Probióticos y piel: ¿pueden las bacterias ser beneficiosas en algunas patologías?

Cada vez más se está estudiando la relación entre el intestino y la piel. A la vez que se está estudiando la importancia de la microbiota intestinal en el desarrollo de la respuesta inmune. De ahí que, cada vez más, se estudie la relación entre probióticos y piel. Con ello se pretende justificar la utilidad de ciertas cepas probióticas en el tratamiento de síntomas de las patologías de la piel que cursen con disbiosis de la microbiota intestinal. Nos referimos, sobre todo y cómo veremos a continuación, a la dermatitis atópica, psoriasis y acné.

Intestino: funciones esenciales para la salud

¿Existe una clara relación entre probióticos y piel ? - HeelProbiotics - HeelEspaña
Cuida tu microbiota y cuidarás tu piel – HeelProbiotics – HeelEspaña

El hecho de que el intestino pertenezca anatómicamente hablando al aparato digestivo, no debe hacernos pensar que sus funciones están exclusivamente relacionadas con la nutrición.

El intestino tiene funciones nerviosas e inmunológicas imprescindibles para la salud del organismo. A lo largo de todo el tubo digestivo se encuentra el sistema nervioso entérico. Es el sistema nervioso que controla los movimientos digestivos y que es responsable de la sensibilidad de éste.

El sistema nervioso entérico forma parte del sistema nervioso autónomo. Está conectado con el sistema nervioso central a través del sistema simpático y el parasimpático, pero presenta una cierta autonomía.

De hecho, se dice que el tubo digestivo en general y el intestino en particular, son capaces de “recordar” y de “tomar decisiones” de manera independiente al cerebro.

A lo largo de todo el tubo digestivo se encuentran unos 100 millones de neuronas. Es una cifra pequeña comparada con los más de 80.000 millones que se encuentran en el encéfalo. Pero es, aproximadamente, la misma cantidad de neuronas que las que forman parte de la médula espinal. Estas neuronas fabrican diferentes neurotransmisores.  Entre ellos está la serotonina, estando hasta el 90% de la producción de serotonina asentada en el intestino.

En cuanto a la inmunología, tampoco se queda atrás. En el intestino se encuentran hasta el 70% de las células inmunológicas de todo el organismo.

Bacterias de la microbita intestinal: otra capa del intestino

El tubo digestivo, estructuralmente, se comporta como varios tubos concéntricos, metidos uno dentro de otro. De manera que, la capa más externa es la adventicia, por dentro de esta está la muscular, más hacia el interior la submucosa y la más interna de todas la mucosa.

Esta descripción, que desde luego es completa desde el punto de vista histológico, no lo es del todo desde el punto de vista funcional. Y es que, más hacia el interior de la capa mucosa, se puede hablar de otra capa, formada por las bacterias de la microbiota intestinal. Evidentemente esta no es una capa de tejido como tal pero sí podemos decir que es una gran población de bacterias que intervienen de manera directa en funciones digestivas, inmunológicas y neurológicas de la zona en la que asientan.

Función de barrera intestinal

Probióticos y piel: estrecha relación - HeelProbiotics - HeelEspaña
Beneficios de los probióticos para la piel – HeelProbiotics – HeelEspaña

Se ha acuñado el concepto de permeabilidad intestinal. Este término hacer referencia a aquellas situaciones en las que la función de barrera intestinal no se desarrolla con normalidad. Esto permite el paso de sustancias no apropiadas a través de la mucosa intestinal hacia el torrente sanguíneo.

La presencia en sangre de estas sustancias no apropiadas puede desencadenar una respuesta inmunológica de tipo inflamatorio. Y es la responsable de la aparición de determinadas patologías.

Por este motivo el equilibrio de la microbiota intestinal es un importante factor de mantenimiento de la función de barrera intestinal. Es por ello que cuando se produce un desequilibrio (disbiosis), las enfermedades inflamatorias, alérgicas o autoinmunes son más probables.

Disbiosis de la microbiota: ¿qué provoca?

Relación especial: probióticos y piel - HeelProbiotics - HeelEspaña
Microbiota de la piel – HeelProbiotics – HeelEspaña

Se ha constatado un desequilibrio de la microbiota intestinal en alteraciones metabólicas, patologías alérgicas, alteraciones del estado de ánimo o enfermedades inflamatorias intestinales entre otras. También se ha constatado esta disbiosis en diferentes patologías dermatológicas. Por tanto, podríamos decir que tiene sentido pensar que puede existir una relación entre probióticos y piel.

A partir de aquí, los investigadores han elaborado la siguiente hipótesis de trabajo. Se sabe que la disbiosis está presente en patologías como la dermatitis atópica, la psoriasis o el acné. Entonces, si administramos probióticos y se consigue un reequilibrio de las poblaciones bacterianas, ¿se podría conseguir una mejoría de los síntomas de estas patologías? ¿Se puede afirmar que existe una relación entre probióticos y piel?

Probióticos y piel: efectos positivos en ciertas patologías

Para poder contestar a esta cuestión, se hicieron estudios con diferentes bacterias en cada caso y distintos resultados. Pero, de manera general, se podría responder que sí a esta pregunta. Efectivamente. Se ha demostrado el efecto positivo de algunas bacterias en la reducción de los síntomas asociados a patologías dermatológicas. Entre las que destacamos la dermatitis atópica, la psoriasis o el acné. Por lo tanto, parece que sí que existe beneficio entre probióticos y piel.

DERMATITIS ATÓPICA

Seguramente, de las tres patologías mencionadas, la que más estudios aporta es la dermatitis atópica. Investigaciones recientes apuntan a una posible relación entre la disrupción de la barrera intestinal y el desarrollo de la DA. Esta relación estaría basada en el predominio inmunológico de tipo Th2 que se produce en situaciones de alteración de la barrera intestinal.

En este sentido, la microbiota intestinal juega un papel en el desarrollo de la DA a través de su acción sobre la tolerancia inmunológica.

Los análisis de la microbiota de pacientes con DA han mostrado un desequilibrio de algunas cepas productoras de ácidos grasos de cadena corta, como el butirato o el propionato. Estos cuentan con un efecto antiinflamatorio sobre la mucosa intestinal y un efecto protector de la integridad de la barrera. Partiendo de estos conocimientos, se han ensayado diferentes cepas probióticas para valorar el efecto de los probióticos sobre la DA.

 

Evidencia científica

Si se hace una búsqueda en Pubmed con los descriptores “Atopic Dermatitis” y “Probiotics”, podemos encontrar 422 artículos al respecto. Entre estos hay revisiones sistemáticas, metaanálisis, artículos de revisión y ensayos clínicos aleatorizados. Solamente entre 2018 y 2019, encontramos 61 publicaciones. Una de estas es la publicada en JAMA Dermatology en enero de 2018. Se trata de un ensayo clínico aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo, para evaluar la eficacia y seguridad del uso de una mezcla de tres cepas probióticas en la reducción de los síntomas y en el uso de corticoides tópicos en 50 pacientes de 4 a 17 años con dermatitis atópica moderada.

La duración de la intervención fue de 12 semanas. El grupo activo tomó durante el tiempo de estudio una cápsula que contenía una mezcla de tres cepas probióticas. Eran Bifidobacterium lactis CECT 8145, Bifidobacterium longum CECT 7347 y Lactobacillus casei 9104. El grupo control tomó durante el mismo tiempo un placebo. En ambos grupos, se permitió el uso de corticoides tópicos a demanda.

Se evaluaron la mejoría en los síntomas (a través del índice SCORAD) y la necesidad de uso de corticoides.
Las conclusiones del estudio fueron que la mezcla de Bifidobacterium lactis CECT 8145, Bifidobacterium longum CECT 7347 y Lactobacillus casei CECT 9104 demostró la reducción en la intensidad y duración de los brotes de dermatitis atópica. Además de la reducción del uso de corticoides tópicos y la reducción de la extensión e intensidad del eczema.

Por tanto si nos basamos en el resultado de este estudio en concreto podemos decir que, en el caso de la dermatitis atópica parece que existe una relación entre probióticos y piel.

PSORIASIS

Recientemente ha sido publicado un estudio en la revista Acta Dermato-Veneorológica. En él se valoraba la eficacia y seguridad de la administración oral de una mezcla de cepas probióticas en pacientes con psoriasis. Se trata de un ensayo controlado aleatorizado.

La psoriasis es una enfermedad frecuente de la piel - HeelespañaParticiparon 90 pacientes de 18 a 70 años con psoriasis de leve a moderada. Los participantes fueron divididos en dos grupo. Uno de ellos tomaba placebo y el otro una mezcla de tres cepas probióticas: Bifidobacterium longum CECT 7347, Bifidobacterium lactis CECT 8145 y Lactobacillus Rhamnosus CECT 8361.

Ambos grupos mantenían el tratamiento tópico habitual para la psoriasis. El estudio duró 12 semanas, tras las cuales se evaluaron los resultados según los cambios en el índice PASI.

Las conclusiones fueron que existe un efecto beneficioso de la toma de probióticos en la reducción de la severidad de la psoriasis. En concreto, cuando se administran como coadyuvante del tratamiento con corticosteroides tópicos.

ACNÉ

Estudios recientes han demostrado que los prebióticos y probióticos consumidos por vía oral pueden reducir los marcadores sistémicos de inflamación y estrés oxidativo.

El acné se produce la peroxidación lipídica, lo que aumenta el estrés oxidativo y liberación de citocinas proinflamatorias. Por ello, la capacidad de los probióticos para limitar el estrés oxidativo y la inflamación puede ser una vía terapéutica importante.

La administración de determinadas cepas de Bifidobacterium bifidum, Lactobacillus acidophlilus y Lactobacillus bulgaricus, ha demostrado la utilidad en la reducción de los fenómenos oxidativos e inflamatorios presentes en el acné.

Por tanto…

Estos estudios nos ayudan a comprender la relación entre el intestino y la piel. En concreto la relación entre probióticos y piel. Además de conocer la importancia de la microbiota intestinal en el desarrollo de la respuesta inmune y en los fenómenos inflamatorios y oxidativos.

El papel que juegan los probióticos para establecer un equilibrio en la microbiota intestinal, justifica su utilidad en el tratamiento de los síntomas de las patologías que cursen con disbiosis.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *