Diarrea vírica | Protocolo de actuación con el paciente

Los cuadros de diarrea más frecuentes son producidos por virus. Es decir la gastroenteritis o diarrea vírica. A parte de la diarrea acuosa suelen aparecer otros síntomas como son: dolor o calambres en el abdomen, náuseas o vómitos, y a veces fiebre.

Causas de la diarrea vírica - HeelProbiotics - HeelEspaña

Gastroenteritis vírica o diarrea vírica

La gastroenteritis vírica es aguda, lo cual significa que ocurre de forma repentina y dura poco tiempo. La mayoría de los casos de diarrea vírica duran menos de una semana, y la mayoría de las personas mejoran por sí solas sin tratamiento médico. En algunos casos, la gastroenteritis vírica puede causar síntomas severos o puede llevar a la deshidratación.

¿Por qué se produce la diarrea vírica? - HeelProbiotics - HeelEspaña

¿Cuáles son las causas?

Muchos virus diferentes pueden causar un cuadro diarreico. Las causas más comunes incluyen:

  • Norovirus. El norovirus es la causa más común de gastroenteritis vírica. Los síntomas usualmente comienzan de 12 a 48 horas después de haber estado en contacto con el virus. Duran de 1 a 3 días.
  • Rotavirus. Los síntomas usualmente comienzan aproximadamente 2 días después de entrar en contacto con el virus. Duran de 3 a 8 días. Las vacunas pueden prevenir la infección por rotavirus.
  • Adenovirus. Los síntomas usualmente comienzan de 3 a 10 días después de entrar en contacto con el virus. Y duran de 1 a 2 semanas.
  • Astrovirus. Los síntomas usualmente comienzan de 4 a 5 días después de entrar en contacto con el virus y duran de 1 a 4 días.

El norovirus causa infecciones en personas de todas las edades. El rotavirus, el adenovirus y el astrovirus con mayor frecuencia infectan a los bebés y niños pequeños, pero pueden infectar a los adultos.

Los virus pueden causar gastroenteritis en cualquier época del año. El virus de la influenza (gripe) no causa gastroenteritis. Los virus de la gripe causan infecciones del sistema respiratorio.

¿Cómo actuar frente a una diarrea vírica?

Actuación ante una diarrea vírica - HeelProbiotics - HeelEspaña

En la mayoría de los casos, los pacientes con gastroenteritis vírica mejoran sin necesidad de instaurar un tratamiento médico.

Tratamiento etiológico

Los antibióticos en diarrea de tipo vírico no son necesarios y no se deben utilizar.

Sólo en algunas ocasiones se utilizan algunos medicamentos para intentar aliviar los síntomas (Antieméticos, antitérmicos, etc.). Se deben controlar los vómitos si aparecen, en algunos casos utilizaremos medicamentos para evitar el vómito, aunque en la mayoría de casos no son necesarios.

Rehidratación oral, es la base del tratamiento

¡Y  es imprescindible para evitar la deshidratación!

Como norma general se utiliza la terapia de rehidratación oral (TRO) como base del tratamiento. Los pacientes se tratan con soluciones de rehidratación oral (SRO), reemplazando los líquidos y electrolitos perdidos para prevenir la deshidratación. Algunos casos más graves será necesaria la utilización de rehidratación por vía endovenosa.

Cómo actuar con la diarrea vírica - HeelProbiotics - HeelEspaña

Es necesario que la solución de rehidratación cumpla las recomendaciones de la OMS, o de la ESPGHAN (European Society for Paediatric Gastroenterology, Hepatology and Nutrition)

La persona debe beber muchos líquidos. Si el vómito es un problema, debe intentar tomar pequeñas cantidades de líquidos. Las SRO no resuelven la diarrea ni disminuyen su duración, pero limitan el riesgo de deshidratación y sus consecuencias. Entre estas se encuentra la pérdida de peso, la desnutrición o el daño celular. La mayoría de los adultos con gastroenteritis vírica deben además beber abundantes líquidos como:

  • Agua
  • Jugos de frutas
  • Bebidas isotónicas
  • Caldos

En el caso de los niños con diarrea vírica es mejor utilizar las soluciones de rehidratación, teniendo en cuenta la edad, el número de deposiciones y calculando las pérdidas diarias de líquidos.

Las soluciones de rehidratación oral son líquidos que contienen glucosa y electrolitos. Ejemplo: sales de sodio, potasio, magnesio, glucosa, citrato y actualmente algunas soluciones en su composición incluyen un probiótico.

Dieta astringente

La investigación muestra que seguir una dieta absoluta no ayuda a tratar la gastroenteritis vírica. De hecho, está contraindicada en niños, siendo más adecuada la utilización de una dieta astringente. Cuando una persona tiene gastroenteritis vírica, puede acompañarse de síntomas como náuseas y vómitos siendo complicada la ingesta de cualquier alimento.

La dieta debe tener una serie de características:

  • No hacer comidas abundantes, mejor poca cantidad, varias veces al día.
  • No tomar alimentos ni muy fríos ni muy calientes.
  • Alimentos poco preparados. Mejor cocinados sencillos como hervido o a la plancha.
  • Dieta pobre en fibra insoluble. Legumbres, verduras o ciertas frutas.
  • Frutas recomendadas: plátano, pera y manzana. Mejor en compota, asadas o trituradas.
  • Hortalizas recomendadas: patata, zanahoria y calabaza.
  • Dieta baja en grasa.
  • Exenta de lactosa. Sí es conveniente tomar yogures y queso fresco. Por ello, es mejor incorporar más tarde cuajada y por último la leche.
  • Exenta de alimentos irritantes: café, picantes, bebidas gaseosas.

Uso de probióticos (Saccharomyces Boulardii y otros)

Mejor probiótico: requisitos - HeelProbiotics -HeelEspaña

Los probióticos pueden recomendarse para tratar la diarrea. Se trata de microorganismos vivos, (bacterias, levaduras), que son beneficiosos para el paciente. Los estudios sugieren que algunos probióticos (Saccharomyces boulardii y otros) pueden ayudar a reducir el tiempo de la diarrea.

Existen metaanálisis realizados con los datos de diferentes ensayos clínicos aleatorizados que confirma que tanto en niños como en adultos, el uso de probióticos está asociado con beneficios clínicos en el tratamiento de la gastroenteritis aguda, específicamente una reducción de la duración de la diarrea aguda y una normalización de la consistencia y frecuencia de las heces.

Reequilibrio de la microbiota intestinal dañadas conveniente reestructurar la microbiota para disminuir el riesgo de nuevos episodios. Tras una diarrea puede ser conveniente reequilibrar la microbiota intestinal y reforzar la barrera intestinal. Se utilizan probióticos fundamentalmente bifidobacterias y lactobacilos, que mejoran el ecosistema normal del individuo, de esta manera ayuda a prevenir la aparición de diarreas y se refuerza la respuesta inmune intestinal.

Bibliografía
1. World Health Organization. (‎2002)‎. Reduced osmolarity : oral rehydration salts (‎ORS)‎ formulation : a report from a meeting of experts jointly organised by UNICEF and WHO : UNICEF house, New York, USA, 18 July 2001. World Health Organization. https://apps.who.int/iris/handle/10665/67322
2. Das, S., Gupta, P. K., & Das, R. R. (2016). Efficacy and safety of Saccharomyces boulardii in acute rotavirus diarrhea: double blind randomized controlled trial from a developing country. Journal of tropical pediatrics, 62(6), 464-470.
3. Szajewska, H., & Skórka, A. (2009). Saccharomyces boulardii for treating acute gastroenteritis in children: updated meta‐analysis of randomized controlled trials. Alimentary pharmacology & therapeutics, 30(9), 960-961.
4. Cohen MB. Bacterial, viral, and toxic causes of diarrhea, gastroenteritis, and anorectal infections. In: Podolsky DK, Camilleri M, Fitz G, et al. eds. Yamada’s Textbook of Gastroenterology. 6th edition. John Wiley & Sons, Ltd.: 2016:1196–1248.
5. Garza JM, Cohen MB. Infectious diarrhea. In Wyllie R, Hyams J. Pediatric Gastrointestinal and Liver Disease, 4th edition. Philadelphia, PA: Saunders: 2011:405–422.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *