La motivación y el estado de ánimo afectan a nuestros patrones alimentarios

Los alimentos son una fuente de energía para el organismo y contribuyen a la salud del mismo.

Según interesantes publicaciones e investigaciones existen diversos nutrientes de la dieta que pueden intervenir en nuestro cerebro. Y lo hacen a través de la estimulación o inhibición de determinadas sustancias químicas (endorfinas, neurotransmisores). O lo que es lo mismo, la alimentación y el estado de ánimo pueden estar muy relacionados.

alimentación y el estado de ánimo: ¿influye? - HeelEspaña

¿Qué afecta a nuestro estado de ánimo?

Algunas investigaciones médicas resaltan que la reducción de la comida rápida y/o basura y la elección de dietas equilibradas como la mediterránea son más saludables. Además, ayudan a mantener el corazón los músculos y el peso de una manera correcta. Pero también se advierte que los alimentos que ingerimos pueden influir en el estado de ánimo.

Además de la alimentación, el estilo de vida y los hábitos personales parecen influir en el estado de ánimo.

El estado de ánimo como el humor de una persona dependen de numerosos factores. Los factores genéticos, estado físico, entorno o circunstancias sociales, clima, hábitos personales, están entre ellos.

Por tanto, intentar buscar en la dieta la clave del estado de ánimo y del bienestar no responde a la realidad. Pero a pesar de la poca base científica de las investigaciones realizadas al respecto de la relación de la dieta, estilo de vida con el estado de ánimo, existen ciertos nutrientes y alimentos específicos que se relacionan con la estimulación o inhibición de ciertos neurotransmisores y hormonas que influyen en el estado de ánimo.

A esto se añade que la alimentación forma parte de un estilo de vida con sus correspondientes vínculos religiosos, étnicos, éticos, sociales, políticos y económicos que generan mejores experiencias y por tanto, mejor estado de ánimo.

alimentación y el estado de ánimo: dieta - HeelEspaña

Existen algunos estudios que relacionan la dieta con el estado de ánimo, es el caso de las personas vegetarianas. Parece que las personas con este tipo de dieta presentan un mejor estado de ánimo y satisfacción.

Existen también investigaciones que muestran la relación entre la dieta mediterránea y la mejora del estado de ánimo. Una alimentación rica en fruta y verdura con componentes antioxidantes y metabólicos activos son suficientes para mejorar del estado de salud y como efecto mejorar el estado de ánimo.

Relación entre la alimentación y el estado de ánimo

Sin embargo, los estudios sobre la relación entre alimentos y estado de ánimo son muy limitados y poco homogéneos.

No existe una dieta concreta para mejorar el estado de salud pero existen algunos nutrientes que muestran determinados efectos positivos en el estado de ánimo:

Triptófano

La motivación y el estado de ánimo afectan a nuestros patrones alimentarios: triptofano - HeelEspaña

Al hablar de este aminoácido, nos hace pensar inmediatamente en la ruta de síntesis de la serotonina (neurotransmisor) y melatonina (hormona). Además de la eficacia que puede representar al utilizarlo en pacientes con disminución del estado de ánimo.

Son muchos los alimentos ricos en este aminoácido. Los huevos, leche, chocolate negro, plátano, cereales integrales, carne roja, alubias, garbanzos, cacahuetes, pescado azul o las semillas de girasol. Todo ellos y los suplementos con triptófano se están utilizando para mejorar el estado de ánimo e, incluso, la depresión.

Pero, tras una revisión realizada de estudios sobre esta sustancia, se muestra que “no solo una dieta rica en triptófano, sino también una dieta rica en antioxidantes puede tener un impacto positivo en el estado de ánimo y la cognición”. Estas conclusiones no parecen recomendar de forma general la utilización de este aminoácido y que su ingesta mejore el humor sin más. El estudio también muestra que el ejercicio físico y buenos niveles de alimentos ricos en antioxidantes son la opción más recomendable.

Ácidos grasos omega 3

La motivación y el estado de ánimo afectan a nuestros patrones alimentarios: omega3 - HeelEspaña

Estos compuestos reducen de forma moderada el LDL colesterol y aumentan el HDL colesterol reduciendo el riesgo cardiovascular. Algunos estudios sobre personas con alteraciones del estado de ánimo que tomaron omega 3 mejoraron su estado de ánimo. Este efecto parece estar en relación con el poder antinflamatorio que presenta estos ácidos.

Los ácidos grasos omega-3 se encuentran en muchos alimentos. Entre ellos se encuentran el aceite de lino, salmón, caballa, sardinas, aceite, nueces, atún, trucha o los boquerones.

La alimentación no es lo único que influye en el estado de ánimo

alimentación y el estado de ánimo: cuidados - HeelEspaña

Desde el punto de vista nutricional no hay que prescindir de ningún alimento, hay que comer de todo y comer lo más variado posible.

A veces, puedes tener serotonina, pero si te falta vitamina B o ácido fólico necesario en el metabolismo y síntesis de los neurotransmisores tales como dopamina y noradrenalina importantes en los pacientes con alteraciones del estado de ánimo, probablemente, ya no estarás bien emocionalmente ni a nivel de salud.

Es importante realizar actividad física frecuentemente. Los niveles de las endorfinas también aumentan con el ejercicio, por eso es recomendable combinar una dieta sana y mantenernos activos al mismo tiempo. Las personas que realizan ejercicio de manera moderada y regular tienen una salud mental mucho más idónea que aquellas con un estilo de vida sedentario. Por supuesto se recomienda evitar en la dieta, las bebidas alcohólicas y el tabaco.

Referencias

Strasser, B., Gostner, J. M., & Fuchs, D. (2016). Mood, food, and cognition: role of tryptophan and serotonin. Current Opinion in Clinical Nutrition & Metabolic Care, 19(1), 55-61.
McMartin, S. E., Willows, N. D., Colman, I., Ohinmaa, A., Storey, K., & Veugelers, P. J. (2013). Diet quality and feelings of worry, sadness or unhappiness in Canadian children. Canadian Journal of Public Health, 104(4), e322-e326.
Lee, J., Pase, M., Pipingas, A., Raubenheimer, J., Thurgood, M., Villalon, L., … & Scholey, A. (2015). Switching to a 10-day Mediterranean-style diet improves mood and cardiovascular function in a controlled crossover study. Nutrition, 31(5), 647-652.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *