Varices | Guía de ejercicios recomendados

La insuficiencia venosa crónica (IVC) afecta aproximadamente al 5-10% de la población y presenta diversos grados de severidad.

Los síntomas principales son dolor, molestias inespecíficas que el paciente puede describir como picor, escozor o sensación de calor, hinchazón, pesadez y calambres. En cuanto a los signos, hay que mencionar el edema, las telangiectasias y las varices.

Ya, en estadíos avanzados, los cambios en la pigmentación de la piel y las úlceras varicosas, que constituyen la manifestación más grave de la insuficiencia venosa crónica.

¿Por qué tengo varices?

Qué podemos hacer para mejorar la sintomatología

La insuficiencia venosa crónica puede ser considerado por algunos pacientes únicamente como un problema estético, especialmente en sus fases iniciales, pero constituye un auténtico problema médico pues esta enfermedad influyen de manera general en la calidad de vida de los pacientes afectados, incluso cuando aún no han aparecido las manifestaciones más avanzadas.

La aparición de la enfermedad venosa está condicionada por unos factores de riesgo que podemos dividir en modificables y no modificables.

  • Dentro de los no modificables hay que mencionar la edad (aumenta la prevalencia según aumenta la edad), el sexo (es más frecuente en mujeres que en hombres) y los embarazos.
  • Dentro de los modificables, destacaremos el tabaquismo, el sobrepeso, el estreñimiento, la falta de actividad física y el uso de prendas que puedan producir compresión local. Estos factores modificables son los que establecen las pautas para las recomendaciones higiénico-dietéticas que son, sin duda, un pilar importante del tratamiento.

Vamos a distinguir entre recomendaciones generales y medidas físicoposturales para mejorar la sintomatología de la enfermedad venosa como las varices.

Qué hacer para evitar las varices

Recomendaciones generales

  • Temperatura. Evitar los ambientes calurosos. Hay que hacer especial énfasis en la recomendación de no tomar el sol, sobre todo en posición estática.
  • Compresión local. No se deben utilizar prendas de vestir o cinturones que dificulten el retorno venoso. Es también conveniente el uso de calzado cómodo con tacón bajo.
  • En el aseo diario hay que huir del agua muy caliente. Es mejor la ducha con agua templada y terminar con agua fría y dirigir el chorro de agua de abajo hacia arriba.
  • Se recomienda el uso de un jabón con pH 5.5 para proteger el mando lipídico de la piel y dificultar así la aparición de ulceraciones.
  • Hidratar la piel con frecuencia, para evitar lesiones. Se debe aplicar la crema con masaje ascendente para favorecer el retorno venoso.
  • Procurar no sufrir golpes o rozaduras en la piel, pues esto favorece la aparición o la agravación de úlceras. Los diabéticos deben tener un cuidado especial en este sentido.
  • Dieta baja en sal para disminuir el edema.
  • Dieta rica en fibra para evitar el estreñimiento.
  • Dejar de fumar.

Medidas físicoposturales

  • Deporte. El sedentarismo es uno de los principales factores de riesgo. Por ello hay que evitarlo en la medida de lo posible. Según las condiciones físicas del paciente se puede recomendar hacer algún deporte como natación o bicicleta. El ciclismo es un deporte ideal para las personas con enfermedad venosa crónica, pero hay que tener mucho cuidado con las caídas, por lo que el uso de la bicicleta estática puede ser una muy buena solución. Cuando no se pueda practicar ningún deporte, simplemente caminar todos los días es un ejercicio muy adecuado para mejorar el retorno venoso.
  • Cuando se esté en reposo, deben mantenerse las piernas en alto.
  • Las personas que trabajan durante mucho tiempo sentadas y por tanto mantienen las rodillas en flexión de 90º, deben levantarse cada 30-45 minutos o hacer movimientos en la propia silla.
  • Los pacientes que deban mantenerse en bipedestación, deben procurar hacer movimientos rotatorios con los tobillos cada 30-40 minutos. Además de alternar el peso de un miembro inferior a otro, haciendo flexiones con el que está libre de peso.

Cómo mejorar las varices

¿Cuáles son los mejores ejercicios para las varices?

Es muy importante utilizar unos minutos al día para hacer los siguientes ejercicios (hacer repeticiones de 15-20 para cada uno):

  1. Tumbado en el suelo, levantar las piernas estiradas y elevar una y descender la otra para separarlas. A continuación volver las dos a la misma posición y repetir el movimiento en sentido contrario.
  2. Tumbado en el suelo hacer movimiento de pedaleo
  3. Una vez tumbado, levantar una pierna lo más estirada posible y girarla en un sentido, elevar la otra pierna y hacer el mismo movimiento. Levantar de nuevo la primera pierna y hacer el giro en el sentido contrario. Y, a continuación, hacer lo mismo con el otro miembro.
  4. Hacer flexión-extensión de los dedos de los pies.
  5. Sentado en una silla y con los talones apoyados en el suelo, hacer la abducción-aducción de los pies.
  6. Andar de puntillas.
  7. Andar de talones.

El paciente tiene que ser consciente de la importancia de seguir estas recomendaciones de manera cotidiana.

El resto de acciones terapéuticas como el uso de medias de compresión, la administración de principios activos venotónicos (vid roja, castaño de indias,…), tanto por vía oral como tópica e incluso el tratamiento quirúrgico cuando proceda, no evitan la necesidad de mantener estos hábitos y de controlar por tanto, los factores de riesgo de la insuficiencia venosa crónica.

Referencias

https://www.semergen.es/resources/files/noticias/venosaCrocina_1.pdf
https://www.semfyc.es/wp-content/uploads/2020/06/Recomendaciones-manejo-de-la-Enfermedad-Venosa-Cronica-en-AP.pdf
https://www.sefac.org/system/files/2020-01/SEF_Ficha_InsuficienciaVenosa_2019_DEF.pdf
https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-insuficiencia-venosa-prevencion-tratamiento-13129193
https://www.elsevier.es/es-revista-angiologia-294-articulo-la-insuficiencia-venosa-cronica-espana–S000331700174672X

Deja un comentario

Desde Microbiota y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar.