Tratamiento para los principales trastornos del sueño

El ser humano invierte, por término medio, un tercio de su vida en dormir. Con el sueño se restablece el equilibrio físico y psicológico básico de las personas. Pero, aproximadamente, una tercera parte de la población se ve afectada por los principales trastornos del sueño. Estos constituyen una causa muy frecuente de consulta. Se trata de una patología que se presenta de manera aislada o asociada a otras patologías.

Principales trastornos del sueño en niños: tratamiento - HeelEspaña
Bajo rendimiento en niños con trastornos del sueño – HeelEspaña

Principales trastornos del sueño y niños

En los niños, hasta un 25% de las visitas al pediatra están relacionadas con algún problema ligado con el sueño. Los niños presentan trastornos del sueño diferentes a los del adulto en frecuencia, causas y consecuencias.

Uno de los principales trastornos del sueño en niños es una mala regulación del ritmo biológico del sueño y la dificultad para conciliar o iniciar el sueño. No existe un patrón de sueño homogéneo para todos, incluyendo niños y adultos.

Tipos de trastornos del sueño

Los principales trastornos del sueño comprenden un grupo de enfermedades heterogéneas muy diversas e incluso situaciones no patológicas como son simplemente unos hábitos inadecuados.

Para el manejo de los principales trastornos del sueño se debe realizar un abordaje integral intentando tratar la causa.

La mayoría de los tratamientos que se recomiendan están basados en la higiene del sueño y en intervenciones no farmacológicas como las terapias cognitivo-conductuales muy utilizadas en niños.

Tratamiento de los principales trastornos del sueño

  • Sindrome de apnea-hipopnea del sueño (SAHS). Es más frecuente en adultos que en niños y el tratamiento consiste en medicación, extirpación de amígdalas y/o adenoides si fuese la causa. El uso de instrumentos que proporcionan presión continua positiva de aire (CPAP) sobre las vías respiratorias para mantenerlas abiertas.
  • Hipersomnias. Se define como somnolencia diurna sin que exista insomnio. En este grupo se encuentra la narcolepsia y otras hipersomnias. Se tratan habitualmente con medidas de higiene del sueño, medicación para mantenerse despierto, en concreto administrando derivados anfetamínicos y otros.
  • Alteraciones del ritmo circadiano. Son las alteraciones que se producen en la relación entre la fase de vigilia y la fase de sueño. Las más importantes son:
    1. Síndrome de retraso de fase. Es decir, el paciente se duerme más tarde y se despierta más tarde. El tratamiento principalmente se realiza con medidas de higiene del sueño y con suplementos de melatonina. La melatonina ayuda a ajustar el ritmo circadiano. También se utiliza la cronoterapia.
    2. Síndrome de adelanto de fase. Lo contrario de lo anterior. El paciente siente sueño muy pronto y se levanta también pronto. Como tratamiento se utiliza la cronoterapia y la fototerapia. Algunos autores administran dosis bajas de melatonina ya que, si se administra a dosis bajas al principio de la mañana, resincronizará el ciclo, induciendo un retraso de fase de los ritmos circadianos.
    3. Jet lag. Es una alteración del ritmo sueño-vigilia relacionada con los viajes. Estos pacientes se tratan fundamentalmente con melatonina.
    4. Alteraciones del ritmo por razones laborales (turnos de trabajo) o por procesos médicos (sobre todo por intervenciones quirúrgicas). Se tratarán fundamentalmente con medidas de higiene del sueño, terapia cognitivo-conductual y melatonina.

Tratamiento para parasomnias y síndrome de piernas inquietas

  • Parasomnias. Existe alteración en la calidad del sueño. Aquí se incluyen el sonambulismo, el despertar confusional, los terrores nocturnos o las pesadillas. El tratamiento de las parasomnias va a depender del tipo de parasomnia. Algunas no tienen y otras no necesitan tratamiento. Pero otras tienen y necesitan tratamiento. Algunas parasomnias responden muy bien al tratamiento con benzodiazepinas administradas por la noche.
    Tratamiento parasomnias y causas - HeelEspaña
  • Síndrome de piernas inquietas. El paciente tiene necesidad de mover las piernas, de manera incontrolable. Para el tratamiento de esta entidad es importante las medidas de higiene del sueño y evitar determinados fármacos que pueden empeorar los síntomas como los antihistamínicos, algunos sedantes que bloquean la dopamina, y ciertos antidepresivos.Además, es importante controlar el déficit de hierro, fármacos antidepresivos, así como alteraciones en el funcionamiento renal, etc. Finalmente, el tratamiento se individualiza según cada caso y se utilizan los agonistas dopaminérgicos (de primera elección), los antiepilépticos y en caso refractarios, los opioides.

Insomnio: trastorno del sueño más frecuente

Se debe realizar un abordaje integral intentando tratar la causa a través de:

  1. Medidas de higiene del sueño.
  2. Intervenciones no farmacológicas.
  3. Intervenciones farmacológicas.

Los principales trastornos del sueño en niños son la dificultad de conciliación del sueño debido a una mala higiene del mismo, por trastornos de conducta o por retraso de fase. La mayoría de los tratamientos que se recomienden en pediatría estarán basados en higiene de sueño, terapia cognitivo-conductual y melatonina.

Medidas de higiene del sueño

Entre las medidas de higiene del sueño recomendadas se encuentran las siguientes:

  • Establecer una rutina de sueño. Acostarse y levantarse cada día a la misma hora.
  • Mantener una actividad física regular. Realizar ejercicio físico una hora al día y, tres horas antes de dormir, mejora la calidad del sueño y la intensidad.
  • Evitar la siesta. En casos concretos, se puede permitir una siesta después de comer, con una duración no mayor de 30 minutos.
  • Llevar una vida saludable. Eliminar el consumo de excitantes y evitar las bebidas que contienen cafeína y teína.
  • Intentar regular los horarios de las comidas y que sean equilibradas.
  • Mantener las condiciones adecuadas de temperatura, con unos niveles mínimos de luz y ruido en la habitación.
  • No utilizar el ordenador en las dos horas previas al sueño nocturno.

Intervenciones no farmacológicas en el insomnio

Existen una serie de técnicas conductuales y cognitivas utilizadas para el tratamiento del insomnio que se describen en la siguiente tabla.

Control de estímulosTécnica conductual basada en fortalecer la relación cama/dormitorio con relajación y sueño.
Restricción del sueñoTécnica en la que se restringe el tiempo que el paciente con insomnio puede pasar en la cama cada noche.
Ejercicios de relajaciónDirigidos a reducir la hiperexcitabilidad que tienen los pacientes con insomnio
Terapia congnitivaTécnica psicoterapéutica basada en la restructuración cognitiva de los pensamientos y creencias erróneas sobre el sueño que tienen los pacientes insomnes y que incrementan la ansiedad y la preocupación
Intención paradójicaSe pide al paciente que se esfuerce en no dormir

Intervenciones farmacológicas en el insomnio

Cómo tratar los principales trastornos del sueño - HeelEspaña
Tratamiento con fitoterapia para el insomnio – HeelEspaña

En cuanto a las ayudas farmacológicas, será el médico el que determine cuál puede ser la adecuada en cada caso.

Melatonina

La melatonina administrada en función de las horas del día puede actuar como inductor del sueño y como cronobiótico: facilitando la sincronización del proceso circadiano (ritmo vigilia-sueño.). El efecto cronobiológico y su eficacia dependen en gran medida del momento de su administración y no tanto de la dosis (especialmente en niños).

La melatonina se administrará ½hora/ 1 hora antes de ir a dormir. De esta forma conseguimos que se inicie el sueño sin cambiar la arquitectura del sueño. Por tanto, puede ser una buena solución para muchas personas con trastornos del sueño. Es una opción terapeútica eficaz, segura y tolerable.

 

Benzodiazepinas

Existen otros tratamientos como son las benzodiazepinas o los hipnóticos no benzodiazepínicos. Son inductores del sueño que también resultan eficaces y son muy utilizados para el tratamiento de los trastornos del sueño. Debido a la posible aparición de habituación y de los efectos secundarios que pueden presentar, serán supervisados y controlados por el médico.

Antihistamínicos

Los antihistamínicos se utilizan en algunos casos sobre todo en pacientes jóvenes y niños. Penetran la barrera hematoencefálica y reducen la latencia de sueño y los despertares nocturnos, pero pueden presentan algunos efectos secundarios.

Antidepresivos

En el tratamiento del insomnio asociado a depresión se han utilizado los antidepresivos , pero no hay evidencia sobre su seguridad y eficacia en el insomnio no asociado a depresión.

Fitoterapia

Fitoterapia. estudio de las plantas medicinales - HeelEspañaPor otra parte, a nivel natural, existen tratamientos con fitoterapia, como pasiflora, valeriana o melisa, que presentan eficacia y un buen perfil de seguridad y tolerabilidad. Pueden ser utilizados tanto en niños como adultos.

Conclusiones

Para finalizar a modo de resumen, comentar que en muchos de los principales trastornos del sueño no se requerirá una intervención farmacológica y será suficiente con medidas de higiene del sueño e intervenciones no farmacológicas (sobre todo en niños). Si estas medidas no son suficientes, se deberá instaurar un tratamiento para mejorar la calidad del sueño.

La melatonina es una buena opción de tratamiento, ya que reduce el tiempo para conciliar el sueño sin alterar la arquitectura del mismo, además de no presentar efectos no deseados.

Referencias
Van Geijlswijk IM, van der Heijden KB, Egberts AC, Korzilius HP, Smiths MG. Dose finding of melatonin for chronic idiopathic childhood sleep onset insomnia: An RCT. Psychopharmacology. 2010; 212: 379-91.
Guía del insomnio 2016 de la sociedad Española del sueño (www.ses.org.es)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *