Descongestionante nasal en spray para pacientes alérgicos

Existe el descongestionante nasal en spray, que contiene principios activos que presentan un efecto barrera. Es decir, tapizan la mucosa nasal de manera que el contacto con los alérgenos e irritantes se minimiza. Con ello, se disminuye la rinorrea y la congestión nasal.

Cuál es el mejor descongestionante nasal

Rinitis alérgica

La rinitis alérgica se define como un trastorno de la mucosa nasal inducido por un proceso inflamatorio mediado por IgE ante la exposición a un alérgeno. Los alérgenos más habituales son el polen de diferentes especies vegetales y las esporas de los hongos. Los ácaros actúan como alérgenos, pero a diferencia de los otros antígenos mencionados, la rinitis que ocasionan no es estacional, sino perenne.

Es una afección muy prevalente, siendo frecuente en niños y adolescentes, aunque también puede estar presente en adultos. Entre los niños españoles de 6 y 7 años, la prevalencia fluctúa entre el 9 y el 22%, dependiendo de las áreas geográficas.

Los síntomas principales son la congestión nasal, la rinorrea, los estornudos y el picor en la nariz, pero también se acompaña de otros síntomas extranasales como lagrimeo, blefaritis, otalgia u odinofagia.

Además, un importante porcentaje de niños con rinitis alérgica presentan asma (aproximadamente el 30%). Parece que el manejo adecuado de la rinitis también es capaz de mejorar la sintomatología asmática.

Tratamiento de la rinitis alérgica

En el tratamiento de la rinitis alérgica, podemos distinguir entre el tratamiento tópico y el tratamiento sistémico. En el segundo caso, los antihistamínicos y los glucocorticoides son los grupos farmacológicos más utilizados.

También se emplea la inmunoterapia, pero esta suele empelarse en casos de alérgicos monosensibilizados y siempre que hayan fallado tanto las medidas preventivas como el tratamiento farmacológico habitual.

En esta ocasión, nos vamos a centrar en el tratamiento tópico de la rinitis alérgica.

Prevención síntomas alergia con descongestionante nasal

Medidas preventivas de la rinitis alérgica

Existen diferentes tipos de sprays, descongestionante nasal y lavados nasales que presentan eficacia para disminuir la rinorrea y la congestión nasal. Veremos a continuación cada uno de ellos y en qué situaciones pueden estar indicados, pero antes de entrar a describir los distintos tipos de sprays, hay que hacer una referencia a las medidas preventivas.

Al paciente alérgico se le recomienda, en primer lugar, intentar disminuir el contacto con los agentes externos que desencadenan la respuesta exagerada.

No únicamente con los alérgenos, sino también con olores fuertes, humo o cambios bruscos de temperatura, que pueden provocar estornudos e irritación. Por supuesto, la acción principal en este sentido es no permanecer en ambientes que puedan contener estos alérgenos o irritantes, pero a veces es difícil de cumplir.

¿Por qué? Porque tener a un niño alérgico toda la primavera sin contacto con la naturaleza es difícil e incluso diríamos que perjudicial. Tener a un adulto que trabaja en una oficina, con más compañeros, alejado por ejemplo del aire acondicionado, es complejo.

Tratamiento tópico: descongestionante nasal

Existen algunos sprays que contienen principios activos que presentan un efecto barrera. Es decir, el descongestionante nasal tapiza la mucosa nasal de manera que el contacto con los alérgenos e irritantes se minimiza. Hablaremos más adelante de alguno de estos principios activos y mencionaremos en este sentido al chitosán vegetal.

Los distintos sprays que están disponibles para el tratamiento de los síntomas de la rinitis alérgica son:

Mejorar la congestión con descongestionante nasal

1. Antihistamínicos

Los antihistamínicos son eficaces para el tratamiento de las respuestas alérgicas. Parece que son más eficaces por vía oral que por vía tópica, aunque algunos principios activos como la levocabastina intranasal han demostrado su eficacia versus placebo.

No está indicado en niños menores de 4 años.

2. Glucocorticoides

Son eficaces para combatir los síntomas propios de la rinitis alérgica como congestión nasal, estornudos, rinorrea o prurito nasal. Los más utilizados son beclometasona, budesonida, fluticasona o triamcinolona entre otros.

Está en estudio la posible alteración que estos fármacos pueden producir sobre el crecimiento de los niños al interferir en el eje hipotálamo-hipófisis-suprarrenal. No está claro cuál es su efecto a este nivel, pero la recomendación es utilizarlos a la mínima dosis eficaz.

3. Descongestivos orales (pseudoefedrina)

Producen un alivio rápido de la sensación de congestión por vasoconstricción local, pero pueden producir cefalea e insomnio y de manera bastante constante, efecto rebote. Este efecto rebote se debe probablemente a un mecanismo compensatorio a la vasoconstricción producida por el efecto agonista adrenérgico.

El efecto rebote hace que el paciente vuelva a utilizar el fármaco, lo que a la larga puede causar una rinitis medicamentosa crónica, por este motivo, no es recomendable su uso más allá de 4-5 días de aplicación. Los principios activos más utilizados son la oximetazolina, fenilefrina o xilometazolina entre otros.

4. Sueros fisiológicos y agua de mar

Son soluciones para el lavado de las fosas nasales. No actúan como descongestivos, pero ayudan a la eliminación del moco, lo que produce una sensación de bienestar en el paciente. Son el tratamiento inicial de elección en niños pequeños. No alteran la mucosa ni producen efectos adversos.

Cuáles son los beneficios del descongestionante nasal

5. Sustancias mucoadhesivas

Algunas moléculas de origen natural, como el chitosán vegetal, tienen la propiedad de adherirse a la mucosa nasal. Esto produce, por una parte, una fluidificación del moco, lo que favorece su eliminación. Por otra, un efecto barrera que disminuye el contacto del tejido con antígenos y agentes irritantes.

El chitosán vegetal es un polisacárido, de la familia de la celulosa, presente en la pared celular de algunos hongos y levaduras que es capaz de interactuar con la mucina, produciendo su fluidificación y por tanto la eliminación del moco. Esta interacción se produce muy rápidamente, de manera que, a los 30 segundos del contacto, ya se produce una disminución de la viscosidad.

El chitosán es hidrofílico, es decir, presenta una alta capacidad para retener agua y mucoadhesivo. Estas dos propiedades explican la capacidad de limpieza y expulsión del moco.

La administración de chitosán vegetal en forma de spray nasal hace que la acción sea exclusivamente local, mediante un efecto barrera. Esto hace que no presente efectos sistémicos ni altere la permeabilidad de la mucosa nasal.

Existen algunos sprays y algún descongestionante nasal que combinan chitosán vegetal con una solución de cloruro sódico al 9%. Consiguen mejorar el efecto lavado y dex-pantenol, que tiene un efecto protector de la mucosa nasal.

Referencias
https://www.elsevier.es/es-revista-medicina-familia-semergen-40-articulo-terapeutica-ap-tratamiento-rinitis-alergica-13109446
https://www.aepap.org/sites/default/files/rinitis.pdf

Deja un comentario

Desde Microbiota y Bienestar nos tomamos muy en serio tu salud. Por este motivo no podemos hacer diagnósticos online, si tienes síntomas te recomendamos que recurras a un especialista. Gracias por leernos y comentar.