobacterium breve B632 favoured weight loss and improved insulin metabolism in children and adolescents with obesity in the BIFI-OBESE cross-over, randomized placebo-controlled trial. In 22nd European Congress of Endocrinology (Vol. 70). BioScientifica.
• Pedret, A., Valls, R. M., Calderón-Pérez, L., Llauradó, E., Companys, J., Pla-Pagà, L., & Caimari, A. (2019). Effects of daily consumption of the probiotic Bifidobacterium animalis subsp. lactis CECT 8145 on anthropometric adiposity biomarkers in abdominally obese subjects: a randomized controlled trial. International Journal of Obesity, 43(9), 1863-1868.
• Shimizu, M., Hashiguchi, M., Shiga, T., Tamura, H. O., & Mochizuki, M. (2015). Meta-analysis: effects of probiotic supplementation on lipid profiles in normal to mildly hypercholesterolemic individuals. PLoS One, 10(10), e0139795.
• Liang, T., Wu, L., Xi, Y., Li, Y., Xie, X., Fan, C., … & Wu, Q. (2020). Probiotics supplementation improves hyperglycemia, hypercholesterolemia, and hypertension in type 2 diabetes mellitus: An update of meta-analysis. Critical Reviews in Food Science and Nutrition, 1-19.
• Jones, M. L., Martoni, C. J., Parent, M., & Prakash, S. (2012). Cholesterol-lowering efficacy of a microencapsulated bile salt hydrolase-active Lactobacillus reuteri NCIMB 30242 yoghurt formulation in hypercholesterolaemic adults. British Journal of Nutrition, 107(10), 1505-1513.

Deja un comentario

Desde Microbiota y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar.