Mucolíticos y expectorantes para la mucosidad en la garganta

Existen multitud de enfermedades respiratorias en las que la mucosidad en la garganta es un síntoma asociado a trastornos de las vías respiratorias superiores. Para su tratamiento, hay numerosas plantas con eficacia demostrada que presentan un efecto antitusivo, expectorante y antiséptico de las vías respiratorias.

Muchas veces junto con la mucosidad en la garganta se presenta la tos e irritación. Este problema suele aparecer normalmente como consecuencia de un resfriado común o una gripe. Aunque, también, puede manifestarse a causa de condiciones como la sinusitis o la amigdalitis.

Durante una infección, la mucosidad aumenta ya que, es un mecanismo de defensa para atrapar los microrganismos (bacterias y virus) y poder eliminarlos.

Por qué tenemos mucosidad en la garganta

Causas de mucosidad en la garganta

Existen muchas causas por las que puede aparecer mucosidad o secreciones en la garganta.

Infecciones respiratorias

Las infecciones respiratorias como la sinusitis, faringitis, amigdalitis, bronquitis y neumonía producen también un exceso de moco que impiden el crecimiento de bacterias o virus.

En la mayoría de los casos, la duración de la mucosidad puede prolongarse incluso durante semanas.

La mucosidad en la garganta provocada por infecciones respiratorias

Infecciones virales

Algunas infecciones virales como un resfriado, una gripe, la mononucleosis o virus comunes, aumenta la producción de moco y evita que la infección se propague, disminuyendo el daño que la propagación de la infección pueda ocasionar. En estos casos la mucosidad es un síntoma común al despertarse y levantarse de la cama.

Todos los años durante la época de frío o invernal, muchas personas adquieren un resfriado que provoca un aumento de la mucosidad a nivel de la nariz.

Pero, también, a nivel de la faringe. Durante el resfriado, la nariz se tapona y aumenta el moqueo con sensación de cuerpo extraño. Normalmente la mucosidad de la garganta irá desapareciendo progresivamente, pero será uno de los síntomas que más se prolongue en el tiempo.

Tabaco

Los fumadores presentan un mayor riesgo de mucosidad en la garganta debido a la inflamación provocada por el tabaco en la faringe y en las fosas nasales. Por tanto, evitar el tabaco, evitará la aparición de mucosidad en la garganta.

Deja el tabaco y evita la mucosidad de la garganta

Alergias

En la alergia, el sistema inmunológico libera inmunoglobulinas (IgE) para proteger al organismo de alérgenos presentes en nuestro ambiente. Como consecuencia, aumenta la mucosidad con el fin de eliminar los agentes que han penetrado en el organismo, produciéndose una acumulación de moco en la garganta como consecuencia del goteo postnasal.

Factores ambientales

Como consecuencia del frío o permanecer en lugares secos, nuestro organismo responde con un aumento de la mucosidad en un intento de aumentar la humedad de la mucosa respiratoria. Otros contaminantes como el humo del tabaco, la polución, etc. pueden incrementar la producción de moco ayudando a eliminar esas sustancias.

Recomendaciones para mejorar la mucosidad de la garganta

Existen una serie de recomendaciones que ayudan a eliminar o mejorar la mucosidad:

  • Hidratación adecuada. Especialmente en resfriados y gripes. La hidratación es muy importante, pues ayuda a disolver y expulsar la mucosidad de manera más sencilla haciendo que esta sea menos densa. Y no solo se trata de beber agua, incorporar alimentos líquidos a tu dieta, como los caldos, infusiones y sopas, también ayudará a disminuir la mucosidad en la garganta.
  • Inhalaciones de vapor. Una ducha de agua caliente es ideal para drenar la mucosidad en la garganta, puesto que el vapor humidifica el ambiente y facilita su expulsión. Del mismo modo, los vahos con agua caliente contribuyen a la eliminación de las flemas.
  • Limpieza orofaríngea realizando gargarismos: la mezcla de agua tibia y sal alivian la inflamación e irritación de garganta. La sal posee propiedades antimicrobianas.
  • Humidificar el ambiente. Reducir el uso de la calefacción e instalar un humidificador en la habitación dónde va a dormir la persona, ayuda a combatir la mucosidad y reducir las molestias como el dolor de garganta o la sequedad.
  • Dieta rica en frutas y verduras. Sobre todo alimentos ricos en Vitamina C ya que ayuda al sistema inmunológico a combatir y eliminar el agente causante. Algunos alimentos que contienen vitamina C son la fresa, papaya, brócoli, coliflor o tomate. Además, y especialmente en el caso de resfriados e infecciones respiratorias, es recomendable hacer reposo.
  • Suprimir el alcohol, tabaco y los excitantes.

Alivia la mucosidad en la garganta

¿Y el uso de fitoterapia?

Junto con estas recomendaciones, la utilización de fitoterapia puede ser de ayuda para minimizar las molestias que provocan estos trastornos leves. Con el fin de conseguir un alivio sintomático, se utilizan las plantas que, por su contenido en mucílagos, suavizan e hidratan la mucosa respiratoria.

Consiguen eliminar la irritación de las vías aéreas (malva, plántago, malvavisco, etc.). También, se utilizan las plantas con acción antitusígena (drosera, orégano, tomillo) y expectorante (regaliz, polígala) para mejorar la respiración. Ayudan a eliminar la obstrucción de vías respiratorias.

Plantas expectorantes y mucolíticas

Las plantas con acción expectorante aumentan el volumen de las secreciones, reduciendo su viscosidad y fluidificándolas, con lo que se facilita su eliminación. Además, protege la mucosa inflamada y disminuye el efecto tusígeno, por lo que también se comportan como antitusígenos. Entre las plantas con acción expectorante, se encuentra principalmente el regaliz y el tomillo.

El tomillo se utiliza en casos de tos irritativa y bronquitis. La raíz del regaliz, por su contenido en saponinas, actúa como expectorante con acción secretolítica (aumenta la producción de moco seroso en el tracto respiratorio con una mucosidad menos viscosa).

También, estimula el sistema mucociliar (cilios que se encuentran a lo largo del tracto respiratorio) para eliminar mejor la mucosidad y evitar la inflamación de las vías respiratorias (antinflamatorio). Presenta también un efecto antiviral debido probablemente a la inducción y aumento de la producción de interferón.

¿Sabes cómo aliviar la mucosidad de la garganta?

Plantas antitusivas y emolientes

Entre las plantas antitusivas destacan aquellas con acción antiespasmódica como la drosera, que actúa directamente sobre el músculo bronquial, evitando la tos.

Plantas ricas en mucílagos (polisacáridos) como el plántago (Llantén) y la malva son de gran utilidad, como plantas antitusivas. Los mucílagos presentan la propiedad de retener agua y formar geles o soluciones menos viscosas. Estos geles, altamente hidratados, actúan como emolientes disminuyendo la irritación de la faringe y de la mucosa bronquial, calmando la tos.

Otras plantas como la Viola Odorata se utilizan también para combatir la tos y la mucosidad del catarro común. La Viola se utiliza desde hace mucho tiempo para tratar diversas enfermedades, principalmente respiratorias. Presenta cierta capacidad antibacteriana y contiene una cantidad de mucílagos que suelen favorecer la expulsión de la mucosidad.

Una sustancia también utilizada es la goma karaya que es una goma vegetal. Su molécula es un polisacárido, formado principalmente por D-galacturónico, L-rhamnosa y D-galactosa. La goma karaya tiene muchas propiedades funcionales, tales como texturizante, alto contenido en fibra, protector adhesivo, regula la viscosidad y retiene agua. Una de las ventajas más destacadas de la goma karaya, es su gran capacidad para hincharse y retener agua. Es beneficiosa para la mucosidad.

Actualmente existen comercializados múltiples presentaciones y combinaciones de estos y otros principios activos naturales. Las presentaciones en forma de pulverizadores bucales o comprimidos para chupar son cómodas. Además consiguen que estas sustancias actúen de manera directa a nivel de la mucosa de la garganta (faringe).

En el caso de los síntomas de la faringitis, la utilización a nivel local de estos productos es una manera rápida de combatir y aliviar la irritación, eliminar la mucosidad y la sensación de dolor, picor o escozor en la garganta.

Referencias
• Accame, M. E. C., & Ortega, T. (2018). Otras plantas medicinales para afecciones respiratorias (II): Viola odorata, Primula veris. Panorama actual del medicamento, 42(412), 382-386.
• Carretero, E., & Ortega, T. Plantas medicinales antitusivas (2): Gordolobo y Llantén menor.
• Carretero, E., & Ortega, M. T. Plantas medicinales con actividad expectorante: tomillos.
• Siedentopp, U. (2008). El regaliz, una planta medicinal eficaz para la tos y las afecciones de estómago. Revista Internacional de Acupuntura, 2(4), 249-252.
• López Luengo, M. T. (2002). Plantas medicinales para el tratamiento de las afecciones respiratorias más frecuentes. Offarm, 21(9), 132-136.

One response to “Mucolíticos y expectorantes para la mucosidad en la garganta

Deja un comentario

Desde Microbiota y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar.