Probióticos contra el daño intestinal por el uso de antibióticos

La toma de antibióticos puede provocar disbiosis en la microbiota, que conlleva la aparición de diferentes enfermedades, como el daño intestinal. Por tanto, toca prevenir los desajustes de la microbiota. ¿Cómo lo hacemos?
Cómo prevenir los desajustes de la microbiota - HeelEspaña

Diarrea asociada a antibiótico: desajuste de la microbiota

Hablamos de diarrea cuando existe una disminución de la consistencia de las heces, acompañada de una mayor frecuencia de deposiciones. Existen numerosas causas que están implicadas en la aparición de las diarreas:  infecciosa, intoxicación, fármacos, malabsorción, etc. Entre las cuales, además, se encuentra el uso de antibióticos.

La diarrea asociada a antibióticos es una entidad clínica que ha aumentado de manera considerable los últimos años a nivel mundial.

La aparición de diarrea asociada a la administración de antibióticos se presenta entre un 5% y un 25% de los pacientes.

Este tipo de patología se ha visto favorecida por el incremento en el uso de antibióticos de amplio espectro, sobre todo los que alteran la microbiota intestinal habitual.

Su incidencia va a variar en función del antibiótico utilizado. La infección por Clostridium difficile es la responsable de al menos el 10-20% de los casos de diarrea asociada a antibióticos. Los casos provocados por este microorganismo son cuadros más graves por lo que resulta importante la identificación del agente responsable, ya que requerirá un tratamiento específico.

Desajustes de la microbiota: ¿por qué se producen? - HeelEspaña

¿Por qué se produce la diarrea asociada a antibióticos?

Los antibióticos producen un trastorno en la microbiota intestinal que origina diarrea por distintos mecanismos:

  • Alteración en el metabolismo de los hidratos de carbono (azúcares) por parte de algunas poblaciones bacterianas de la microbiota intestinal, originando una diarrea osmótica.
  • Disminución de la degradación bacteriana de sales biliares.
  • Hay un aumento de la motilidad intestinal.
  • Aparición de reacciones alérgicas o irritación de la mucosa intestinal por efecto directo del antibiótico.
  • Sobrecrecimiento de bacterias resistentes que al provocar infección producen diarrea: Clostridium perfringens, Staphylococcus aureus y Salmonella entérica.

La mayoría de las veces no se sabe la causa, y muchos casos se atribuyen al efecto directo del antibiótico. El antibiótico típico que representa la diarrea asociada a antibióticos es la amoxicilina-clavulánico.

El uso de antibióticos acompañados de probióticos ayuda a prevenir los desajustes de la microbiota intestinal.

Como hemos comentado anteriormente la diarrea ocasionada por Clostridium difficile predomina entre las diarreas asociadas a antibiótico. Se debe al crecimiento de este patógeno provocado por un desequilibrio de la microbiota intestinal. Este microorganismo genera dos tipos de toxinas (A y B) que pueden dañar al intestino grueso.

Existen otros estudios que reconocen la existencia de otros gérmenes productores de diarrea asociada a antibióticos como el Staphylococcus aureus, Klebsiella Oxytoca, especies de Candida y especies de Salmonella que también pueden dañar el intestino en determinadas circunstancias.

¿Qué antibióticos provocan diarrea?

Probióticos contra el daño intestinal por el uso de antibióticos: antibioticos heelespana - HeelEspaña

Entre los antibióticos que más frecuentemente pueden provocar la diarrea asociada a antibióticos (DAA) se encuentran:

  • La amoxiclina-clavulánico con casi una cuarta parte de los casos.
  • Ampicilina entre el 5-10% de los casos.
  • Las cefalosporinas (cefixima con casi un 15%).
  • Y las fluorquinolonas.

Entre los antibióticos que causan una menor incidencia la eritromicina, trimetoprim-sulfametoxazol, metronidazol, cloranfenicol y tetraciclinas.

No se han demostrado diferencias significativas en la incidencia de diarrea asociada a antibiótico (DAA) en cuanto a la forma de administración, oral o parenteral, aunque los pacientes hospitalizados son más susceptibles a sufrir este problema.

Factores que influyen en la aparición de las diarreas asociadas a antibiótico

Existen una serie de factores que influyen en la aparición de DAA:Qué influye en los desajustes de la microbiota - HeelEspaña

  • Edad mayor de 65 años, es más frecuente este tipo de diarrea en este tipo de pacientes.
  • Estados de malnutrición.
  • Enfermedades asociadas.
    • Enfermedad inflamatoria intestinal: Colitis ulcerosa.
    • Enfermedad de Crohn. Fundamentalmente por alteración de la microbiota intestinal, alteración de los mecanismos de barrera intestinal y el uso de inmunosupresores.
  • Cirugía abdominal reciente.
  • Hospitalización reciente o personas ingresadas en centros geriátricos, residencias, etc.
  • Estados de inmunosupresión. Cáncer, quimioterapia, esteroides o trasplantados.

Síntomas de la DAA

La mayoría de los casos de diarrea son leves y autolimitados. Los pacientes pueden presentar síntomas durante la toma de antibióticos, o bien bastantes días después de haber terminado el antibiótico. La dosis de antibióticos es variable para la aparición de la DAA, incluso con una sola dosis es suficiente.

Los pacientes presentan un aumento del número de las deposiciones, que suelen ser líquidas, abundantes, numerosas y, en algunos casos más graves, manchadas con sangre. Otros síntomas acompañantes que pueden aparecer son mal estado general, dolor abdominal y en algunas ocasiones fiebre.

En el caso de aparición de la infección por Clostridium difficile, la diarrea se inicia después de que ha concluido la terapia antibiótica y, a veces, después de un mes. Las deposiciones son abundantes, acuosas o mucosas, pueden contener sangre y se acompañan de dolor abdominal, fiebre y compromiso del estado general. En casos más prolongados o intensos puede aparecer deshidratación, depleción de electrolitos e hipoproteinemia (por pérdida de proteínas por el colon).

Diagnóstico de la DAA

Cómo tratar los desajustes de la microbiota - HeelEspaña

El diagnóstico es fundamentalmente clínico, basándonos en los síntomas y en el uso de antibióticos. En pocas ocasiones será necesario realizar una colonoscopia salvo en la situación de sospecha de infección por este microorganismo. El diagnóstico en este caso se realiza por la detección de la toxina en las heces del enfermo.

En niños es necesario descartar antecedentes epidemiológicos en contra de la DAA. Con ello nos referimos a los viajes, ingesta de alimentos, tóxicos, alergia o intolerancia a las proteínas de vaca, mecanismos obstructivos u otras enfermedades.

Tratamiento de la DAA

El tratamiento para prevenir los desajustes de la microbiota debe ser prescrito por el médico. Ante la aparición de diarrea por antibióticos, el paciente debe consultar al mismo. La mayoría de las veces no será necesario suspender el tratamiento, sólo en algunas ocasiones requerirá el cambio del antibiótico o su suspensión.

El tratamiento consistirá en unas medidas dietéticas, de apoyo general e hidratación, en concordancia con la gravedad del cuadro clínico.

Cuando exista dolor o molestias abdominales se pueden añadir medicamentos antiperistálticos.

Eficacia de los probióticos para prevenir los desajustes de la microbiota

Probióticos: prevenir los desajustes de la microbiota - HeelEspaña

Dado que la mayoría de los casos son leves y autolimitados, es cada vez más frecuente la utilización de probióticos por vía oral. Sobre todo, Lactobacilos, Bifidobacterias o Sacaromyces, etc.

Esto es debido a que han demostrado su eficacia tanto en el tratamiento como en la profilaxis de la DAA. Se ha comprobado que la toma de agentes probióticos conjuntamente con antibióticos reduce la incidencia de diarrea por antibióticos. Y, por tanto, la toma de probióticos ayudan a prevenir los desajustes de la microbiota.

Acción de los probióticos

Existen varios posibles mecanismos de acción de los probióticos que nos ayudan a prevenir los desajustes de la microbiota:

  • Influencia en la microbiota bacteriana en la luz intestinal. Estos microorganismos producen sustancias antibióticas naturales (bacteriocinas) contra los patógenos.
  • Modulación de la función inmune. Influye en las interacciones con el sistema inmunitario, inhibiendo el desarrollo, el ataque o la invasión de agentes patógenos.
  • Mejora de la barrera intestinal. Se postula que pueden producir sustancias (ácidos grasos de cadena corta) que inhiben la respuesta inflamatoria.

En el caso de infecciones graves (Clostridium difficile en las heces) debe iniciarse tratamiento específico con antibióticos (metronidazol vía oral, Vancomicina oral).

Referencias bibliográficas
• Morales González, S., & Navazo Bermejo, L. (2006). Diarrea por antibióticos. Revista Española de Enfermedades Digestivas, 98(7), 550-550.
• SABAH, S. (2015). Diarrea asociada a antibióticos. Revista Médica Clínica Las Condes, 26(5), 687-695.
• Aslam, S., & Musher, D. M. (2006). An update on diagnosis, treatment, and prevention of Clostridium difficile–associated disease. Gastroenterology Clinics, 35(2), 315-335.
• Probióticos, prebióticos y salud: Evidencia científica, Eds. G. Alvarez Calatayud, A. Marcos y A. Margolles. Ed. Sociedad Española de Probióticos y Prebióticos-Ergon, 2016. ISBN 978-84-16732-09-8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *