Diarrea del viajero, una mala compañía

La diarrea del viajero es causada por la contaminación de agua y alimentos por bacterias patógenas procedentes de las heces ocasionando una importante morbilidad en los países con escaso nivel de desarrollo. Estamos hablando de amplias zonas de América Central y del Sur, Asia, Oceanía, Europa del Este y África. En estos lugares, el agua corriente no recibe el tratamiento adecuado.

Datos sobre la diarrea del viajero

Se estima alrededor de unos 50.000 casos diarios de diarreas del viajero en el mundo. Es el principal motivo de consulta de los viajeros que regresan de zonas no desarrolladas.

Diarrea del viajero: prevención - HeelProbiotics - HeelEspaña
Tratamiento de la diarrea del viajero – HeelProbiotics – HeelEspaña

La causa más frecuente de este tipo de diarreas es bacteriana, representando hasta un 85% de casos. Le sigue la etiología parasitaria que ronda el 10% y viral en solo un 5%.

La mayoría de los casos, el curso de la diarrea es benigno pero pueden aparecer complicaciones.

Los viajeros procedentes de países desarrollados no son inmunes a la multitud de enteropatógenos de estas zonas debido a que no están expuestos a ellos en su medio habitual, lo que hace que exista una alta incidencia de diarreas.

Los datos epidemiólogicos y etiológicos de las diferentes regiones son irregulares y, por tanto, difíciles de analizar. Se calcula que entre un 30-40% de las personas que viajan a países en desarrollo sufren diarreas en los primeros 15 días de estancia.

Causas principales

Sabemos que la diarrea del viajero está causada por agentes infecciosos, principalmente de tipo bacteriano. Los mencionados organismos se adquieren habitualmente a través del agua o de los alimentos (incluso del agua usada para lavar los alimentos). Los viajeros que evitan beber agua corriente pueden llegar a infectarse si se lavan los dientes con un cepillo mal aclarado, toman bebidas embotelladas con cubitos de hielo hechos con agua corriente o comen alimentos que se han manipulado incorrectamente o que se han lavado con agua corriente.

Es muy frecuente en los viajes contraer enfermedades diarreicas debido a la ausencia del tratamiento del agua en determinados países.

La bacteria Escherichia coli (E. coli) es el organismo que más frecuentemente productor de este tipo de diarrea, en especial los tipos de E. coli que producen ciertas toxinas y algunos virus, como el rotavirus sobre todo en niños y los norovirus, que ha sido un problema específico en algunos cruceros. Otras bacterias que con menor frecuencia la producen son Salmonella, Shigella, Campylobacter jejuni, Vibrio (sobre todo parahaemolyticus), Aeromonas hydrophyla, Plesiomona shigelloides y Yersinia enterocolitica. En cuanto a los parásitos protozoarios pueden producir hasta al 10% de cuadros diarreicos entre los que se encuentran Giardia lamblia, Cryptosporidium parvus, Entamoeba histolytica, Cyclospora cayetanensis, Diantoameba fragilis, Isospora belli y Microsporidium. Normalmente producen cuadros clínicos de larga duración.

¿Por qué aparece la diarrea del viajero?

Existen una serie de factores de riesgo que favorecen su aparición:

  • Tipo de hotel elegido (según las condiciones higiénicas).
  • Duración de la estancia. Mayor riesgo a mayor duración.
  • Tipo de viaje. Podemos optar por turismo de playa o turismo en grupo y de aventura.
  • Tipo de alimentos consumidos y el lugar donde éstos se consumen.
  • Factores predisponentes del huésped como enfermedad inflamatoria intestinal, la disminución de la acidez gástrica y los estados de inmunodeficiencia.

Síntomas principales

Se define por diarrea del viajero como la presencia de 3 ó más deposiciones no sólidas a lo largo de 24 horas, que puede ir acompañada o no por otras manifestaciones como cólicos, náuseas, vómitos, fiebre, tenesmo, urgencia, o presencia de sangre en heces, que se presenta en viajeros a países no desarrollados.

Fuertes vómitos y diarreas son algunos de los principales síntomas de esta enfermedad.

Estos síntomas empiezan de 12 a 72 horas después de ingerir alimentos o agua contaminados. Los vómitos y los dolores de cabeza y musculares son particularmente frecuentes en las infecciones causadas por norovirus. La mayoría de los casos son leves y se curan sin tratamiento entre 3 y 5 días.

El diagnóstico se realiza en base a una evaluación médica y rara vez las pruebas diagnósticas son necesarias, pero a veces se analizan muestras de heces para descartar la presencia de bacterias, virus o parásitos.

Medidas de prevención

La prevención se basa en una serie de medidas higiénicas elementales y evitar la ingesta de alimentos y bebidas con riesgo de contaminación. Existen una serie de recomendaciones útiles como son:

  • Beber sólo agua embotellada.
  • No utilizar bebidas con hielo.
  • Evitar tomar alimentos crudos.
  • No tomar zumo, ni salsas.
  • Lavarse los dientes y limpiar el cepillo con agua embotellada
  • Lávate las manos tras ir al baño.
  • Evita los baños en piscinas.

Además de estas recomendaciones, uno de los mejores métodos para combatir la diarrea vacacional es la ingesta de un probiótico, ya que ayuda a mejorar la salud gastrointestinal y a repoblar la microbiota intestinal destruida. La utilización de probióticos puede ser preventiva y como tratamiento adyuvante en caso necesario.

Tratamiento habitual

En el tratamiento es fundamental el aporte hídrico abundante así como una dieta astringente evitando la fibra de los vegetales, las grasas animales y las bebidas con alcohol, el café o el cacao.

En alguna ocasión se podrán utilizar los fármacos antidiarreicos (loperamida). Pero, en casos de diarrea bacteriana o grave, por lo general, se recomiendan antibióticos (ciprofloxacino, levofloxacino, azitromicina o rifaximina, para adultos, y, azitromicina para niños). Si la causa es vírica no se utilizan antibióticos. En caso de infección por parásitos se utilizarán fármacos antiparasitarios.

Referencias
Okhysen PC. Traveler’s diarrhea due to intestinal protozoo. Clin Infect Dis 2001; 33: 110-114.
DuPont HL, Ericsson CD. Prevention and treatment of traveler’s diarrhea. N Engl J Med 1993; 328: 1821-1827

Diarrea del viajero. Prevención - HeelProbiotics - HeelEspaña
Viaja tranquilo en verano – HeelProbiotics – HeelEspaña

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *