Efectos de los probióticos a nivel intestinal

Cada vez se da más importancia al equilibrio de la microbiota intestinal mediante el empleo de probióticos para tratar diversas enfermedades. Por tanto, a continuación veremos los efectos de los probióticos para el tratamiento de distintos problemas gastrointestinales, trastornos funcionales o procesos inflamatorios.

Beneficios y efectos de los probióticos - HeelProbiotics - HeelEspaña
Acciones de los probióticos – HeelProbiotics – HeelEspaña

Probióticos: beneficios para la salud

Cada individuo posee una comunidad microbiana peculiar que depende de su genotipo, de la colonización posnatal y de la alimentación que recibe durante los 2 primeros años de vida. Posteriormente al nacimiento, el intestino del recién nacido se coloniza rápidamente a partir del entorno ambiental. Este proceso va a ser diferente dependiendo de factores como tipo de parto, modelo de lactancia, entorno rural o urbano, nacer en un país en vías de desarrollo o desarrollado. Ademas de otros factores como infecciones perinatales, empleo de antibioterapia materna, etc.

Los probióticos ayudan a reequilibrar la flora intestinal y son beneficiosos la prevención de diarreas, inflamaciones intestinales e incluso aliviar casos de colon irritable.

Características de los probióticos

Las características que deben cumplir los microorganismos para que sean considerados probióticos, son:

  • Ser de origen humano y estar vivos
  • Ser seguros. Es decir, no ser patogénicos ni tóxicos.
  • Estar vivos. Deben ser resistentes a la destrucción tecnológica. Por ejemplo a la liofilización.
  • Llegar y permanecer vivos. Tienen que ser resistentes a la destrucción por las secreciones gástricas/biliares y tener capacidad de adherencia y colonización de la cavidad diana.
  • Ser estables durante su vida útil y no presentar variabilidad.
  • Cantidad adecuada de microorganismos para lograr el efecto beneficioso.
  • Tener un efecto beneficioso (las propiedades son cepa-dependientes). Y es que los efectos beneficiosos solo pueden atribuirse a la cepa o cepas que han demostrado conferirlos y no a la especie o a todo un grupo de probióticos.
  • Evidencia científica con estudios controlados de eficacia en seres humanos.
  • Que el almacenamiento con sustancias de vehículo o relleno no afecten a la viabilidad de la cepa.

Aplicaciones de los probióticos

Se define probiótico como “microorganismos vivos que confieren un beneficio para la salud del hospedador cuando se ingieren en las cantidades adecuadas”. Es por ello que cada vez se da mayor importancia al equilibrio de la microbiota intestinal mediante el empleo de probióticos, prebióticos y simbióticos para tratar diversas enfermedades.

Debido a los efectos de los probióticos, se pueden aplicar en numerosas patologías:

  • Problemas gastrointestinales.
    • Diferentes tipos de diarreas. De la comunidad, asociadas a los antibióticos, del viajero, intolerancia a la lactosa, etc.
    • Trastornos funcionales. Como el cólico del lactante o el síndrome del intestino irritable.
    • Procesos inflamatorios.
  • Además se usan con éxito en diversas patologías de la mujer. Es el caso de la vulvovaginitis y mastitis.
  • Se ha valorado su efecto en las alergias, como la dermatitis atópica.
  • Y en la prevención de infecciones a través del refuerzo inmunitario. Desde el recién nacido hasta el anciano.

Efectos de los probióticos

La mayoría de cepas probióticas pertenece a dos grupos microbianos: los lactobacilos y las bifidobacterias, aunque existen otras especies que también se utilizan como probióticos.

Se están realizando actualmente estudios encaminados a descifrar las acciones de los probióticos aunque algunas son conocidas y pasaremos a enumerarlas:

  • Control de bacterias patógenas y virus a través de:
    • Acidificar el ambiente local, haciéndolo desfavorable para los patógenos.
    • Producir bacteriocinas para inhibir el crecimiento de los patógenos.
    • Competir con los patógenos por su adhesión al epitelio
  • Ayuda a la digestión de los alimentos.
  • Restauración de la disbiosis.
  • Restaurar la función de barrera a través del mantenimiento de la integridad del epitelio intestinal.
  • Interacción con el sistema inmune:
    • Regulación o modulación de las citocinas. Reducción de proinflamatorias y incrementando las antinflamatorias.
    • Mejora de la respuesta inmune tanto específica como inespecífica e inducir la respuesta de tolerancia.
    • Modulación de la respuesta alérgica.

Utilización de probióticos en el control de bacterias patógenas

Acidifican el ambiente local

¿Cuáles son los efectos de los probióticos? - HeelProbiotics - HeelEspaña
Cuida tu intestino con probióticos – HeelProbiotics – HeelEspaña

Los probióticos, lactobacilos y bifidobacterias, inducen un pH ácido muchas veces inferior a 4, mediante la producción de ácido láctico y de ácidos grasos de cadena corta (AGCC), como acetatos, butiratos, etc. Estos AGCC impiden el crecimiento de bacterias patógenas y favorecen el crecimiento de bacterias tolerantes al ácido (lactobacilos y bifidobacterias). Además los lactobacilos producen agua oxigenada que reduce el pH ayudando también a generar un ambiente hostil para los patógenos.

Producen bacteriocinas y compiten con patógenos

Entre los efectos que tienen los probióticos, podemos mencionar su capacidad de adherirse a las células intestinales del colon y del intestino delgado influyendo en el ecosistema intestinal. Esta capacidad favorece la restauración del efecto barrera. Los probióticos ejercen un efecto competitivo con otras bacterias, ocupando sus lugares de nidación e inhibiendo el crecimiento de algunas especies patógenas. Existen cepas probióticas (Bifidobacterium breve CNCM I-4035, Lactobacillus paracasei CNCM I-4034 y Lactobacillus rhamnosus CNCM I-4036) capaces de inhibir en diferentes porcentajes el crecimiento de enterobacterias patógenas como E. Coli, Salmonella y Shigella. 1,2

Los lactobacilos y las bifidobacterias producen bacteriocinas. Son unas toxinas proteicas sintetizadas por las bacterias con el fin de inhibir el crecimiento de bacterias similares o de cepas cercanas. Cuentan con un amplio espectro de actividad. Las lactocinas, las helveticinas, las curvacinas, las nicinas y las bifidocinas son capaces de inhibir el crecimiento de patógenos y, de esta manera, son eficaces en el tratamiento de la diarrea de origen bacteriano.

Los probióticos tienen un efecto sinérgico con bacterias beneficiosas nativas del intestino, haciendo que éstas produzcan AGCC (butirato). Estos AGCC son elementos fundamentales para las células del epitelio intestinal ya que favorecen su regeneración, refuerzan el efecto barrera del epitelio y presentan efecto antinflamatorio.

Probióticos: capacidad para digerir alimentos

Los probióticos disminuyen los síntomas de la mala digestión de la lactosa. Este efecto se observó en personas que ingerían productos lácteos fermentados. Este efecto se debe, por un lado, a que las bacterias contenidas en estos productos poseen enzimas para la metabolización de la lactosa como la β galactosidasa (lactasa). Y, por otro lado, a que estas cepas incrementan la actividad enzimática intestinal (lactasa intestinal). 3

Probióticos: función barrera

En las mucosas, el epitelio ejerce una función de barrera que impide la entrada de sustancias tóxicas y de patógenos.
Para ello el epitelio intestinal sintetiza mucinas con la finalidad de conformar una barrea física de moco. Los probióticos protegen al epitelio a través de un efecto citoprotector, y tienen la capacidad de aumentar la expresión de las mucinas por parte de las células del ileon y colon, siendo este mecanismo muy eficaz en la lucha antibacteriana.

Efectos de los probióticos en la respuesta inmune

Efecto antiinflamatorio

Dentro de las acciones de los probióticos sobre el sistema inmune cabe destacar el efecto antinflamatorio que presentan mediante la regulación o modulación de las citocinas. Es el caso de determinadas cepas probióticas (Bifidobacterium longum CECT 7347) que presentan un efecto antinflamatorio muy significativo 4, 5, 6. Esta misma cepa probiótica se ha estudiado en pacientes diagnosticados de enfermedad celiaca en tratamiento con dieta exenta de gluten, mejorando la salud de estos pacientes 7.

Mejora de la respuesta inmune

Determinados probióticos estimulan la secreción de inmunoglogulinas sobre todo de la IgA secretora intestinal cuando se administran (Bifidobacterium breve CNCM I-4035) 8. Por otro lado algunos probióticos promueven la activación de macrófagos, células NK (natural killer), linfocitos T citotóxicos y la liberación de citocinas antinflamatorias.

Modulación de la respuesta alérgica

Se sabe que la alergia es una enfermedad provocada por la respuesta del sistema inmune a un antígeno que, normalmente, es inocuo.

Existen numerosos estudios que demuestran que microbiota participa en la maduración del sistema inmune.  Personas que están afectadas de esta enfermedad presentan una microbiota con una menor diversidad y con patrones bacterianos diferentes a la población sana.

Los trabajos más destacados sobre la utilización de probióticos en prevención y tratamiento de alergias demuestran una clara reducción del riesgo de este tipo de patologías.

También en dermatitis atópica existen publicaciones recientes sobre el efecto de los probióticos. Una mezcla de cepas probióticas: Bifidobacterium lactis CECT 8145, B. longum CECT 7347 y Lactobacillus casei CECT 9104 ha demostrado, en un estudio publicado en enero 2018 en JAMA dermatology, reducción del SCORAD y disminución del uso de corticoides en los pacientes tratados con este probiótico9.

Se sabe por otras investigaciones que los probióticos inducen un efecto sobre las células T reguladoras ofreciendo nuevas perspectivas para el tratamiento de otras enfermedades de tipo alérgico.

Bibliografía

1. Munoz-Quezada, S., Bermudez-Brito, M., Chenoll, E., Genovés, S., Gomez-Llorente, C., Plaza-Diaz, J., … & Gil, A. (2013). Competitive inhibition of three novel bacteria isolated from faeces of breast milk-fed infants against selected enteropathogens. British Journal of Nutrition, 109(S2), S63-S69.
2. Munoz-Quezada, S., Chenoll, E., Vieites, J. M., Genovés, S., Maldonado, J., Bermúdez-Brito, M., … & Suárez, A. (2013). Isolation, identification and characterisation of three novel probiotic strains (Lactobacillus paracasei CNCM I-4034, Bifidobacterium breve CNCM I-4035 and Lactobacillus rhamnosus CNCM I-4036) from the faeces of exclusively breast-fed infants. British Journal of Nutrition, 109(S2), S51-S62.
3. Am J Clin Nutr. 2000;71 Suppl 6:1682S-7; discussion 1688S-90S.
4. Medina M, De Palma G. Bifidobacterium strains suppress in vitro the proinflammatory milieu triggered by the large intestinal microbiota of coeliac patients. Journal of inflamation 2008
5. Chenoll, FM Codoñer, A Silva, A Ibáñez. Genomic sequence and pre-clinical safety assessment of Bifidobacterium longum CECT 7347, a probiotic able to reduce the toxicity and inflammatory. -J Prob, 2013 – omicsonline.org
6. Bermudez-Brito M, Muñoz-Quezada S, Gomez-Llorente C, Romero F, Gil A. Lactobacillus thamnosus and its cell-free culture supernatant differentially modulate inflammatory biomarkets in Escherichia coli-challenged human dentritic cells. Br J Nutr. 2014 May 28;111(10):1727-37.
7. Olivares M, Castillejo G, Varea V. Double-blind, randomised, placebo-controlled intervention trial to evaluate the effects of Bifidobacterium longum CECT 7347 in children with newly diagnosed coeliac. British Journal of Nutrition 2014 – Cambridge Uniy Press E
8. Bermudez-Brito M, Muñoz-Quezada S, Gomez-Llorente C, Mantencio E, Bernal MJ, Romero F. Cell-Free Culture Supernatant of Bifidobacterium breve CNCM I-4035 Decreases Pro-Inflammatory Cytokines in Human Dendritic Cells Challenged with Salmonella typhi through TLR Activation. Published: March 12, 2013.
9. Navarro-López, V., Ramírez-Boscá, A., Ramón-Vidal, D., Ruzafa-Costas, B., Genovés-Martínez, S., Chenoll-Cuadros, E., … & Codoñer-Cortés, F. M. (2018). Effect of oral administration of a mixture of probiotic strains on SCORAD index and use of topical steroids in young patients with moderate atopic dermatitis: a randomized clinical trial. JAMA dermatology, 154(1), 37-43.

Acciones y efectos de los probióticos - HeelProbiotics – HeelEspaña
Acción de los probióticos – HeelProbiotics – HeelEspaña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *