La composición de la microbiota puede determinar la respuesta frente al Covid

Sabemos que la COVID-19 tiene una tasa de transmisión muy elevada con manifestaciones clínicas variables en intensidad. De hecho la aparición de síntomas intestinales se ha asociado con enfermos con COVID-19 más graves. Por tanto, cabe la posibilidad de que la composición de la microbiota y, en concreto, la disbiosis intestinal, influya en la gravedad de COVID-19.

Cómo influye la composición de la microbiota en los síntomas del COVID

COVID-19 y microbiota

La enfermedad por coronavirus 2019 o COVID-19 está expandida por todo el mundo con casi 100 millones de personas afectadas y con casi 2, 5 millones de muertos. Además, la aparición de nuevas variantes de coronavirus SARS-Cov-2, están complicando la situación. Y es que, aunque no causan una enfermedad más grave o un mayor riesgo de muerte, si presentan una mayor transmisibilidad sobre todo la variante del Reino Unido y la africana.

Las manifestaciones clínicas son variables en intensidad y pueden llegar a ser muy graves en personas mayores, inmunodeprimidos y ciertas condiciones médicas subyacentes, como la hipertensión arterial, la diabetes y la obesidad.

Dado que, tanto la vejez como las afecciones crónicas antes mencionadas frecuentemente se asocian con una microbiota intestinal alterada, da como resultado una alteración de la integridad de la barrera intestinal.

El SARS COV-2 utiliza el receptor ACE-2 para su entrada celular. Existen receptores de este tipo en hígado, el corazón, los riñones, la vejiga y el cerebro. Existe evidencia de la detección del ARN del virus en las secreciones respiratorias y las heces de algunos pacientes después del inicio de la enfermedad durante más de un mes. El hecho que algunos pacientes presenten diarrea (20% o menos), orienta hacia una posible afectación del eje intestino-pulmón.

La composición de la microbiota nos protege frente al COVID

Covid-19 y afecciones respiratorias

A través de numerosas publicaciones, se ha demostrado que la microbiota intestinal se relaciona con el pulmón a través de lo que se conoce como el “eje intestino-pulmón”. Esta relación bidireccional, significa que metabolitos microbianos pueden afectar el pulmón a través de la sangre y enfermedades infecciosas del pulmón pueden afectar a la microbiota intestinal.

  • Varios estudios han demostrado que las infecciones de vías respiratorias están asociadas con un cambio en la composición de la microbiota del intestino
  • Se ha sugerido el papel importante que juega la microbiota intestinal en la patogenia de la sepsis y del síndrome de distres respiratorio agudo en enfermos con COVID-19.

Síntomas de COVID-19 que se relacionan con el intestino

La mayoría de pacientes con COVID 19 presentan síntomas respiratorios. Sin embargo, un porcentaje cercano al 50% de enfermos mostraron síntomas gastrointestinales:

  • Diarrea (20-25%)
  • Náuseas (17,9%)
  • Vómitos (4,2%)
  • Niveles elevados de transaminasas (32.6%)

En los pacientes con síntomas digestivos, el virus se detectaba en heces en más del 40% de los pacientes. Incluso se detectaba cuando los síntomas respiratorios habían desaparecido o no estaban presentes.

Parece existir una relación entre la tasa de prevalencia de la enfermedad COVID-19 grave y los pacientes que tenían síntomas gastrointestinales. Pero, eso sí, todavía existen algunas discrepancias. Hasta ahora, no se ha demostrado el vínculo entre la salud intestinal y el pronóstico de covid-19. Algunos investigadores señalan que la alteración del microbioma intestinal puede ser una razón de por qué algunas personas tienen infecciones tan graves.

Beneficios de una buena composición de la microbiota

¿El desequilibrio en la microbiota influye en la respuesta al Covid-19?

En recientes estudios publicados se ha observado una pérdida de la diversidad de bacterias intestinales en pacientes con COVID-19. Esto, junto con una alteración de la composición de la microbiota, puede conducir a disbiosis. Y esta disbiosis, a su vez, se asocia a una mayor gravedad de la enfermedad y al desarrollo de la enfermedad por múltiples órganos.

Además se conoce que los pacientes mayores y con enfermedades crónicas presentan, de forma frecuente, un desequilibrio general de la microbiota intestinal (disbiosis). Por otro lado, se ha demostrado la acción de la microbiota en la modulación de la respuesta inmune. Por lo tanto, es muy posible que la disbiosis intestinal esté influyendo en las manifestaciones clínicas en la COVID-19.

 

Evidencia científica

Recientemente, en relación a estas afirmaciones, se han publicado estudios que apoyan esta idea.

Hablamos de la publicación aparecida en la revista Gut en enero de este año 2021. En ella se explica que tener un microbiota alterada (disbiosis) afecta de manera negativa al intestino y aumenta la inflamación.

Esto incrementa el riesgo de agravar la infección por coronavirus. Además, la disbiosis puede estar implicada en la persistencia de los síntomas inflamatorios, denominados COVID persistente. El mecanismo involucrado consiste en la modulación de la respuesta inmunitaria del huésped por parte de la microbiota. Esto sugiere que la disbiosis presente después de la resolución de la enfermedad podría contribuir a la persistencia de los síntomas.

Los análisis obtenidos de muestras de heces de pacientes con COVID-19 respecto a personas sanas demuestran una alteración de la composición y diversidad en las especies de la microbiota de estos pacientes.

Los pacientes con COVID-19 presentan niveles reducidos de bacterias intestinales con potencial inmunomodulador conocido. Hablamos de Faecalibacterium prausnitzii, Eubacterium rectale y varias especies de Bibidobacterium. Existe una relación Bacteriodetes/firmicutes alterada y una disminución de actinobacterias.

Curiosamente, la alteración de la composición y diversidad es persistente después de la eliminación del virus. Parece lógico pensar, pues, que reforzar las especies microbianas reducidas en los enfermos COVID-19 podría disminuir los casos de enfermedad grave. Y, además, recuperar o restablecer la microbiota de estos pacientes durante la infección y ayudar a recuperarla después de la infección.

Aleja el covid: protege la composición de la microbiota

Más evidencia

Otra publicación también de este 2021 informa sobre la importancia de la barrera intestinal y evitar la aparición de una mayor permeabilidad de esta. Se comenta en esa publicación que se debe desarrollar probióticos. Estos son capaces de producir ácidos grasos de cadena corta como el butirato. Que, como se sabe, es una sustancia clave en el mantenimiento de especies microbianas beneficiosas y en el mantenimiento de la función y permeabilidad de la barrera.

Otras terapias interesantes a emplear serían la utilización de fibra fermentable. Esta, por acción de la microbiota y de los probióticos, generan producción de butirato.

Importancia de la dieta en la composición de la microbiota

La adaptación de la dieta (abundante proporción de frutas y vegetales) puede ser una medida eficaz y fácil para mejorar la salud intestinal de los pacientes COVID-19.

Recientemente se ha investigado el uso de la Vitamina D en estos pacientes. Los resultados de los estudios demuestran que la vitamina D disminuye la tasa de mortalidad y la gravedad de la enfermedad. Pero, también, los niveles séricos de los marcadores inflamatorios. Es también conocido el efecto de la vitamina D sobre el sistema inmune, manteniendo su función. Son necesarios estudios para saber cuál debe ser el grado de suplementación, duración para su utilización de forma estandarizada.

Además, la fibra (prebióticos) y algunos probióticos con especies como Lactobacillus y Bifidobacterium pueden modular la respuesta inflamatoria. Muchos investigadores sugieren la posibilidad de utilizar estos probióticos para intentar prevenir y mejorar la salud intestinal.

Esta propuesta de los investigadores va encaminada a mejorar y acelerar la recuperación de los pacientes. Pero, también, puede proporcionar cierto grado de protección frente a formas graves de la enfermedad.

Referencias
• Kim, H. S. (2021). Do an Altered Gut Microbiota and an Associated Leaky Gut Affect COVID-19 Severity?. Mbio, 12(1).
• Yeoh, Y. K., Zuo, T., Lui, G. C. Y., Zhang, F., Liu, Q., Li, A. Y., … & Ng, S. C. (2021). Gut microbiota composition reflects disease severity and dysfunctional immune responses in patients with COVID-19. Gut.
• Dhar, D. y Mohanty, A. (2020). Microbiota intestinal y Covid-19: posible vínculo e implicaciones. Investigación de virus , 198018.
• Zuo, T., Zhang, F., Lui, GC, Yeoh, YK, Li, AY, Zhan, H., … y Ng, SC (2020). Alteraciones en la microbiota intestinal de pacientes con COVID-19 durante el tiempo de hospitalización. Gastroenterología , 159 (3), 944-955.
• Nikniaz, L., Akbarzadeh, M. A., Hosseinifard, H., & Hosseini, M. S. (2021). The impact of vitamin D supplementation on mortality rate and clinical outcomes of COVID-19 patients: A systematic review and meta-analysis. medRxiv.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *