Tiamina para ayudar al organismo a generar energía

La vitamina B1 fue la primera vitamina identificada del grupo B. Es una vitamina hidrosoluble, y también recibe el nombre de tiamina, ya que su estructura química contiene un azufre y un grupo amino.

Por qué necesita nuestro organismo la tiamina

Cómo se adquiere la tiamina

Es una de las vitaminas que deben adquirirse a través de la alimentación, ya que no se puede sintetizar de forma endógena. La microbiota intestinal puede producirla de forma parcial. Se absorbe a nivel del intestino delgado y grueso, pero esta absorción se inhibe en presencia de alcohol.

Es posible su síntesis enteral parcial por las bacterias intestinales. Se transporta en la sangre unida a globulinas y se elimina en pequeñas cantidades en la orina, pero se almacena en pequeñas cantidades en el organismo.

La tiamina se encuentra en los músculos, hígado, corazón, riñones y cerebro e interviene en casi todas las reacciones celulares.

¿Para qué sirve la tiamina?

La vitamina B1 se activa en el organismo y se convierte en difosfato o pirofosfato de tiamina. Participa en numerosas funciones como son:

  • En la síntesis del neurotransmisor acetilcolina que participa en la transmisión sináptica y es secretada por las neuronas en muchas áreas del cerebro. La acetilcolina desempeña un papel fundamental en la conducción nerviosa normal, principalmente de los nervios periféricos. Además, la tiamina libre participa en la actividad del sistema nervioso central y periférico, donde actúa como una sustancia activa que se libera durante la excitación nerviosa en forma de acetiltiamina y tiene como función inhibir la colinesterasa, enzima que hidroliza y elimina la acetil colina una vez que la misma ejerce su acción.
  • Cofactor enzimático en numerosas rutas metabólicas, entre ellas: en la descarboxilación del piruvato proveniente de la glucolisis, que constituye la principal fuente para la obtención de acetil CoA, que es el iniciador del Ciclo de Krebs.
  • En la ruta metabólica implicada en la respiración celular, proceso que garantiza la formación de ATP para que las células que forman partes de todos los tejidos de nuestro organismo realicen sus diferentes funciones.
  • Transformación de hexosas en pentosas, donde se forman sustancias tan importantes como el NADPH + H+ necesario para la síntesis de lípidos y el mantenimiento de la integridad de las membranas y la ribosa 5 fosfato, imprescindible para la formación de nucleótidos y ácidos nucleicos.
  • Interviene también en la contracción cardiaca, donde se libera por el estímulo vagal
  • Mediador del sistema nervioso autónomo parasimpático. Mantenimiento de las membranas neurales y en el funcionamiento adecuado del metabolismo energético del sistema nervioso y muscular.

La tiamina es necesaria para la producción de energía, el mantenimiento de la función mental, para la salud del tejido muscular, la función cardiovascular y para la circulación sanguínea.

Los estudios indican que las personas que sufren de depresión tienen bajos niveles de vitamina B1. Por otra parte, su carencia genera una baja agilidad mental, problemas de memoria, concentración o de estados de ánimos.

Los mejores alimentos que contienen tiamina

¿Qué alimentos contienen tiamina?

Los alimentos más ricos en esta vitamina B1 son las levaduras y el trigo. Los cereales son la fuente alimentaria más importante aportando alrededor del 40 % de la cantidad necesaria de esta vitamina. Todos los tipos de carne son buena fuente de tiamina, pero la carne de cerdo es una fuente especialmente abundante sobre todo el hígado, los riñones y el músculo. La leche y los huevos también son fuentes de esta vitamina. En cantidades pequeñas se encuentra en frutas y verduras.

¿Qué cantidad de tiamina es necesaria?

Las necesidades de tiamina varían según la edad, metabolismo, ejercicio físico, temperatura, estrés, diarreas, embarazo, etc. Se calcula que los requerimientos diarios de esta vitamina son de 0,7-0.9 mg en niños pequeños, 0.9 a 1,2 mg en adolescentes y de 1,2-1,4 mg en adultos.

 

 

Deficiencia de vitamina B1

La deficiencia de tiamina puede ser de origen primario o secundario:

  • La primaria se debe a una ingesta deficiente de tiamina asociada frecuentemente a dietas ricas en carbohidratos muy refinados y a otras deficiencias de vitaminas del complejo B.
  • La deficiencia secundaria está causada por un aumento de la demanda (por hipertiroidismo, embarazo, lactancia, ejercicio agotador o fiebre), alteración de la absorción (diarreas prolongadas, cirugía bariátrica, etc.), alteraciones del metabolismo (hepatopatía) y en los alcohólicos crónicos por disminución de la ingestión y la absorción.

Qué provoca la deficiencia de tiamina

La enfermedad producida por el déficit de tiamina se denomina Beriberi (del chino beri, que significa debilidad).

Los síntomas de la deficiencia de tiamina son indefinidos. Incluyen cansancio, irritabilidad, mala memoria, inapetencia, trastornos del sueño, malestar abdominal y pérdida de peso.

Con el tiempo se produce una carencia importante de tiamina (beriberi), caracterizada por alteraciones nerviosas, cerebrales y cardíacas.

En los estados carenciales graves y prolongados puede aparecer alteraciones del sistema nervioso central graves como la encefalopatía de Wernicke y el Síndrome de Korsakoff, que se caracteriza por psicosis con deterioro de la memoria, confusión mental, apatía, mareos, insomnio, alteraciones mentales, ataxia, parálisis ocular, coma y muerte. Se debe señalar que la encefalopatía de Wernicke y la psicosis de Korsakoff no son síndromes distintos. Son estados sucesivos de una única enfermedad del sistema nervioso central, que tienen el mismo sustrato patológico.

La vitamina B1 se encuentra en muchos alimentos. Por tanto, siempre y cuando se tenga una dieta balanceada, no se corre el riesgo de desarrollar una deficiencia.

Uso de la tiamina para la concentración

¿Cuándo utilizar suplementos?

Sin embargo, ciertas circunstancias hacen necesario recurrir a suplementos de tiamina. Es el caso de mujeres embarazadas o en período de lactancia, personas mayores, personas con alcoholismo, personas que se han sometido a cirugía para bajar de peso (cirugía bariátrica).

La vitamina B1 se encuentra en distintos alimentos que la suministran. Por tanto, con una buena disciplina nutricional y con la ayuda de suplementos, si se precisa, se puede cubrir en todo momento las necesidades requeridas.

Referencias

• Mateos-Díaz, A. M., Marcos, M., & Chamorro, A. J. (2022). Síndrome de Wernicke-Korsakoff y otras patologías asociadas al déficit de tiamina. Medicina Clínica.
• https://www.aeped.es/comite-medicamentos/pediamecum/tiamina
• Sachdev, H. P. S., & Shah, D. (2011). Vitamin B complex deficiency and excess. Nelson Textbook of Pediatrics. 19th ed. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier.

Deja un comentario

Desde Microbiota y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar.