Queratinocitos en la formación de las capas de la piel

Los queratinocitos son las células más abundantes de la piel y las responsables de mantener su estructura.

Los queratinocitos de la capa córnea se desprenden o descaman de manera fisiológica, lo que permite el recambio de las células más antiguas por células “recién nacidas” procedentes de la capa basal. Durante este proceso de descamación se produce la destrucción o proteólisis de la filagrina.

Por qué son importantes los queratinocitos

La piel

La piel es el mayor órgano del cuerpo humano. Presenta una superficie de aproximadamente 1,5 a 2 m² y tiene importantes funciones sensoriales, inmunológicas o metabólicas.

Nada más lejos de la realidad que considerar a la piel simplemente como “una funda” de nuestro cuerpo o algo que hay que cuidar porque tiene que ver con la belleza. La piel constituye una de nuestras barreras de contacto con el exterior y por tanto es fundamental, entre otras cosas, para la comunicación con el entorno.

Su estructura es bastante compleja, está formada por varias capas que a su vez están constituidas por subcapas, cada una de ellas con unas características y funciones, pero interrelacionadas entre sí.

El espesor de la piel varía según las regiones: desde los 0,05 mm en las partes más finas como en los párpados, a los 4 mm en las zonas de piel más gruesa como en el talón.

Capas de la piel

Las tres capas de la piel, mencionadas de más superficial a más profunda, se denominan:

  • Epidermis
  • Dermis
  • Hipodermis o tejido subcutáneo

Veamos a continuación, por qué está compuesta cada una de estas capas y cuáles son sus funciones y características.

Epidermis

La epidermis es el estrato superior de la piel y en ella se pueden encontrar varios tipos de células:

  • Los queratinocitos. Estos son las células estructurales. A medida que envejecen se van cargando de una sustancia impermeable y dura, la queratina, que tiene un importante papel en la función de protección de la piel.
  • Melanocitos. Son las células que proporcionan protección natural contra la radiación ultravioleta y son las responsables de la pigmentación de la piel.
  • Células de Langerhans y linfocitos, que forman parte del sistema inmunológico.
  • Células de Merkel o mecanorreceptores, que son fundamentales para el sentido del tacto.

La epidermis está organizada a su vez en cuatro capas de células. Como células estructurales que son, los queratinocitos son los que constituyen estos estratos. Los melanocitos se encuentran básicamente en la capa más profunda de la epidermis, en decir en la capa basal, mientras que las células de Merkel se encuentran en las capas más superficiales. Las células de Langerhans se distribuyen por todo el espesor de la epidermis.

La epidermis y los queratinocitos

Capas de la epidermis

Las capas de la epidermis, de más profundo a más superficial son:

  1. La capa basal
  2. Sigue la capa mucosa o espinosa
  3. Continúa la capa granular
  4. Capa lúcida
  5. Capa córnea
La capa basal

Es la capa más profunda. Se denomina también estrato germinativo y se compone de una fila de células cilíndricas bajas o cúbicas, que contienen tonofibrillas.

Las células de la capa basal están unidas entre sí gracias a unas estructuras denominadas desmosomas. Estas uniones mantienen a los queratinocitos alineados. Los queratinocitos de la capa basal van sufriendo una serie de modificaciones y van “ascendiendo” hacia las capas más superficiales. En la capa basal se produce la división celular y las nuevas células empujan a las más antiguas para que vayan haciendo el camino hacia la superficie.

Capa mucosa o estrato espinoso

En el estrato espinoso, los queratinocitos adquieren una forma de célula poligonal. Tienen un mayor contenido de tonofibrillas que las del estrato germinativo o basal, lo que tira de algunos puntos de la membrana celular, dando a las células el aspecto espinoso.

Turno para la capa granular

El estrato granuloso se compone de 3 a 5 capas de células aplanadas que contienen gránulos de queratohialina. La queratohialina es una sustancia precursora de la queratina. Cuando los queratinocitos llegan a la última capa de este estrato mueren y vierten su contenido al espacio intercelular.

¿Cuáles son las propiedades de los queratinocitos?

Capa lúcida o clara

Solo está presente en la piel gruesa. Es una zona de transición entre el estrato granuloso y el estrato córneo. Está formado por una sola capa de células homogéneas y trasparentes, ya sin núcleo.

Hablando de la capa cornea o superficial

Es la capa más externa o superficial y está formada por queratinocitos que han perdido el núcleo y están cargados de queratina, lo que constituye una “coraza” protectora de la máxima resistencia al desgaste y la penetración de sustancias externas.

Aún más superficial a la capa córnea, se encuentra el manto hidrolipídico. Es decir, un complejo físico-químico formado por una capa gaseosa de dióxido de carbono proveniente del metabolismo celular y el vapor de agua y una emulsión de agua y grasa que tiene su origen en el agua producida por el sudor y por el ambiente externo y la secreción de las glándulas sebáceas. También se denomina manto hidrolipídico o manto ácido de la piel.

Esta capa es la encargada de mantener un pH alrededor de 5.5 en la superficie de la piel. Cuando el pH de la superficie es más alcalino, se favorece la aparición de picor, inflamación e infecciones cutáneas.

Los queratinocitos de la capa córnea se desprenden o descaman de manera fisiológica, lo que permite el recambio de las células más antiguas por células “recién nacidas” procedentes de la capa basal. Durante este proceso de descamación se produce la destrucción o proteólisis de la filagrina.

 

 

Papel de la filagrina

La capacidad de retener agua por parte de la piel proviene fundamentalmente de la filagrina. Ésta es una proteína que se encuentra en el interior de los queratinocitos y se sintetiza durante el proceso de queratinización de la piel. La destrucción de esta proteína origina diferentes sustancias, que atraen el agua hacia las células de la piel y favorecen por tanto la hidratación de la misma.

El gen que codifica la filagrina está ubicado en el cromosoma 1 y se ha comprobado en diferentes estudios, que alteraciones de este gen, predisponen a sufrir alteraciones de la barrera de la piel y por tanto patologías como la dermatitis atópica.

Qué protección ofrecen los queratinocitos a la piel

Dermis

La siguiente capa es la dermis, que es una capa de tejido conjuntivo con abundancia de fibras de colágeno y elásticas que se disponen de forma paralela y que le dan a la piel la consistencia y elasticidad característica. En la dermis se hallan vasos sanguíneos y linfáticos, glándulas sebáceas y sudoríparas, los folículos pilosos con el músculo piloerector, terminaciones nerviosas aferentes (que llevan información) y múltiples terminaciones nerviosas que reciben estímulos táctiles, térmicos y dolorosos.

Hipodermis

Más profundamente que la dermis se encuentra la hipodermis o tejido celular subcutáneo. Se trata de un tejido conjuntivo y adiposo cuyo espesor es muy variable dependiendo de la localización, el peso corporal, el sexo o la edad. La hipodermis y la dermis se integran, no teniendo un límite definido. La hipodermis es la responsable de algunas funciones de la piel como la regulación térmica y la protección mecánica frente a golpes.

Función de la piel como órgano

La función conjunta de todas estas capas y por tanto, de la piel como órgano, son:

  • La protección frente a agresiones externas tanto mecánicas como químicas o física
  • La transmisión de información entre el mundo exterior y el interior del organismo a través de las terminaciones nerviosas
  • El intercambio de sustancias con el exterior, tanto la eliminación de sustancias nocivas como la absorción de medicamentos o la regulación de la temperatura corporal gracias a la eliminación controlada de agua y electrolitos a través del sudor.
  • Función metabólica, pues es el órgano donde se produce la síntesis de vitamina D.
Referencias

https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-homeostasis-epidermica-13073453

 

Deja un comentario

Desde Microbiota y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar.