La microbiota de la piel sufre con la llegada del invierno

La superficie cutánea presenta fundamentalmente una función de barrera con un componente físico, químico, inmunológico y microbiológico. Este último representa lo que denominamos microbiota de la piel.

La distribución de los microorganismos presentes en la piel (fundamentalmente bacterias y hongos) no es homogénea. Depende de varios factores que influencian su microambiente. Hablamos del pH, la humedad o la temperatura.

Influencia de la temperatura en la microbiota de la piel

La piel

La piel es el órgano de mayor superficie del cuerpo humano y nos protege frente a agresiones de agentes externos presentes en el medio ambiente. Su ecosistema está formado por un gran número de microorganismos que incluyen virus, hongos y bacterias, así como algunos ácaros.

La superficie cutánea es susceptible de ser colonizada por los microorganismos ambientales. Generalmente, se encuentra seca, ácida y sufre abrasiones continuas y los nutrientes son escasos. Esto limita mucho los microorganismos que pueden establecerse sobre ella.

¿Qué es el microbioma y la microbiota de la piel?

El microbioma es el conjunto de microbios (bacterias, arqueas, virus, hongos y parásitos) incluyendo sus genes y metabolitos, así como las condiciones ambientales que les rodean.

La microbiota es el conjunto de microorganismos que residen en nuestra piel.

La microbiota de la piel se compone de cuatro filos principales de bacterias:

  • Actinobacterias (60%)
  • Firmicutes (25%)
  • Proteobacterias
  • Y Bacteroidetes

Hay más de 40 géneros bacterianos identificados. En las áreas sebáceas predomina el género Propionibacterium (cutibacterium) mientras que Staphylococcus y Corynebacterium son más abundantes en las zonas de piel húmeda.

Finalmente, los géneros de bacterias Gram-negativas son los mayoritarios en la piel seca. También aparecen hongos, principalmente del género Malassezia (son beneficiosos, pero cuya proliferación excesiva es el origen de la caspa) y ácaros (Demodex folliculorum) que viven en los folículos pilosos.

Composición de la microbiota de la piel

¿Qué factores alteran la microbiota de la piel?

Algunos factores, como la edad, la dieta o el uso de antibióticos, pueden afectar a la composición microbiana. Una microbiota desequilibrada (disbiosis) es capaz de provocar la activación del sistema inmune y comprometer la función protectora de la barrera epitelial, generando una microbiota proinflamatoria.

Existen cada vez más estudios que demuestran la existencia de este fenómeno, que suele acompañarse de disbiosis, en diversas patologías cutáneas. La microbiota de la piel protege al huésped de los patógenos gracias a su presencia física en la superficie de la piel y a la secreción de ácidos y moléculas antibacterianas.

Además, la microbiota de la piel desempeña un papel muy importante en la inmunidad al estimular los mecanismos de defensa de la epidermis y del organismo en general y modula la inflamación cuando sea necesario.

Una microbiota de la piel equilibrada nos protege, pero si existe una disbiosis proliferan los patógenos y pueden provocar trastornos. Estos trastornos que encontramos en relación con alteraciones de la microbiota cutánea son: rosácea, acné, dermatitis atópica, psoriasis, etc.

Existen otros factores importantes que pueden alterar el equilibrio microbiano cutáneo como son: la contaminación, la higiene excesiva, los productos irritantes tópicos (detergentes, gel, etc.), estrés, etc.

 

 

Relación entre temperatura y piel

Ya hemos comentado que existen factores como el pH, la temperatura y la humedad que influyen de forma importante en la composición de nuestra microbiota cutánea. En verano, la piel está más húmeda debido al sudor, pero en el invierno la piel se vuelve más seca debido a la disminución de la humedad y de temperatura.

A esto, hay que añadir que el uso en invierno de la calefacción puede provocar pérdidas importantes de humedad en espacios interiores, agravando el problema de sequedad de la piel.

Durante el invierno la exposición al sol es menor, por lo que, hay menor formación de vitamina D. No se debe olvidar que la vitamina D es una sustancia antiinflamatoria (inmunomoduladora) natural. Por tanto, si los niveles disminuyen, no es raro observar una mayor aparición del número de brotes de dermatitis o eccema en pacientes predispuestos.

Relación entre invierno y microbiota de la piel

Recomendaciones para el mantenimiento de una microbiota de la piel adecuada en invierno

Existen una serie de recomendaciones generales que pueden ayudar al mantenimiento de la microbiota cutánea, entre las que destacan:

  • Dieta equilibrada, siendo la mejor la dieta mediterránea. No utilizar alimentos ultraprocesados, ni ricos en azúcar, grasa o sal. La dieta mediterránea es rica en frutas y verduras que son prebióticos naturales.
  • Evitar productos irritantes para la piel. Utilizar productos de higiene que sean adecuados con la piel.
  • Hidratación adecuada de la piel: beber abundante agua e hidratación de la piel con cremas humectantes después de la ducha.
  • Duchas cortas sin agua demasiado caliente. La ducha de agua caliente reseca la piel.
  • Humidificar el ambiente en lugares cerrados
  • Evitar cambios bruscos de temperatura (exceso de calor por la calefacción o aire acondicionado)

Investigación con la microbiota de la piel

Utilización de probióticos y prebióticos

Para tener una microbiota equilibrada, además de realizar una dieta saludable, los probióticos pueden contribuir al mantenimiento de la salud digestiva y de la salud de la piel.

Se ha propuesto que algunos probióticos específicos son útiles en personas que padecen dermatitis atópica (DA). El papel que desempeñan los probióticos se realiza a través de la modulación de la respuesta inmune y de la recuperación de la barrera intestinal. La eficacia de los probióticos en la DA se ha demostrado en diferentes estudios con distintas cepas probióticas.

Los resultados de dichos estudios (metaanálisis) muestran los efectos beneficiosos de algunas cepas probióticas en comparación con placebo en la reducción de los síntomas de dermatitis atópica. En concreto, los resultados obtenidos en un metaanálisis con las cepas probióticas (Bifidobacterium animalis subsp lactis CECT 8145, Bifidobacterium longum CECT 7347 y Lactobacillus casei CECT 9104) mostró una alta evidencia de la eficacia de los probióticos en la reducción de los síntomas de la DA comparado con placebo.

Conclusiones

Las conclusiones del estudio realizado por Navarro con estas cepas probióticas (publicado en Jama dermatology 2018) indican que se produce una reducción del índice SCORAD y el uso de corticosteroides tópicos en el grupo tratado con la mezcla de probióticos. Esta evidencia apoya la eficacia de la administración de esta mezcla probiótica a pacientes con DA moderada y sugiere que podría utilizarse más ampliamente en la práctica clínica.

Referencias

• Dréno B, Araviiskaia E, Berardesca E, Gontijo G, Sanchez Viera M, Xiang LF, et al. Microbiome in healthy skin, update for dermatologists. J Eur Acad Dermatol Venereol. 2016 Dec;30(12):2038-47.
• Salem I, Ramser A, Isham N, Ghannoum MA. The gut microbiome as a major regulator of the gut-skin axis. Front Microbiol [Internet]. 2018.
• O’Neill et al. The gut-skin axis in health and disease: A paradigm with therapeutic implications. BioEssays. 2016;
• Byrd AL, Belkaid Y, Segre JA. The human skin microbiome. Nat Rev Microbiol. 2018;16(3):143-155.
• Deng Y, Wang H, Zhou J, Mou Y, Wang G, Xiong X. Patients with acne vulgaris have a distinct gut microbiota in comparison with healthy controls. Acta Derm Venereol. 2018; 98(8):783–90.
• Tan‐Lim, C. S. C., Esteban‐Ipac, N. A. R., Mantaring III, J. B. V., Chan Shih Yen, E., Recto, M. S. T., Sison, O. T., & Alejandria, M. M. (2020). Comparative effectiveness of probiotic strains for the treatment of pediatric atopic dermatitis: A systematic review and network meta‐analysis. Pediatric Allergy and Immunology.
• Navarro-López, V., Ramírez-Boscá, A., Ramón-Vidal, D., Ruzafa-Costas, B., Genovés-Martínez, S., Chenoll-Cuadros, E., … & Codoñer-Cortés, F. M. (2018). Effect of oral administration of a mixture of probiotic strains on SCORAD index and use of topical steroids in young patients with moderate atopic dermatitis: a randomized clinical trial. JAMA dermatology, 154(1), 37-43.

Deja un comentario

Desde Microbiota y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar.