Dolor de garganta y uso de bucofaríngeos con la llegada del frío

Las faringoamigdalitis infecciosas son las más habituales, sobre todo durante los meses de invierno. Pero no podemos olvidar que existen otras causas de dolor faríngeo o dolor de garganta como los procesos alérgicos, el hábito de la respiración bucal, el contacto con irritantes, el sobreuso de las cuerdas vocales o la enfermedad por reflujo gastroesofágico.

Cómo evitar el dolor de garganta

Invierno y dolor de garganta

Con la llegada del frío, se produce un aumento de las consultas por infecciones de vías altas respiratorias. Entre estas se encuentran, en uno de los primeros puestos, las faringoamigdalitis agudas.

La mayor parte de las faringoamigdalitis infecciosas son de etiología vírica. No podemos olvidar que Rhinovirus, Coronavirus, Adenovirus e Influenzavirus, que son los principales causantes de estos cuadros, pueden considerarse virus estacionales. A esto nos referimos a que tienen mayor circulación y, por tanto, mayor capacidad de contagio en determinadas épocas del año. Concretamente, en los meses fríos.

Pero además de los factores relacionados con el virus, también hay que tener en cuenta los factores relacionados con el hospedador. En invierno se hacen más actividades en lugares cerrados y, por tanto, hay un mayor contacto con otras personas, lo que aumenta las probabilidades de contagio. Por otra parte, los ambientes fríos y secos producen alteraciones en la mucosa faríngea que se traducen en una disminución de la capacidad defensiva de este tejido, lo que propicia la infección.

En cualquier caso, el síntoma que es considerado por los pacientes como principal es el dolor de garganta. Y este se puede acompañar, en el caso de las faringoamigdalitis infecciosas, de rinorrea, cefalea, otalgia, mialgias o malestar general, entre otros.

 

 

Tratamiento sistémico del dolor de garganta

En la faringoamigdalitis aguda de origen vírico, el tratamiento de base es el tratamiento sintomático. En las faringoamigdalitis bacterianas, además del tratamiento sintomático, se debe instaurar un tratamiento antibiótico. Y, en el resto de las causas mencionadas, se puede requerir tratamiento etiológico. O, tan solo, requerirse tratamiento sintomático.

Sin perjuicio de los tratamientos etiológicos que puedan ser necesarios en cada caso, nos referiremos a continuación al tratamiento sintomático y local de las faringoamigdalitis.

En primer lugar, mencionaremos una serie de medidas higiénico-dietéticas encaminadas a disminuir la sensación de dolor:

  • Ingerir alimentos de consistencia blanda
  • Aumentar el consumo de líquidos
  • Evitar el tabaco
  • Procura evitar los irritantes y la contaminación
  • Evitar las comidas muy calientes y/o picantes
  • Ventilar las estancias donde se esté
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura

Aliviar y calmar el dolor de garganta

Otras medidas

También hay que tener en cuenta, las medidas a tomar para no contagiar a las personas cercanas:

  • Utilizar pañuelos desechables
  • Cubrirse nariz y boca al toser y/o estornudar
  • Utilizar mascarilla, sobre todo si se está cerca de personas vulnerables
  • Lavarse las manos, sobre todo si se van a manipular alimentos
  • Utilizar gel hidroalcohólico si no se tiene la posibilidad de lavarse las manos.

Tratamiento local

Respecto a los posibles tratamientos locales para el dolor de garganta, mencionaremos primero las formas farmacéuticas más utilizadas. Y, posteriormente, mencionaremos algunos principios activos.

  • Colutorios. Ejercen una acción local. Y puede ser sobre la mucosa oral, en el caso de utilizarlos como enjuagues. Pero también sobre la mucosa faríngea sí se utilizan como gargarismos.
  • Aerosoles. Tienen una fase interna líquida y una fase externa gaseosa que permiten la nebulización del principio activo. Son muy útiles en pediatría, pues en los niños es difícil conseguir que hagan gargarismos.
  • Sprays bucofaríngeos. Con un efecto local directo sobre la zona donde se produzcan las molestias.
  • Comprimidos o pastillas. Se administran mediante dilución lenta, es decir, indicando al paciente que las debe chupar. Así se consigue, además del efecto de los principios activos, un aumento de la producción de saliva con su acción. Que es, por una parte, hidratante y, por otra, antimicrobiana gracias al contenido de lisozima e IgA de esta secreción.

El mejor tratamiento para el dolor de garganta

Principios activos más utilizados para el dolor de garganta

En cuanto a los principios activos, de manera general, diremos que pueden emplearse antiinflamatorios, antisépticos, anestésicos locales, antibióticos de acción local, descongestionantes, demulcentes e hidratantes.

Por último, vamos a mencionar algún principio activo de origen natural que ha demostrado ser útil para disminuir los síntomas de faringoamigdalitis

Zhantoxylum bungeanum

Es una planta perteneciente al grupo de las rutáceas de la que se han descrito efectos anestésicos, antibacterianos, antifúngicos, astringentes, carminativos, diuréticos y antioxidantes, entre otros. Aunque su uso más extendido es en odontalgias y dolor orofaríngeo gracias a sus propiedades anestésicas y calmantes.

Se han aislado más de 140 principios activos en esta planta, de estos compuestos, el más estudiado hasta el momento es el HAS (hidroxi-α-sanshool). El HAS es un alcaloide con efecto analgésico. La presentación en forma de spray bucal es de especial interés para el dolor faríngeo que puede ocurrir en faringitis o amigdalitis. La baja toxicidad del preparado y su acción local analgésica directa hacen que sea una opción muy interesante para disminuir la sintomatología de estas afecciones.

Aloe

Es una planta originaria de África, emparentada botánicamente con el ajo, la cebolla o los espárragos, de la que existen unas 300 especies diferentes, la más utilizada con diferencia, el aloe barbadensis Miller o también llamada aloe vera o sábila. El aloe presenta propiedades antisépticas, antivirales, antibacterianas, laxantes, antiinflamatorias e inmunoestimulantes, así como antioxidantes.

Cuando se aplica de manera tópica en la mucosa faríngea, por medio de sprays, se consigue un efecto hidratante de la mucosa. Esto puede contribuir a disminuir la sensación de irritación, picor y tos seca. También tiene un efecto protector frente a las agresiones externas como contaminación ambiental, humo de tabaco, aire frío y seco, etc. Además, su efecto antiinfeccioso e inmunoestimulante, es de utilidad en los casos en los que la faringitis o faringoamigdalitis tengan una etiología infecciosa.

Usar spray para aliviar el dolor de garganta

Propóleo

Propóleo o própolis. Es un producto fabricado por la apis mellífica o abeja melífera. Las abejas utilizan esta sustancia para cerrar y sellar la colmena. De ahí su nombre “pro polis”, que proviene del griego y que significa “delante de la ciudad”. Porque se encuentra en la puerta de entrada de la ciudad de las abejas: la colmena. Pero esta sustancia no solo es un cemento que cierre los huecos de la colmena. Además, gracias a sus propiedades antiinfecciosas, impide la colonización de la colmena por parte de hongos o parásitos.

Las propiedades medicinales de propóleo se conocen desde hace mucho tiempo. Tiene acciones antiinflamatorias y antisépticas y produce un alivio rápido de los síntomas de irritación de garganta. Actualmente, se pueden encontrar en muchas presentaciones, desde pastillas o caramelos a las presentaciones más cómodas como el spray, que consigue un efecto directo en la zona afectada.

Regaliz

Es una planta conocida desde la antigüedad por sus propiedades medicinales. Los principios activos de esta planta se encuentran principalmente en su rizoma. Aunque los principios activos aislados han demostrado tener una cierta utilidad terapéutica, parece que los extractos completos tienen una mayor actividad, probablemente por el efecto sinérgico entre los distintos componentes de la planta.

El regaliz posee propiedades demulcentes, antitusivas y expectorantes, por este motivo, el regaliz se emplea en casos de tos y expectoración.

No se recomienda la ingesta de cantidades superiores a 50g/día y tampoco el uso prolongado más allá de 6 semanas de tratamiento. El uso continuado y en dosis altas puede producir efectos adversos. Estos efectos indeseables son siempre dosis-dependiente, por lo que en dosis bajas, la probabilidad de aparición es muy remota.

Referencias

https://www.elsevier.es/es-revista-enfermedades-infecciosas-microbiologia-clinica-28-articulo-recomendaciones-el-manejo-faringoamigdalitis-aguda-S0213005X15000798
https://www.analesdepediatria.org/es-documento-consenso-sobre-el-diagnostico-articulo-S1695403311003845
https://www.guia-abe.es/temas-clinicos-faringitis-aguda

Deja un comentario

Desde Microbiota y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar.