Colina para normalizar los niveles de lípidos

La colina es un nutriente que está presente en muchos alimentos. Es importante para el desarrollo cognitivo, el metabolismo, la función hepática y la regulación de la homocisteína (betaína).

Beneficios de la colina

Beneficios de la colina

La colina se denomina también vitamina B4 siendo necesaria para la síntesis de un neurotransmisor como la acetilcolina. La acetilcolina ayuda a los músculos a contraerse, activa las respuestas al dolor y desempeña un papel en las funciones cerebrales de la memoria y el pensamiento.

Además, esta vitamina es necesaria para la síntesis de componentes estructurales de la membrana celular como la fosfatidilcolina, la esfingomielina y otros fosfolípidos. En la etapa perinatal el aporte de colina es fundamental para garantizar el desarrollo cognitivo y prevenir defectos del tubo neural. En adultos mayores y ancianos la ingesta de esta vitamina se ha asociado a mejor rendimiento en algunas funciones cognitivas y menor incidencia de demencia.

La mayor parte de la colina se metaboliza en el hígado, donde se convierte en fosfatidilcolina, que ayuda a generar proteínas transportadoras de grasas y a descomponer el colesterol endógeno.

También es “alimento” para las bacterias intestinales beneficiosas. Las dietas deficientes en colina también pueden provocar alteraciones de la microbiota intestinal e hígado graso.

Cómo la colina ayuda a evitar el riesgo cardiovascular

¿Qué alimentos contienen colina?

Las principales fuentes dietéticas de esta vitamina son los huevos, lácteos y carnes. La disminución del consumo de estos alimentos tiene un impacto negativo en la obtención de este nutriente.

La colina se encuentra en una variedad de alimentos. Las fuentes más ricas son.

  • Carne, hígado de vaca
  • Yemas de huevo
  • Pechuga de pollo
  • Pescado
  • Patatas
  • Legumbres (frijoles, maní)
  • Leche
  • Yogur
  • Verduras crucíferas (brócoli, coliflor, coles de Bruselas, col)
  • Semillas de girasol

Dada la necesidad de mejorar la ingesta de esta vitamina, es necesario mejorar el conocimiento que tiene la población sobre este nutriente.

 

 

Colina e hígado

Los seres humanos pueden producir una pequeña cantidad de colina de forma endógena en el hígado, principalmente como fosfatidilcolina, pero la cantidad que el cuerpo sintetiza naturalmente no es suficiente para satisfacer las necesidades humanas. Por tanto, es necesaria la ingesta de este nutriente a partir de los alimentos. La colina se encuentra en los alimentos en forma de fosfolípidos solubles, fosfocolina y colina libre.

Los fosfolípidos solubles por acción de enzimas pancreáticas y enzimas de la mucosa intestinal se convierten en colina libre y forma solubles de colina, estos compuestos se absorben en el intestino delgado, ingresan a la circulación portal y se almacenan en el hígado, donde posteriormente se fosforilan y distribuyen por todo el cuerpo para formar membranas celulares.

Una parte de los fosfolípidos restantes (fosfatidilcolina y esfingomielina) se absorben intactos, se incorporan a los quilomicrones y se secretan a la circulación linfática, donde se distribuyen a los tejidos y otros órganos, incluidos el cerebro y la placenta.

Los mejores alimentos que contienen colina

Colina y lípidos

Es necesaria para la síntesis de fosfatidilcolina, que es el fosfolípido más abundante en el organismo, y forma parte de las membranas celulares contribuyendo a su estructura y funcionalidad.

Además, la fosfatidilcolina es el principal fosfolípido presente en las lipoproteínas, necesario para que se ensamblen y secreten las lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL) desde el hígado.

Por lo tanto, cuando existe una deficiencia de colina, la grasa se acumula en el hígado. Existen estudios que han demostrado que la deficiencia de colina conlleva a presentar un riesgo aumentado de enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD).

Es necesaria una ingesta adecuada de colina para mantener la función hepática y para prevenir la NAFLD, pero se necesita más investigación para aclarar aún más el papel de la colina en la prevención o el tratamiento de la NAFLD.

Algunos investigadores han sugerido que la colina podría proteger la salud cardiovascular al reducir la presión arterial, alterar los perfiles de lípidos y reducir los niveles de homocisteína en plasma.

Anteriormente, hemos comentado que la colina intervenía en la regulación del metabolismo de la homocisteína. Pues bien, lo hace a través de la síntesis de betaína, o también conocida como trimetilglicina, se trata de un derivado de la colina, que la sintetizará junto al aminoácido glicina.

Beneficios de la colina para el colesterol

Importancia de la betaína

La betaína regula los niveles saludables de homocisteína. Este tipo de aminoácido es un subproducto resultante de la digestión de la carne, pescado, lácteos y otras fuentes de proteínas animales.

La homocisteína es necesaria para el cuerpo, sin embargo, niveles elevados de homocisteína provocan complicaciones cardio y cerebrovasculares. En concreto, puede provocar lesiones del endotelio vascular, oxidación del LDL colesterol, crecimiento de las fibras musculares lisas, estrés oxidativo y aumento de la formación de coágulos sanguíneos.

Se necesita investigación adicional para determinar la relación entre la ingesta de colina y la enfermedad arterial periférica y cardiovascular. Y, también, de los posibles beneficios de la suplementación con colina para reducir el riesgo de estas enfermedades.

Teniendo en cuenta las funciones de esta vitamina se comprende la importancia que tiene en el neurodesarrollo y la función cognitiva, en la salud hepática y en el riesgo cardiovascular.

Referencias

1. Kozlov, V.A.Vitamins: History. Chemistry. Biochemistry. Pharmacology. Clinic: study guide / V.A.Kozlov. – 3rd ed. with rev. and add. – Cheboksary: CSPU, 2012.- 148 p.
2. Monika Młodzik-Czyżewska, Anna Malinowska, Agata Chmurzyńska. Associations between choline intake, body composition, lipid profile, and liver status in healthy adults. Published online by Cambridge University Press: 10 June 2020
3. Natalia Arias et al. The Relationship between Choline Bioavailability from Diet, Intestinal Microbiota Composition, and Its Modulation of Human Diseases. Nutrients. 2020 Aug; 12(8): 2340.
4. Sherriff, J. L., O’Sullivan, T. A., Properzi, C., Oddo, J. L., & Adams, L. A. (2016). Choline, its potential role in nonalcoholic fatty liver disease, and the case for human and bacterial genes. Advances in nutrition, 7(1), 5-13.

Deja un comentario

Desde Microbiota y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar.