Cremas para mejorar la circulación en las piernas

Los hábitos higiénicos constituyen una base fundamental del tratamiento del retorno venoso. Pero existen otro tipo de tratamiento que pueden ser muy útil en este caso. Y ¿existe alguna crema para mejorar la circulación? Si contienen determinados principios activos sí pueden ser de utilidad.

Cuál es la mejor crema para mejorar la circulación en las piernas

Mala circulación en las piernas

Los trastornos del retorno venoso son muy frecuentes. Consisten en un fallo en la circulación venosa de las piernas. Afectan, aproximadamente, a la cuarta parte de la población. Es algo más frecuentes en mujeres que en hombres y aumenta su prevalencia con la edad, sobre todo por encima de los 50 años.

Los síntomas predominantes en las fases leves son piernas cansadas, dolor y calambres o sensación de calor. La aparición de edema o varices supone una fase más avanzada.

El tratamiento de la insuficiencia venosa crónica, puede estructurarse en varios niveles:

  • Hábitos higiénicos
  • Tratamientos drenadores
  • Tratamientos quirúrgicos
  • Tratamiento farmacológico: flebotónicos

Beneficios de la crema para mejorar la circulación

Hábitos higiénicos

Los hábitos higiénicos constituyen una base fundamental del tratamiento. Consisten en una serie de cuidados en la vida diaria que pueden mejorar la circulación. Y, además, deben tenerse en cuenta independientemente de si el paciente tiene otros tratamientos asociados. Entre los hábitos higiénicos que deben recomendarse se encuentran:

  • No permanecer mucho tiempo ni sentado ni de pie. El sedentarismo es perjudicial, porque el movimiento muscular es necesario para impulsar la sangre por las venas. Permanecer mucho tiempo de pie, dificulta el retorno de la sangre y aumenta la presión dentro de los vasos sanguíneos. Si la persona tiene que permanecer en estas posturas mucho tiempo, por ejemplo por su actividad laboral, es necesario que haga descansos y cambios posturales a menudo.
  • Poner los pies en alto al estar sentado, esta posición favorece el retorno sanguíneo. Si además se realizan masajes ascendentes, el beneficio es aún mayor.
  • No aplicar fuentes directas de calor. No sólo calefacción. Ahora, en verano, hay que evitar tomar el sol en las piernas o darse baños o duchas con el agua muy caliente.
  • Mantener un peso adecuado, pues la obesidad favorece la aparición de varices.
  • Hidratar muy bien la piel.

Tratamiento drenadores

En cuanto a los tratamientos drenadores, es muy eficaz el drenaje linfático manual. Y, por supuesto, también son muy adecuadas las medias elásticas. Estas van a impedir la distensión de las venas y favorecen la circulación de las piernas. Las medias deben llevarse todo el día, no solo al salir a la calle.

 

Tratamiento quirúrgico

En casos avanzados puede ser necesario un tratamiento quirúrgico para eliminar los vasos más afectados, es decir, las varices. Este tratamiento es estéticamente muy eficaz, pero no soluciona el problema de base de la circulación.

Ingredientes de una crema para mejorar la circulación

Tratamiento farmacológico

En cuanto al tratamiento farmacológico, los principios activos más utilizados son del grupo de los flavonoides que son compuestos que se encuentran de manera natural en vegetales y en frutas.

En general los flavonoides tienen efecto antioxidante y una acción flebotónica o venotónica. Es decir, son capaces de aumentar el tono de la pared de las venas por lo que estas mejoran su capacidad de contener la sangre sin distenderse.

El tratamiento farmacológico puede hacerse por vía oral o por vía tópica. El tratamiento oral tiene un efecto vasotónico y vasoprotector, además, algunas plantas ricas en flavonoides tienen también un efecto antioxidante, como es el caso de la vitis vinífera.

¿Y cómo debe ser la crema para mejorar la circulación? La aplicación por vía tópica de extractos de plantas ricas en flavonoides tiene un efecto inmediato, no actúa sobre el curso de la enfermedad, pero reduce rápidamente la sensación de cansancio y pesadez en las piernas, por lo que es muy habitual combinarlo con el tratamiento oral.

Los productos tópicos pensados para el alivio de la sintomatología asociada a trastornos del retorno venoso deben presentar idealmente una serie de características: no resecar la piel, tener una textura agradable que permita realizar con ellos un buen masaje ascendente y proporcionar una sensación de frescor que potencie el efecto de sus componentes en cuanto a al alivio de calambres, dolor o pesadez.

Cuida tus piernas con la crema para mejorar la circulación

Compisición: crema para mejorar la circulación

En cuanto a la composición de una buena crema para mejorar la circulación, hay múltiples plantas que pueden utilizarse en este sentido. Podemos destacar algunas de las más utilizadas como la vid roja, el castaño de indias, el rusco o la centella asiática.

La vitis vinífera o vid roja ha sido utilizada desde hace mucho tiempo. Se ha demostrado que el extracto de hoja de vid roja tiene una acción sobre la permeabilidad de las paredes de los capilares sanguíneos. La vid roja tiene, además, un marcado efecto antioxidante. Protege a las células de las paredes de las venas del efecto negativo de los radicales libres.

Las semillas y corteza de castaño de indias o aesculum hippocastanum tienen un uso establecido por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) en el tratamiento de la insuficiencia venosa crónica que cursa con piernas hinchadas, pesadez, dolor, cansancio y calambres. Este efecto se deriva de su contenido en flavonoides.

El rusco o ruscus aculeatus es un arbusto del que se utilizan las raíces y los rizomas para el alivio de los síntomas asociados a trastornos del retorno venoso. El extracto de rusco tonifica el endotelio vascular y tiene un efecto venotónico.

La centella asiática también es útil en patologías venosas. Mejora la elasticidad de las paredes de los vasos y reduce el edema.

El uso de cremas o geles en cuya composición se encuentren estas plantas ricas en flavonoides produce un alivio rápido de las molestias asociadas a los trastornos del retorno venoso.

Es muy conveniente que la aplicación se haga mediante un masaje ascendente que sume su efecto mecánico drenador al efecto flebotónico de los principios activos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *