Dermatitis atópica: nuevas opciones de tratamiento

¿Qué es la Dermatitis Atópica (DA) y cuáles son sus síntomas?

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria de la piel, crónica y que cursa en brotes. En la dermatitis atópica la barrera cutánea se encuentra alterada. Esta alteración causa sequedad cutánea produciendo síntomas como: intenso picor, enrojecimiento e inflamación, así como una mayor tendencia a las sobreinfecciones y al daño por agentes externos. Se da principalmente en niños, aunque también puede manifestarse por primera vez en la edad adulta.

¿Qué causa la dermatitis atópica?

Es una patología multifactorial en la que juegan un papel importante los factores genéticos. De hecho, está comprobado que existe una predisposición familiar. También afectan algunos factores ambientales que, en pieles no atópicas no producirían ninguna lesión, pero en estos pacientes podrían actuar como desencadenantes o favorecedores de la dermatitis atópica.

Dermatitis atópica: tratamiento actual y nuevas opciones de tratamiento

El tratamiento de la dermatitis atópica está bien establecido actualmente. Uno de los objetivos clave del tratamiento de la dermatitis atópica es mantener la piel en el mejor estado posible. En este punto las medidas higiénico dietéticas y los emolientes son herramientas fundamentales que ayudan a cumplir con este objetivo.

Las diferentes opciones de tratamiento de la dermatitis atópica que podemos encontrar hoy en día son:

Emolientes

Los emolientes son imprescindibles en el tratamiento de la dermatitis atópica para mantener la piel hidratada. Normalmente pasado un tiempo de uso, la piel del paciente se acostumbra y es recomendable cambiar de producto para que éste sea lo más efectivo posible. En el campo de los emolientes no existen grandes novedades en la actualidad.

Cremas para el tratamiento del brote

Existen cremas de tratamiento de la dermatitis atópica sin corticoides. Son cremas a base de ingredientes naturales que actúan sobre los síntomas principales de la dermatitis atópica como:

– el picor
– la inflamación
– la xerosis

Crema tópica dermatitis atópica casos severos - HeelEspañaUno de los ingredientes más novedoso en este campo es la ectoína. La ectoína es una proteína natural que producen algunas bacterias cuando crecen en medios adversos, como forma de protección ante condiciones ambientales desfavorables, especialmente con la falta de humedad.

La ectoína ha demostrado tener capacidad regeneradora del daño causado por las agresiones externas a la piel. Su capacidad de atracción de moléculas de agua es muy superior a la de otros componentes, favoreciendo así la hidratación de la piel.

Estas cremas son de utilidad en el tratamiento de la dermatitis atópica cuando se utilizan en el momento de aparición del brote. Cuando hay picor pero no se ve brote es el momento de empezar a utilizar estas cremas.

Corticoides tópicos y antihistamínicos

Para el tratamiento de los brotes, actualmente el recurso más utilizado, son los corticoides tópicos de baja, media o alta potencia, en función de la gravedad de los brotes. Por otra parte, también son muy utilizados los antihistamínicos para alivio del picor.

Otros tratamientos para cuadro severo

En casos más graves o refractarios a los tratamientos anteriores, se puede recurrir a inmunosupresores tópicos. Cuando el cuadro es más severo, los corticoides sistémicos y los inmunosupresores sistémicos son fármacos que pueden ser de utilidad en el tratamiento de la dermatitis atópica.  En caso de que haya sobreinfección bacteriana en las lesiones se utilizan antibióticos.

Dermatitis atópica niños - Heel España

El problema fundamental en el tratamiento de los casos severos es que los fármacos que, a día de hoy han demostrado mayor eficacia y son los más utilizados, tienen una importante limitación en cuanto a la duración máxima del tratamiento debido a sus efectos secundarios.

El objetivo hoy en día respecto a la investigación de nuevos fármacos para el tratamiento de la DA, consiste en desarrollar nuevos productos igual de efectivos pero con un perfil superior de tolerabilidad. En este aspecto, se han lanzado al mercado medicamentos biológicos seguros que han demostrado una buena eficacia en el tratamiento de la dermatitis atópica, incluso en los casos más graves.

¿Existen avances en la investigación para el tratamiento de la dermatitis atópica leve y moderada?

Recientemente se ha publicado un estudio en la revista JAMA Dermatology en el que se evalúa la eficacia de una mezcla de cepas probióticas en el tratamiento coadyuvante de la dermatitis atópica moderada. En las conclusiones de dicho estudio se destaca una mayor eficacia en la reducción del SCORAD en el grupo de intervención respecto al grupo placebo.

En este estudio se evidenció, en el grupo de intervención respecto al grupo placebo, una reducción estadísticamente significativa en el uso de corticoides a partir de la 6ª semana de tratamiento.  Por tanto, este estudio viene a confirmar que a través de la actuación sobre la microbiota intestinal, se puede mejorar el estado de la piel. En futuros artículos abordaremos con mayor detalle la relación entre la microbiota intestinal y la dermatitis atópica.

Conclusión

Dado que la Dermatitis Atópica es una patología muy habitual en niños (la prevalencia puede alcanzar el 20%), uno de los grandes hándicaps es la dificultad que supone seguir estrictamente las recomendaciones sobre los cuidados de la piel en el ambiente familiar. El tratamiento actual de la dermatitis atópica leve y moderada es efectivo en un alto porcentaje de casos para reducir los brotes, pero todavía mejorable en cuanto a conseguir un buen estado general de la piel.

En la tratamiento de la dermatitis atópica severa existe el problema de la prolongada duración del tratamiento, unido a que los medicamentos utilizados más frecuentemente, suelen presentar efectos adversos.

Tanto en las dermatitis atópicas graves como en las leves y moderadas, existen nuevas opciones de tratamiento prometedoras que pueden ayudar a mejorar la calidad de vida de los pacientes y su tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *