Realizar ejercicio moderado mejora el pronóstico de IC

La insuficiencia cardíaca es una patología frecuente en nuestro medio y que condiciona la calidad de vida de los pacientes. Con gran prevalencia en nuestro país, se busca la manera de evitar los ingresos hospitalarios. Y una de estas medidas es la práctica de ejercicio para la insuficiencia cardiaca y mejorar la capacidad del paciente.

Ventajas del ejercicio para la insuficiencia cardiaca - HeelEspaña

Datos sobre la insuficiencia cardiada

La prevalencia en España es de un 5% de la población, siendo la primera causa de ingreso hospitalario en mayores de 65 años y la responsable del 3% de la totalidad de los ingresos hospitalarios en nuestro país.

Es una enfermedad que condiciona realmente la calidad de vida del paciente. Y es que sus principales síntomas son la fatiga y la disnea, lo que altera la capacidad de movimiento y de actividad física en los afectados.

De hecho, la evaluación del grado de insuficiencia cardíaca se hace en base a la capacidad para realizar ejercicio. Y, según en qué momento de la actividad se está realizando, aparece la disnea.

Ejercicio para la insuficiencia cardiaca. ¿Qué se sabe?

Dado que el paciente tiene una disminución de la tolerancia al ejercicio, hasta la década de los ochenta del siglo pasado, la recomendación más extendida por parte de los médicos era el reposo. En muchos casos, incluso, en cama. Y la disminución, en términos generales, de la actividad.

Hoy se sabe que esta recomendación aumenta la probabilidad de padecer embolismo pulmonar y trombosis venosa y produce atrofia muscular, lo que reduce aún más la capacidad de movimiento del paciente.

Porqué es beneficioso el ejercicio para la insuficiencia cardiaca - HeelEspaña

¿Y por qué son reacios a practicar ejercicio moderado?

En la actualidad, existe ya suficiente evidencia sobre los beneficios que el ejercicio produce en las personas que padecen insuficiencia cardíaca. El problema a veces ocurre, porque el paciente rechaza la recomendación.

Muy a menudo se trata de personas mayores, con dificultades de movilidad, que no están acostumbrados a realizar ejercicio. Y no entienden que, ahora, cuando más fatigados se sienten, deban hacer deporte.

Efectivamente, el número de pacientes diagnosticados de insuficiencia cardíaca aumenta con la edad. Es por lo que el paciente tipo de esta cardiopatía es un paciente mayor. Por ello, la disnea y la fatiga propias de su cuadro patológico, les suma cierta atrofia muscular y cambios degenerativos en las articulaciones. Y, muy habitualmente, otras patologías que afectan a su calidad de vida.

Beneficios del ejercicio para la insuficiencia cardiaca

Este rechazo por parte del paciente debe ser vencido. Y es que se ha demostrado que el ejercicio moderado practicado por las personas aquejadas de insuficiencia cardiaca no sólo disminuye la mortalidad. También disminuye la frecuencia de los ingresos hospitalarios y eleva significativamente la calidad de vida.

El entrenamiento en estos pacientes mejora de manera general la función cardiovascular y el consumo de oxígeno.

Parece que el efecto directo sobre el miocardio es pequeño, pero sí se favorece de manera notable la circulación periférica. Se sabe también que disminuye la frecuencia cardíaca en reposo y, por supuesto, mejora la funcionalidad del músculo y ralentiza la pérdida de masa muscular. Todo ello es fundamental para seguir teniendo una movilidad adecuada.

Otros efectos positivos de realizar ejercicio para la insuficiencia cardiaca

Ejercicio para la insuficiencia cardiaca. Se puede hacer - HeelEspaña

El entrenamiento físico, además, ayuda a normalizar los niveles de lípidos y glucosa en sangre. Las dislipemias son una de las causas más frecuentes de enfermedad coronaria. Que, a su vez, está detrás de un importante número de casos de insuficiencia cardíaca.

Los niveles elevados de glucemia están en relación con el síndrome metabólico que a su vez tiene también una importante relación con las enfermedades cardiovasculares. Conseguir un entorno metabólico adecuado en el paciente, contribuye a un progreso de la enfermedad más favorable.

Se han publicado también numerosos trabajos sobre los efectos del ejercicio sobre el sistema inmune. Concluyen que la actividad física tiene un importante papel inmunomodulador, activando por un lado la respuesta inmune frente a patógenos. Ayuda, por tanto, a disminuir el número de enfermedades infecciosas. Y, por otro lado, modula la secreción de citoquinas. Se conoce el efecto positivo del ejercicio sobre las citoquinas proinflamatorias, disminuyendo su secreción y consiguiendo por tanto, un efecto antiinflamatorio.

No cabe ninguna duda que el ejercicio aporta también interesantes beneficios psicológicos. Aumenta de manera directa la secreción de endorfinas, ayuda a la socialización de quien lo realiza, contribuye a regular el apetito y el sueño y mejora, de manera general, la calidad de vida de los que lo practican.

¿Cómo debe ser el ejercicio para la insuficiencia cardiaca?

Realizar ejercicio moderado mejora el pronóstico de IC: beneficios ejercicio insuficiencia cardiaca heelespana - HeelEspaña

El programa de ejercicios en estos pacientes debe ser individualizado, tanto en la intensidad del entrenamiento como en el tipo de ejercicio a realizar. De manera general, se prefiere el ejercicio aerobio al anaerobio, aunque también se pueden añadir series de algún ejercicio de fuerza, pues esto va a contribuir a mejorar la masa muscular. El comienzo de la rutina debe ser lento y gradual e ir aumentando la intensidad según la tolerancia al ejercicio vaya siendo mayor.

Por supuesto, el entrenamiento debe ser adecuado al paciente, no sólo a su grado de insuficiencia cardíaca. También debe ser adecuado al resto de condicionantes de su estado físico como la edad, posibles patologías articulares u óseas o la masa muscular. Siempre que se pueda, es conveniente que la actividad física se desarrolle en grupo. Este punto contribuye a la socialización del paciente y a hacer más agradable y ameno el ejercicio. Conseguimos, así, incrementar los beneficios psicológicos que ya de por sí proporciona la práctica del deporte.

Durante el programa de entrenamiento es necesario, sobre todo al principio, tener un control estricto de la tensión arterial, de la frecuencia cardíaca, del peso y de los posibles cambios electrocardiográficos del paciente. Estos controles están encaminados a confirmar que el programa de ejercicios es el adecuado para esa persona. Y que, además, no supone un empeoramiento de estos parámetros. Periódicamente se harán analíticas para controlar las cifras de triglicéridos, colesterol y glucosa.

Medicina y ejercicio para la insuficiencia cardiaca - HeelEspaña

Reto de la medicina actual

La medicina ha avanzado mucho en las últimas décadas. Lo que antes eran enfermedades mortales se están convirtiendo en enfermedades crónicas. Ya no comprometen la vida del paciente o, al menos, no de la forma drástica que lo hacían hace unos años. Pero sí interfieren en su calidad de vida. Por eso los retos de la medicina actual pasan, fundamentalmente, por las acciones encaminadas a mejorar el estado general de salud del paciente, su bienestar y su integración en actividades y hábitos que le procuren una vida confortable a pesar de su enfermedad.

Referencias

https://secardiologia.es/blog/8141-el-ejercicio-mejora-el-pronostico-de-la-insuficiencia-cardiaca

https://www.elsevier.es/es-revista-revista-medica-clinica-las-condes-202-articulo-entrenamiento-fisico-pacientes-con-insuficiencia-S0716864012703784

https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-85602013000100009

http://www.hospitalregionaldemalaga.es/LinkClick.aspx?fileticket=fQxdjij67AU%3D&tabid=887

http://www.scielo.org.mx/scielo.php?pid=S1405-99402017000400326&script=sci_arttexthttps://www.medwave.cl/link.cgi/Medwave/PuestaDia/Suplementos/6517.act

https://www.revespcardiol.org/es-epidemiologia-insuficiencia-cardiaca-espana-los-articulo-S0300893213001814

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *