Vid roja para la circulación sanguínea

Los trastornos del retorno venoso son muy habituales, afectan a más del 25% de la población.

Vid roja para la circulación sanguínea: vid roja mejora circulacion - HeelEspaña

Es algo más frecuentes en mujeres que en hombres y aumentando su prevalencia con la edad. Y en cuanto al tratamiento farmacológico, la vid roja para la circulación se encuentra entre los principios activos más utilizados. También destaca el castaño de indias, el rusco o la centella asiática entre otros.

Trastornos del retorno venoso

Consisten en un fallo en la circulación venosa predominantemente en las piernas, producido por alteraciones del endotelio vascular. Las paredes venosas se vuelven más distensibles y permeables. Además, las válvulas se hacen incompetentes. De esta manera existe un reflujo a tramos anteriores, lo que aumenta la cantidad de sangre en esos tramos. La mayor distensibilidad de las paredes venosas condiciona el aumento del diámetro interno del vaso, lo que aún dificulta más la coaptación de las válvulas. Los vasos engrosados serán perceptibles a través de la piel, formando las varices.

El aumento de la presión hidrostática en el interior de las venas, unido al aumento de la permeabilidad de las paredes, facilita que exista una extravasación que será la causa del edema.

Al principio del proceso aparecen síntomas leves como piernas cansadas, sensación de calor, dolor y calambres, especialmente en la parte posterior de las piernas. Se habla, entonces, de enfermedad venosa crónica (EVC). La aparición de edema o varices supone una fase más avanzada, que se denomina insuficiencia venosa crónica (IVC).

Otras manifestaciones pueden aparecer posteriormente como alteraciones en la pigmentación de la piel, eczema o úlceras.

Beneficios de la vid roja para la circulación

Tratamiento

Estos problemas circulatorios tienen a menudo una base genética, por lo que no se puede hablar de “curación” del proceso, pero sí de diferentes tratamientos para conseguir una mejoría de los síntomas. El tratamiento de la insuficiencia venosa crónica, puede estructurarse en varios niveles:

  • Hábitos higiénicos
  • Tratamientos drenadores
  • Tratamientos quirúrgicos
  • Tratamiento farmacológico: flebotónicos

Hábitos higiénicos

Los llamados hábitos higiénicos son una base fundamental del tratamiento. Consisten en una serie de cuidados en la vida diaria que pueden mejorar la circulación:

  • No permanecer mucho tiempo ni sentado ni de pie.
  • Poner los pies en alto al estar sentado.
  • No aplicar fuentes directas de calor.
  • Mantener un peso adecuado.
  • Hidratarse.

Estas medidas son siempre necesarias y útiles en cualquier fase de la enfermedad.

 

Tratamientos drenadores

En cuanto a los tratamientos drenadores, es muy eficaz el drenaje linfático manual y por supuesto también son muy adecuadas las medias elásticas, pues impiden en cierta medida la distensión de las venas y favorecen la circulación de las piernas. Las medias deben llevarse todo el día, no solo al salir a la calle y renovarlas cada 4-6 meses.

Tratamiento quirúrgico

En casos avanzados puede ser necesario un tratamiento quirúrgico para eliminar los vasos más afectados, es decir las varices. Este tratamiento es estéticamente muy eficaz, pero no soluciona el problema de base de la circulación.

Propiedades de la vid roja para la circulación de las piernas

Tratamiento farmacológico

La vid roja para la circulación es uno de los principios activos más utilizados como tratamiento farmacológico. Pero otros principios activos muy utilizados son los presentes en plantas el castaño de indias, el rusco o la centella asiática entre otros.

Estos principios activos son del grupo de los flavonoides, que son compuestos que se encuentran de manera natural en vegetales y en frutas. En general los flavonoides tienen efecto antioxidante y una acción flebotónica o venotónica, es decir, son capaces de aumentar el tono de la pared de las venas, por lo que éstas mejoran su capacidad de contener la sangre sin distenderse.

Beneficios de la vid roja para la circulación

Dentro de las plantas ricas en flavonoides, una de las más estudiadas y de las más utilizadas es la vitis vinífera.

La vitis vinífera o vid roja para la circulación ha sido utilizada desde hace mucho tiempo. Los viticultores franceses utilizaban las hojas de la vid tanto en infusión como en emplasto para aliviar el dolor y la hinchazón en las piernas, derivados de estar muchas horas de pie durante la vendimia.

Actualmente se conoce el contenido de flavonoides en las hojas de la vid, sobre todo quercitrina e isoquercitrina y se ha estandarizado su extracto, lo que permite utilizar la dosis necesaria de manera precisa.

Beneficios y usos de la vid roja para la circulación de las piernas

Se ha demostrado que el extracto de hoja de vid roja tiene una acción positiva sobre las paredes de los capilares sanguíneos, disminuyendo su permeabilidad, lo que minimiza la posible extravasación de plasma, disminuyendo el edema y además, aumenta la elasticidad de los vasos sanguíneos, mejorando así la circulación.

Existen estudios clínicos que han demostrado que el extracto seco de hojas de vitis vinífera, en dosis diaria de 360 mg, administrado durante un período de 10-12 semanas a pacientes con trastornos circulatorios venosos leves o moderados, consigue una disminución del edema que aparece en los tobillos, así como una mejoría de los principales síntomas asociados a esta patología.

La vid roja tiene, además, un marcado efecto antioxidante. Protege a las células de las paredes de las venas del efecto negativo de los radicales libres. Actualmente existen presentaciones tanto orales como tópicas. Estas últimas facilitan además el masaje ascendente, favoreciendo el flujo de la circulación de retorno.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *