¿Puede producir el coronavirus afecciones en la piel?

La pandemia por coronavirus SARS-CoV-2 nos va dejando cada día nuevos datos y más conocimiento sobre este virus que ha irrumpido en nuestras vidas, alterándolas de una forma considerable. Al principio, el foco estaba puesto sobre los síntomas respiratorios. Que, obviamente, son los que constituyen la base de la COVID-19 (enfermedad producida por la infección del virus SARS-CoV-2). Pero, según ha pasado el tiempo y progresado la enfermedad, se han empezado a describir otros síntomas como los trastornos de la coagulación. Pero, también, son otros síntomas y parece que existe relación entre el coronavirus y piel.

Cómo afecta: coronavirus y piel - HeelProbiotics - HeelEspaña

Relación: coronavirus y piel

Respecto a las lesiones dermatológicas que se han descrito hasta el momento, existen actualmente varios estudios en proceso. Uno de ellos en Lombardía, otro en China y alguno más en otros grupos de trabajo a nivel mundial. En España se ha realizado el estudio multicéntrico Covid Piel.

Se han reclutado 375 pacientes con manifestaciones cutáneas en el curso de un cuadro sugestivo o confirmado de infección por coronavirus.

Los resultados de este estudio se han publicado en la revista British Journal of Dermatology.

Patrones de afectación cutánea

Consecuencias: coronavirus y piel - HeelEspaña

En este estudio, realizado en 21 servicios de dermatología de diferentes hospitales españoles, se determinó que entre los pacientes afectados podían describirse 5 patrones de afectación cutánea diferentes:

  • Exantema/rush. Se trata de un exantema máculo-papuloso que puede ser tanto generalizado como localizado. Es inespecífico, similar al que aparece en otras infecciones víricas. Afecta principalmente al tronco, los pacientes presentan picor leve y las lesiones desaparecen espontáneamente. Es la lesión más frecuente, pues estuvo presente en el 47% de los pacientes estudiados.
  • Urticaria. Se manifiesta con habones, es decir, las lesiones típicas de la urticaria aguda y apareció en el 19% de los pacientes.
  • Erupción vesiculosa. Las vesículas son similares a las que aparecen en la varicela. Es una de las lesiones menos habituales, pues ocurrió en un 9% de los pacientes.
  • Lesiones acro-isquémicas similares a las de la perniosis (sabañones). Al principio pueden ser asintomáticas, pero después cursan con dolor. Evolucionan en unas semanas y se tornan purpúricas, en algunos casos se ha producido necrosis de los tejidos. Aparece en un 19% de los afectados.
  • Livedo-reticularis. En la mayoría de los casos ha aparecido en pacientes graves. Ocurrió en un 6% de los estudiados, siendo más frecuente en extremidades inferiores.

Estas lesiones cutáneas no son específicas y aún faltan estudios que nos ayuden a comprender por qué se producen, por qué ocurren en unos pacientes y no en otros y por qué puede aparecer cualquiera de estas cinco formas distintas. Lo que sí parece claro es que no tienen relación con la gravedad del cuadro. Y que, además, se resuelven de manera espontánea o con el tratamiento sintomático habitual.

La relación entre coronavirus y piel por los diferentes tratamientos

El mejor tratamiento: coronavirus y piel - HeelProbiotics - HeelEspaña

Hay que tener en cuenta que las lesiones dermatológicas son frecuentes en las infecciones virales. Por ello no es de extrañar que ocurran en la infección por SARS-CoV-2. Además, el hecho de no exista un tratamiento estándar hace que se hayan empleado distintos fármacos en distintos pacientes, desde antibióticos a antivirales o antiinflamatorios entre otros.

Algunas de estas manifestaciones cutáneas podrían estar en relación con efectos adversos de estos medicamentos. Por último, también hay que considerar, que las vivencias de la enfermedad, tanto el estrés psíquico-emocional, como el estrés físico por los ingresos hospitalarios, podría haber agravado ciertas enfermedades dermatológicas en pacientes ya afectados por estas.

Existe relación entre coronavirus y piel: también por consecuencia del estrés

Este último punto es importante porque la aparición de las noticias sobre las lesiones dermatológicas en pacientes con COVID-19, alertaron a muchos pacientes que presentaban lesiones en la piel. Sin embargo, en la mayoría de los casos, se trataba simplemente de lesiones cutáneas previas, posiblemente agravadas por las circunstancias del momento.

Hasta el momento no se han descrito casos de pacientes cuya manifestación de la infección por coronavirus sea exclusivamente cutánea.

Es decir, tienen que coexistir los síntomas respiratorios para que haya una sospecha de COVID-19.

Lesiones de coronavirus y piel - HeelProbiotics - HeelEspaña

No podemos olvidar que en los momentos más álgidos de la epidemia en España, fueron muy habituales los síntomas relacionados con la ansiedad: el confinamiento y las terribles noticias diarias, hacían que muchas personas sufrieran trastornos emocionales. Los pacientes con dermatitis atópica o con psoriasis, agravan sus manifestaciones en situaciones de ansiedad.

También las medidas higiénicas para frenar la transmisión han actuado negativamente sobre la piel. Los desinfectantes pueden producir dermatitis de contacto. El continuo lavado de las manos y la aplicación de hidrogeles reseca la piel y empeora los síntomas de dermatitis atópica. Y, la utilización de mascarillas, no es precisamente beneficiosa para los pacientes de acné o rosácea. Estas medidas son evidentemente necesarias, Pero, por otro lado, tienen una contrapartida en la piel que hay que tener en cuenta y minimizar en la medida de lo posible. Esto puede ser posible con la aplicación de emolientes y cremas hidratantes y reparadoras de la barrera cutánea.

También hay que mencionar que el colapso de la sanidad, hizo que muchos pacientes crónicos tuvieran dificultades (o miedo) para acudir a sus revisiones o para continuar con su tratamiento. Esto afectó también a los pacientes con dermatitis atópica, por lo que muchos de ellos vieron como sufrían un rebrote.

Importancia de distinguir el tipo de lesiones de la piel

Es importante, por lo tanto, distinguir entre las lesiones cutáneas que se pueden producir en pacientes con COVID-2 y que están en relación con la infección por SARS-CoV-2 y que por tanto se tendrán en cuenta dentro de este contexto y la posible agravación de patologías previas, que deben tratarse de la manera habitual y no suponen ninguna alarma.

En la población general hay que tener en cuenta que las medidas higiénicas pueden deteriorar la piel. Por ello, el cuidado de ésta y el uso de hidratantes es ahora más necesario que nunca.

Referencias

Classification of the cutaneous manifestations of COVID-19: a rapid prospective nationwide consensus study in Spain with 375 cases. C. Galván Casas1*, A. Català2*, G. Carretero Hernández3, et al. British Journal of Dermatology. https://doi.org/10.1111/bjd.19163

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *